21 de abril de 2005

Excma. Sra. Consejera de Turismo, Dña. Aránzazu Vallejo,

Ilmo. Sr. Alcalde de Logroño, D. Julio Revuelta,

Autoridades,

Señoras y Señores:

Riojaforum, convertido ya en uno de los más significativos emblemas de La Rioja, abre hoy sus puertas para acoger un evento que nos llena de satisfacción por lo que supone de proyección exterior de nuestra tierra y de impulso a nuestro turismo, y, por tanto, de impulso también a nuestra economía.

Inauguramos el I Salón Internacional de Turismo del Vino (Destino Vino), un motivo de orgullo para todos los riojanos por la oportunidad que nos ofrece de seguir ocupando un lugar medular, e influyente, en el universo del vino.

Deseo que mis primeras palabras sean de agradecimiento a todas las personas, instituciones, entidades y empresas que, con su presencia y participación, van a contribuir a que Destino Vino se convierta en lo que aspira ser: una referencia nacional e internacional del enoturismo; y a que La Rioja sea el lugar por excelencia para disfrutar del turismo vinculado al vino.

Mi más calurosa bienvenida también a los que han llegado de fuera, a los que deseo que su estancia entre nosotros, entre los riojanos, sea enriquecedora y gratificante.

Estamos en la tierra del vino. Del vino por excelencia. Estamos en la tierra del Rioja, uno de los vinos más conocidos del mundo, y también más apreciados. Poseemos una de las Denominaciones de Origen con más solera y más exigentes del mundo, y hemos servido y seguimos sirviendo de ejemplo para el resto de zonas productoras de vinos de calidad, que aprecian en nosotros un modelo de prestigio.

La Rioja es una voz autorizada. Si se quiere hablar del vino y de su futuro, hay que hacerlo en La Rioja. Inevitablemente. Así lo entienden los más prestigiosos expertos, que acuden con un entusiasmo renovado a las dos citas principales que sobre esta materia celebramos en esta tierra: el Foro Mundial del Vino, cuya cuarta edición tuvo lugar en mayo del año pasado; y Salical, que se desarrolló en marzo.

Gracias a ambas iniciativas, La Rioja es una referencia de primer orden como plataforma internacional para abordar estrategias comerciales de éxito en un mercado cada vez más selectivo y competitivo y también para incidir en los conceptos de calidad y salud que deben acompañar al vino.

Es aquí, por tanto, en La Rioja, donde año a año, día a día, se escribe el futuro del vino. Su futuro como uno de nuestros principales sectores económicos; y también como alimento de calidad, placentero, seguro y saludable.

Pero hoy damos un paso más. Dirigimos nuestra atención hacia el enoturismo, un campo con grandes posibilidades del que todavía tenemos que descubrir todas sus potencialidades y aprovecharlas, porque si existe un lugar para disfrutar del turismo del vino ése es, sin ninguna duda, La Rioja.

Y es que hacer turismo en La Rioja, aún sin pretenderlo, es ya hacer enoturismo. La cultura del vino es fuente de la cultura riojana. La una y la otra se entrelazan tan estrechamente que se confunden. La cultura del vino está muy presente en nuestras manifestaciones culturales y etnográficas, en los paisajes riojanos y también en nuestras bodegas, con edificios centenarios y otros nuevos que llevan el sello de los más prestigiosos creadores.

Empaparse de La Rioja es empaparse de una cultura milenaria que se ha forjado en torno al vino y que es fuente de placer y de conocimiento al mismo tiempo.

Esta Feria que ahora inauguramos es un buen reflejo de todo ello y servirá para que en el exterior de nuestras fronteras se tenga constancia de que Rioja y enoturismo son sinónimos.

Pero con ser cierto esto, no lo es menos que los riojanos tenemos que ser capaces de articular una oferta específica para esta modalidad concreta de turismo, una modalidad por la que cada vez se decantan más personas, deseosas de convertir sus momentos de ocio en momentos que combinen el disfrute y el aprendizaje en una tierra con una historia vitivinícola tan rica como la nuestra.

Por ello, esta Feria que hoy abre sus puertas nos debe servir para despertar conciencias entre los riojanos, para convencernos de las potencialidades que poseemos y para calibrar el campo de actuación que se abre ante nosotros, un campo sin duda interesante y apetecible como fuente de ingresos y de progreso para nuestros municipios con un futuro prometedor.

La Rioja es el lugar ideal para practicar el enoturismo porque La Rioja es la tierra del vino. Todos lo sabemos y nuestra obligación es divulgarlo en el exterior. Una obligación a la que se añade otra: la de agrupar nuestros esfuerzos, los del sector público y privado, para crear las infraestructuras necesarias, para diseñar itinerarios y para dar forma a nuestra oferta enoturística.

Esta Feria es un buen marco para reflexionar sobre ello.

La Rioja es una de las regiones líderes en el mundo del vino. Como les he indicado antes, somos una voz autorizada. Es aquí, en esta tierra, donde se planifica el futuro del vino con iniciativas como el Foro Mundial del Vino o Salical.

A partir de ahora, La Rioja también será referente nacional e internacional del enoturismo, con lo que abarcaremos todos los aspectos que rodean al universo del vino.

Y ello gracias a esta Feria que comienza con buen pie, como lo indica la nómica de participantes, la calidad de los expertos que van a intervenir en ella y la procedencia de los expositores.

En el momento de inaugurarla, deseo expresar a todos ustedes mi agradecimiento y bienvenida, y felicitar a Sodetur por la extraordinaria organización de este evento, del que vamos a disfrutar con los cinco sentidos. Estoy seguro de ello.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - Presidente de la Comunidad de La Rioja