7 de julio de 2014

Sr. Consejero de Industria, Innovación y Empleo.

Sres. Directores de la Oficina de Asuntos Económicos de La Rioja.

Señoras y señores.

Quiero cerrar esta reunión plenaria agradeciendo la buena disposición, el acertado trabajo y el fuerte compromiso de las más de 60 instituciones públicas y privadas y agentes económicos y sociales que han aceptado formar parte de la Oficina de Asuntos Económicos de La Rioja.

Una Oficina que ha sido creada por el Gobierno de La Rioja para ofrecer una visión común de la situación actual, dar respuesta conjunta a los nuevos desafíos que se nos plantean y alumbrar un modelo económico que nos permita situarnos entre las 60 regiones más avanzadas de Europa.

Como saben, ha sido un empeño personal de este Presidente promover un modelo novedoso de participación y de diseño de nuestra política económica, que parta de las sinergias positivas que se generan de la colaboración y puesta en común de la situación.

No se trata de dejar que otros asuman responsabilidades, sino de dar voz a la sociedad, a la que ustedes representan, porque quien va a asumir la política económica va a ser el Gobierno de La Rioja. Por eso, es importante que ustedes se sientan implicados en la puesta en marcha de esta política económica, y partícipes y satisfechos de los avances que, con ella, vayamos consiguiendo tanto desde el punto de vista económico como social. Podrán hacer cualquier sugerencia y discrepar, porque lo que queremos es que los éxitos sean de todos.

"Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos es el progreso. Trabajar juntos es el éxito", dijo el gran empresario del automóvil Henry Ford.

Señoras y señores.

Deseo destacar que el informe final de la situación de La Rioja que acabamos de conocer, avala la vigencia de los objetivos planteados en la Estrategia 2020 y nos da la seguridad de que el rumbo trazado sigue contando con un alto consenso social.

Además, como acaban de exponer los señores Ayala y Castresana, la Oficina de Asuntos Económicos de La Rioja ha dejado marcadas sus prioridades en cuatro retos fundamentales:

El primero es mantener un aumento de la productividad similar al de las comunidades vecinas, incorporando actividades industriales y de servicios de alto valor añadido, para evolucionar nuestro modelo, a través de la modernización de todos los sectores y la integración de industrias intensivas en alta tecnología.

El segundo reto, en importancia y grado de consenso, es fomentar la adquisición de valores, actitudes, habilidades y formación apropiada para la actividad empresarial en los distintos niveles organizativos, con especial atención a la gestión directiva y el emprendimiento.

El tercero es afianzar las ganancias de productividad de todos los sectores en el periodo 2008-2012, utilizando tecnología y cualificación del personal cuando las empresas aumenten sus plantillas, para responder al previsible incremento de la demanda en la fase expansiva del ciclo económico.

Y, finalmente, el cuarto reto es obtener ventajas de las peculiaridades de nuestro modelo productivo: especialización en agricultura e industria, y posibilidad de potenciar los servicios avanzados. Algo prioritario para nuestros sectores de la agricultura, servicios y construcción.

Señoras y señores.

Esta Oficina ha permitido crear un proceso de revisión de nuestra trayectoria económica como región. Estamos buscando soluciones. Estamos encontrando puntos de coincidencia. Se trata, por tanto, de un sistema abierto y participativo de corrección y mejora de nuestra situación.

Creo que no me equivoco si digo que, en estos escasos meses, la Oficina de Asuntos Económicos ha conseguido desarrollar los planteamientos y situar los enfoques que La Rioja necesita. En concreto, nos ha permitido:

  • Analizar la situación en que nos ha sumido la crisis.
  • Detectar los elementos de mejora.
  • Y comprender que debemos avanzar y mejorar en la recuperación económica de manera conjunta y colaborativa, con implicación de toda la sociedad.

La Rioja necesita un ambicioso programa de dinamización de la economía y creación de empleo para los próximos años. La sociedad riojana debe asumir el protagonismo que le corresponde y avanzar juntos por el camino del consenso y la colaboración, bajo el liderazgo del Gobierno de La Rioja.

Estamos asistiendo al inicio de la recuperación económica, con una previsión de crecimiento del 1,5% este año y superior en 2015. Y también vemos el inicio de la recuperación de la actividad laboral: leve y lenta, pero constante.

Nuestro mercado laboral es la primera y principal preocupación de los riojanos, como todos los miembros de esta Oficina han coincidido en señalar.

El modelo económico está cambiando. Y esto trae como consecuencia un nuevo marco laboral y de relaciones entre empresas y trabajadores.

La preocupación apuntada por todos nos demuestra que el trabajo es principalmente un elemento social, que va más allá de una mera relación contractual.

La actividad económica permite retener en nuestra región capital humano y talento: imprescindibles para configurar La Rioja del futuro.

La nuestra es una de las regiones con menor temporalidad laboral, de lo que podemos sentirnos muy orgullosos. Pero, hay un nicho muy importante de desempleo al que debemos dedicar todos nuestros esfuerzos: el de los jóvenes menores de 25 años y el de los mayores de 45 parados de larga duración.

En los últimos años, La Rioja ha ganado en competitividad. Las empresas riojanas han ganado en competitividad porque han sabido ajustar sus estrategias. Pero, ahora es el momento de que ese margen ganado retorne en resultados.

Equilibrio en las plantillas, en los salarios y en los beneficios. Ésta debe ser la fórmula de salida para crecer

La Rioja necesita del concurso de todos para crecer. Para crear más empresas. Para reindustrializar nuestra actividad.

Señoras y señores.

En el reciente Debate de la Región anuncié una nueva etapa de la ADER, planteando programas que van a implicar una mayor proactividad.

En línea con lo que esta Oficina defiende y en sintonía con lo que la sociedad demanda para favorecer la recuperación económica y la creación de empleo, anuncié programas para los próximos años que buscan:

  • Aumentar en 75 el número de empresas de 50 o más trabajadores.
  • Aumentar en 200 el número de empresas que exporten de forma regular y por un valor superior a 50.000 euros.Aumentar en 100 el número de empresas que exporten fuera de Europa.
  • Aumentar en un 10% el valor medio de las exportaciones.
  • Y alcanzar el 2,35% de empresas en sectores de alta y media alta tecnología.

Un reciente estudio del Círculo de Empresarios concluye que una de las trabas para nuestro desarrollo es el escaso número medio de trabajadores por empresa, y la hipoteca que supone el tamaño para la competitividad empresarial.

Este informe coincide con las directrices de la Oficina de Asuntos Económicos de La Rioja, por lo que, en mi opinión, los retos que debemos afrontar unidos son:

  • Impulsar el tamaño empresarial.
  • Favorecer el uso de nuevas fuentes de financiación.
  • Promover la internacionalización.
  • Y fomentar la innovación.

El objetivo del Gobierno de La Rioja, con este trabajo, es trasladar a la sociedad la necesidad que tenemos de plantear políticas a largo plazo, que nos permitan consolidar nuestra recuperación, crear empleo y crecer, para entre todos conducir a la economía riojana hacia un futuro de mayor competitividad, sostenibilidad y calidad en el empleo.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja