21 de marzo de 2006

En primer lugar, deseo agradecer vuestra numerosa presencia en este acto de presentación de Rendinter, lo que pone de manifiesto el interés que esta herramienta de abordaje de mercados internacionales despierta entre todos los empresarios riojanos.

Al alcanzar su tercera edición, podemos afirmar sin ningún género de dudas que Redinter, como instrumento de exportación, ya está consolidado, que los empresarios ya os habéis familiarizado con él, y, lo que es más importante, que confiáis en su efectividad para alcanzar los logros que os proponéis, que no son otros que los de abrir nuevos mercados, en unos casos, o consolidar las ventas en el exterior, en otros.

Decir que ya son 27 las empresas riojanas que han firmado contratos (46, en concreto, entre todas ellas) con esta red de Técnicos de Negocio Internacional es constatar esa confianza de la que hablaba.

Señalar que el grado de satisfacción de los usuarios es muy alto nos llena de satisfacción.

Y comprobar que gracias a esta red de asesorías han sido muchas las empresas que han conseguido nuevos clientes en el exterior nos invita a reafirmarnos en la idea de que Redinter representa un elemento clave para alcanzar nuestro objetivo de incrementar nuestras ventas en los mercados extranjeros.

Gracias a Redinter, y a otras iniciativas puestas en marcha con la misma pretensión, los riojanos hemos convertido la exportación en una de las señas de identidad de nuestro modelo económico y en una garantía de su pervivencia en el tiempo.

Los datos avalan esta afirmación: contrariamente a lo que es la tónica dominante en el conjunto de España, La Rioja ha visto incrementar las exportaciones durante 2005, hasta alcanzar la cifra de 966,56 millones de euros, la más alta de la historia, lo que representa un incremento del 2,96% con respecto al año anterior.

Mientras la balanza comercial española es muy deficitaria, La Rioja puede presumir de poseer una tasa de cobertura del 129,10%, lo que indica que vendemos al exterior mucho más de lo que compramos.

Incluso los datos han sido positivos en sectores tan sensibles como el del calzado, sometido como ningún otro a una competencia feroz, donde La Rioja fue durante 2005 la única Comunidad Autónoma española que vio crecer sus exportaciones.

Hemos demostrado que los riojanos ya no sólo vendemos vino, sino cualquier producto que nos propongamos, porque, al igual que al vino, incorporamos a nuestras producciones esa calidad, esa diferenciación, ese diseño y ese valor añadido que los hace inconfundibles y apreciados por los consumidores de cualquier punto del mundo. De tal forma que ya son más de 500 las empresas riojanas que exportan y cerca de 150 los países a los que dirigimos nuestros productos.

Pero nuestra pretensión es seguir avanzando. Continuar en esta línea que está sirviendo de revulsivo para nuestra economía y de elemento vigorizador de nuestro tejido empresarial. No podemos conformarnos con el mercado nacional. Se nos ha quedado pequeño. Debemos dirigir nuestra mirada hacia el exterior, abordar nuevos mercados sin ningún tipo de temor y con la confianza que nos ofrece la calidad de nuestros productos.

Para ello, os invito a que hagáis uso de los servicios de Redinter, con la confianza de que vais a quedar satisfechos.

Y es que Redinter responde plenamente a lo que son vuestras necesidades y vuestras expectativas. Os asesora y os acompaña en todo momento. En primer lugar, informándoos de los mercados más apropiados para introducir vuestros productos. Y, en segundo, desplegando una intensa actividad para establecer contactos con distribuidores y clientes, al tiempo que apadrina vuestra participación en eventos feriales.

Se puede decir que Redinter se convierte en un departamento de exportación en destino para cada uno de vosotros en todos y cada uno de los países que abarca su radio de acción: Alemania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarca, República Checa, Eslovaquia, Francia, Polonia, Estados Unidos, Canadá, México, China y Japón.

Son miles de clientes potenciales: alrededor de 2.000 millones de personas.

No tengo ninguna duda de que quien se cierra al exterior está no sólo recortando sustancialmente sus posibilidades de crecimiento, sino que está renunciando al futuro.

Por ello os animo a que durante a lo largo de este encuentro os pongáis en contacto con los Técnicos de Negocio Internacional de Redinter que han venido personalmente a La Rioja para facilitaros la información y el asesoramiento que demandéis, para orientaros y para ofreceros su mano en el necesario camino de la internacionalización de las empresas riojanas.

Muchas gracias.