2 de febrero de 2006

Logroño, 2 de febrero de 2006

Excmo. Sr. Consejero de Hacienda y Empleo, D. Juan José Muñoz,

Ilma. Sra. Directora General de Empleo, Dña. Concepción Arruga,

Sr. Presidente del Club de Excelencia en Sostenibilidad, D. Eduardo Montes,

Señoras y Señores:

Deseo, en el momento de clausurar esta Jornada, felicitar a los organizadores y expresar mi agradecimiento a los expertos que han tomado parte en la misma.

Agradecimiento porque sus aportaciones serán de gran utilidad para que La Rioja dé un paso más en el camino hacia la excelencia empresarial, un reto en el que venimos trabajando desde hace tiempo y con unos resultados francamente satisfactorios, con un impulso decidido a la integración de la responsabilidad social nuestras empresas. Entendiendo la responsabilidad social como un compromiso de nuestras empresas con el desarrollo y el bienestar de la tierra donde están implantadas, aportando soluciones a los problemas que interesan a los ciudadanos, como el de conservar y mejorar el medio ambiente y el de optimizar sus relaciones con sus propios recursos humanos.

Como todos ustedes conocen, La Rioja es la Comunidad con menor tasa de paro de España y la que cuenta con mayor porcentaje de trabajadores indefinidos.

Estos datos son suficientemente elocuentes para constatar que nuestras empresas, las empresas riojanas, están cumpliendo con el que debe ser uno de sus principales cometidos: el de generar empleo estable y de calidad, contribuyendo así a construir una sociedad más desarrollada y con unos altos niveles de bienestar.

Mencionar los esfuerzos por integrar la I+D+I en sus procesos productivos, hablar de su apuesta por la internacionalización, es señalar algunos de los factores que explican la excelente salud de nuestro tejido empresarial.

Un tejido empresarial que me atrevería a calificar de modélico por su papel dinamizador, tanto en el plano social como económico, de la sociedad a la que pertenece. Y es que nuestras empresas no sólo se preocupan de obtener un beneficio económico (que es su razón primera, lógicamente), sino que, desde la ética y la responsabilidad, han asumido como propios los valores imperantes en la sociedad, consolidándolos e incorporándolos a sus estrategia como un sello distintivo y como un diferencial de competitividad.

Entre ellos, me gustaría señalar el del respeto por el medio ambiente, donde nuestras empresas están siendo francamente ejemplares, como lo indica el hecho de que La Rioja es líder en la implantación de sistemas de gestión medioambiental.

En este mismo sentido, quisiera también referirme al convenio que, el 6 de julio de 2004, firmaba la Consejería de Medio Ambiente con el Club de Excelencia en Sostenibilidad, cuyo Presidente hoy nos acompaña, para la difusión de concepto de la sostenibilidad en el ámbito empresarial.

Aspiramos a que nuestras empresas sean económicamente rentables, medioambientalmente sostenibles y socialmente responsables. Aspiramos a que nuestras empresas conviertan la responsabilidad social en una de sus señas de identidad, en un argumento de competitividad y de fidelización de mercados y de clientes. Aspiramos a alcanzar la excelencia empresarial como garantía de un desarrollo sostenible y sustentable de La Rioja.

Y en ese empeño el Gobierno riojano está desplegando todos sus esfuerzos y desde todas las instancias posibles: desde la Consejería de Medio Ambiente, como les acabo de señalar, pero también a través de la ADER, pues somos muy conscientes de que, una vez alcanzada la situación de pleno empleo, es necesario avanzar hacia un sistema de la excelencia en las relaciones laborales. Y ello con el convencimiento de que el valor de las empresas es el valor de las personas las integran, es el valor de sus trabajadores.

Bajo esta premisa, múltiples son las acciones que se han desarrollado desde el Gobierno de La Rioja. Algunas han sido reseñadas por el Consejero de Hacienda y Empleo. No me voy a detener a enumerarlas, pero sí que me gustaría poner de relieve que, en los últimos años, desde la Administración regional, se han llevado a cabo planes de acción positiva, de fomento del empleo estable, de fomento del derecho a la excedencia, del fomento de la economía social o programas de ayuda al autoempleo, entre otros. Todo ello ha consolidado la posición de referencia de La Rioja en España en materia de empleo, con la más baja tasa de paro y la más alta de contrataciones estables.

Queremos seguir siendo competitivos. Queremos seguir generando riqueza y empleo. Y el camino no es otro que el que ya he señalado anteriormente: que nuestras empresas sean económicamente rentables, medioambientalmente sostenibles y socialmente responsables. Que nuestras empresas atiendan no sólo a las expectativas de sus clientes, sino también a las de sus trabajadores y a las de la sociedad en general, apostando por valores como el del respeto por el medio ambiente. Queremos que nuestras empresas vean crecer sus beneficios, pero también que contribuyan a mejorar La Rioja.

A ese objetivo responde la Jornada que ahora clausuramos. Por ello, deseo agradecer a las entidades que han colaborado con nosotros en la organización de esta Jornada, que comparten nuestros mismos objetivos, y también a los expertos que han participado en la misma, ya que entre todos alcanzaremos el reto que perseguimos.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - Presidente de la Comunidad de La Rioja