1 de diciembre de 2005

Excelentísimo y Magnífico Sr. Rector de la Universidad de La Rioja, D. José María Martínez de Pisón,

Excmo. Sr. Consejero de Educación, D. Luis Alegre,

Vicerrectora de Estudiantes, Dña. María José Clavo,

Presidenta del Consejo de Estudiantes de la Universidad de La Rioja, Dña. María Eugenia Ortega,

Representantes estudiantiles de las Universidades españolas:

La Rioja se honra de daros la bienvenida a los participantes en este II Encuentro Estatal de Representantes de Estudiantes Universitarios; y también se honra de acogeros en esta Universidad que es una de las principales referencias del progreso y del desarrollo de nuestra tierra, y por tanto uno de nuestros mayores orgullos.

Es mi deseo que, durante estos tres días de estancia entre nosotros, las personas que habéis llegado de otras Universidades, de otras Comunidades Autónomas, disfrutéis de nuestra compañía y paladeéis todos y cada uno de los atractivos que atesoramos, entre los que sobresalen por encima de cualquier otro nuestra hospitalidad y el carácter abierto y conversador de los riojanos. Vais a tener ocasión de comprobarlo.

Con vuestra presencia, y con el motivo que aquí os trae, brindáis un protagonismo a la Universidad de La Rioja que deseo agradeceros muy sinceramente. Un protagonismo en el diseño del futuro universitario y en la configuración del papel que la Universidad ha de jugar como dinamizadora social, cultural y económica en un mundo cada vez más cambiante e interrelacionado y, en consecuencia, cada vez también más competitivo y más necesitado por tanto de las aportaciones de la investigación universitaria.

Habéis acudido a La Rioja con el loable propósito de aprobar los estatutos de la Asociación Estatal de Representantes de Estudiantes Universitarios, un propósito que espero, al igual que el Rector, se vea satisfactoriamente cumplido al cabo de este encuentro, lo que señalaría a La Rioja, que es cuna del español, como cuna también de esta asociación.

Ayuntamiento de maestros y alumnos. Así definía Alfonso X El Sabio a la Universidad. Transcurridos varios siglos, esta definición sigue siendo válida, pues sobre este binomio indisoluble se sigue sustentando el alma de la institución universitaria, concebida no sólo como ese espacio donde el saber se conserva y se transmite, sino también donde el saber se genera y se pone al servicio del progreso de los pueblos.

Por ello, por vuestra relevancia, por ese justo protagonismo que tenéis reservado, es necesario que vuestra voz sea tenida en cuenta, que seáis escuchados para que la Universidad, en su permanente proceso de construcción, cuente con vuestras aportaciones y sugerencias a fin de que el resultado final responda a vuestras aspiraciones de formación y a vuestro deseo de servir a la sociedad, devolviéndole de esta forma una parte de lo que ésta os ofrece.

Esta necesidad, la necesidad de que los estudiantes tengáis voz y voto, cobra una especial dimensión ahora, cuando nos hallamos en una dinámica de cambios de una envergadura espectacular, con el objetivo de Convergencia de la Enseñanza Superior en Europa como principal exponente.

En La Rioja, en nuestra Universidad, siempre hemos contado con nuestros estudiantes. El Rector os ha hablado de lo que es su presencia diaria en el devenir universitario. A mí sólo me resta, en este aspecto, señalar la sensibilidad con que el Gobierno de La Rioja trató a los estudiantes a la hora de elaborar los Estatutos de la Universidad de La Rioja, donde se contemplan, entre otros, los siguientes derechos:

-A ser informados de las cuestiones que afecten a la comunidad universitaria.

-A participar en el gobierno de la Universidad.

-Y a participar en la evaluación de la docencia y en el control del rendimiento del profesorado.

Del mismo modo, al Consejo de Estudiantes, representado hoy aquí por su Presidenta, se le atribuían, entre otras, las siguientes funciones:

-Velar por la adecuada actuación de los órganos de gobierno en lo que se refiere a derechos y deberes de los estudiantes.

-Coordinar, a través de los delegados de curso o grupo, la defensa de los intereses de los estudiantes.

-Informar sobre las actividades académicas de carácter general y sobre cuantos asuntos puedan afectarles, elaborando y elevando propuestas al Consejo de Gobierno y al Claustro.

-Servir de cauce para el debate y reivindicación de las aspiraciones, inquietudes, peticiones y propuestas de los estudiantes.

-Y participar en la aprobación de los planes de estudios de las titulaciones de la Universidad de La Rioja.

No me cabe la menor duda de que nuestra Universidad, la Universidad de La Rioja, es resultado, en gran medida, de las aportaciones de nuestros estudiantes, así como el prestigio del que goza a pesar de su corta vida.

Sería mi deseo que el futuro de la Universidad española fuera escrito en gran medida por vosotros, por los estudiantes españoles, por lo que os animo a que a lo largo de estos días halléis el espacio de encuentro necesario para que la Asociación que estáis diseñando se convierta en una realidad y comience a cumplir con sus ambiciosas funciones.

Me agrada saber que todos vosotros acudís a esta reunión con un espíritu constructivo. Que todos vosotros, en los estatutos de esta Asociación, queréis dejar huella de lo que son vuestras características intrínsecas. Esas características que hablan de vuestra ilusión por crecer personalmente y mejorar el mundo que os espera. Que hablan de vuestro afán por saber. Y que hablan también de vuestro compromiso social, de vuestro deseo de servir a la sociedad que tiene depositadas en vosotros gran parte de sus esperanzas. Aspiráis, en definitiva, a que la Universidad se abra a las demandas de los estudiantes, pero también que se abra a la sociedad. Aspiráis a que la Universidad siga siendo un instrumento de progreso y de desarrollo; a que la Universidad siga respondiendo a su afán de universalidad.

Por ello, en el momento de inaugurar este Encuentro, sólo me resta reiteraros mi deseo de que el ambicioso objetivo que os congrega en La Rioja llegue a buen puerto, por el bien de nuestra Universidad y por el futuro de nuestro país.

Muchas gracias.

Pedro Sanz - Presidente de la Comunidad de La Rioja