4 de enero de 2008

Presidencia del Gobierno

Excma. Sra. Dña. Esther Herranz, Diputada del Parlamento Europeo, Sr. D. Carlos Cuevas, Secretario General del Partido Popular de La Rioja, Señoras y Señores, Queridos Amigos:

En primer lugar, deseo dar mi bienvenida a todos ustedes y expresarles mi más sincero agradecimiento por habernos querido acompañar en esta jornada que sirve, antes que nada, para felicitarnos por la proclamación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Para felicitarnos porque los riojanos somos una Comunidad con una fuerte vocación europeísta. Porque contemplamos los avances que se registran en el ámbito comunitario como una ampliación de nuestras posibilidades de seguir creciendo y progresando, en sintonía con las demás regiones europeas. Y para felicitarnos, muy especialmente, porque esta Carta representa una victoria de las tesis que desde La Rioja, y yo como Presidente, siempre hemos defendido y luchado por ellas.

Y es que hemos sido los primeros en proclamar que Europa, a semejanza de lo que ocurre en nuestra tierra, tenía que ser un espacio de vida, de ilusión y de optimismo pensado para las personas. Desde La Rioja, hemos querido situar a las personas, con sus derechos y libertades, en el centro de la acción política y lo hemos conseguido.

Esta Carta contempla por primera vez en un texto único, en un texto vinculante, el conjunto de derechos civiles, políticos, económicos y sociales de la Unión Europea. Esto nos permite decir que hemos pasado de la Europa de los consumidores a la Europa de los ciudadanos. Que hemos pasado de una Europa de los logros económicos a otra Europa que pretende serlo también de los logros sociales. Una Europa de valores que apuesta por conceptos tales como el de la dignidad, el de la libertad, el de la solidaridad, el de la igualdad, el de la ciudadanía y el de la justicia.

Decía Jacques Delors, en su etapa de Presidente de la Comisión Europea, que "nadie puede enamorarse del mercado único". Ahora, gracias a esta Carta de Derechos Fundamentales, yo creo que sí es posible enamorarse de Europa, ya que hemos conseguido que además de cabeza, de una cabeza que pensaba en términos básicamente económicos, Europa tenga también corazón.

Este es el mejor tributo que podíamos rendir a la UE ahora que acaba de cumplir su 50 aniversario. 50 años que han servido para fortalecer económicamente a Europa. Y 50 años por delante para fortalecerla también desde el punto de vista social y ciudadano.

La Rioja ha tenido un papel destacado en este logro. Como muy bien sabéis, desde el Comité de las Regiones, a cuyo Pleno pertenezco como miembro de pleno derecho, siempre hemos intentado que la UE dirigiera su mirada hacia los ciudadanos, hacia las personas individuales y colectivas, en especial a aquéllas más necesitadas.

En este sentido, me permito recordarles que en 2004 fui ponente del dictamen del Comité de las Regiones 'Igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad: un plan de acción europeo'. De igual forma, en 2006, participé en la aprobación de un dictamen sobre 'Protección de las minorías y lucha contra la discriminación'. Y, en este mismo sentido, les adelanto que en el próximo mes de junio los miembros del Comité de las Regiones se desplazarán a La Rioja para celebrar un seminario íntegramente dedicado a los jóvenes, a sus derechos en ámbitos tan fundamentales como son el de la vivienda, el del empleo y el de la formación.

La Rioja ha sido ejemplar, pues, en su aportación para que la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea se hiciera realidad. Y está siendo ejemplar ahora, y también pionera, en la aplicación efectiva de los derechos contemplados en esta Carta. Incluso en la aplicación de los más novedosos. Como son los derechos medioambientales, donde ya hemos creado una Comisión Delegada contra el Cambio Climático. O el derecho de los ciudadanos a integrarse en la Sociedad de la Información, donde La Rioja está dando pasos de gigante, lo que nos ha permitido situarnos a la cabeza de España y a la misma altura que las regiones europeas más desarrolladas.

Desde La Rioja siempre hemos creído en Europa, siempre hemos luchado por ella, convencidos de que de su progreso depende nuestro progreso; y de su desarrollo, nuestro desarrollo.Por ello, hemos realizado importantes esfuerzos para darla a conocer a los riojanos, con el convencimiento de que lo que no se conoce no se puede apreciar.

Ahora, para incrementar todavía más nuestra implicación con Europa, para que, en contra de lo que decía Delors, los riojanos se enamoren de Europa, vamos a esforzarnos por dar a conocer esta Carta de Derechos Fundamentales en nuestra tierra, pueblo a pueblo y persona a persona. Para que los riojanos perciban que Europa, además de cabeza, también tiene corazón. Para convencerles de que Europa, a partir de ahora, les ofrece muchas más oportunidades.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja