12 de marzo de 2015

Secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos.Jefe de la Unidad G2 de España de la Dirección General de Crecimiento Inteligente y Sostenible y Sur de Europa.Director General de Fondos Europeos.Consejera de Administración Pública y Hacienda.Señoras y señores.

Es un orgullo para mí participar en este acto de Lanzamiento del Programa Operativo FEDER de La Rioja para el próximo periodo 2014-2020, en el que La Rioja recibirá 73,2 millones de euros de los fondos provenientes de la Unión Europa. Una cifra superior en un 30,71% al periodo anterior, por la buena negociación del Gobierno de España y la eficaz gestión del Gobierno de La Rioja en los programas precedentes.

Permítanme destacar que el de La Rioja ha sido el primer Programa Operativo regional de España aprobado por la Comisión Europea, lo que supone un reconocimiento a la gestión del Gobierno de La Rioja y un espaldarazo a nuestra labor. Es también un acicate para redoblar nuestros esfuerzos, porque sabemos que se puede hacer más y, de hecho, ya hemos empezado a hacerlo.

Por fortuna, en La Rioja hemos consolidado un modelo socioeconómico equilibrado. Contamos con una agricultura de alto valor añadido, con un peso importante en la economía regional del 5,8% del PIB. Además, nuestro desarrollo se sostiene, en buena medida, sobre la base de un sector industrial de pequeña y mediana dimensión, muy ligado al territorio. Tanto es así, que el peso de la industria es casi 13 puntos superior al conjunto de España.

Todos (Gobierno regional, agentes económicos y sociales, administraciones locales y la sociedad en su conjunto) hemos hecho un gran esfuerzo, cada uno desde su responsabilidad, por consolidar una Comunidad que ha cerrado el año con algunos de los mejores indicadores socioeconómicos de España y que demuestran que la economía riojana sigue cogiendo velocidad y consolida el cambio de ciclo.

Les daré algunos datos:

La Rioja tiene el sexto mejor PIB por habitante, y es la comunidad que más crecerá en 2016 (un 3,2%, según las previsiones del BBVA) y la segunda en 2015, con un 2,9%.

La producción industrial riojana ha aumentado un 5,5%, en 2014 frente al 1,4% de la media nacional, mientras que el índice de cifra de negocios en nuestra industria creció un 3,9%, frente al 0,9% del conjunto de España.

El comercio exterior en La Rioja arroja excelentes resultados y presenta la tercera tasa de cobertura más alta a nivel nacional (143%), siendo la media 90,7%.

En relación al turismo, el número de pernoctaciones muestra en enero de 2015 un crecimiento del 15,6%, por encima del 4,1% del conjunto nacional.

Respecto al mercado laboral, según la EPA, La Rioja es la tercera comunidad con menor tasa de paro (un 17,17% frente al 23,7% de la media nacional) y donde más ha bajado el desempleo.

Todo ello, cumpliendo los objetivos de estabilidad presupuestaria y el periodo medio de pago, y bajando los impuestos y manteniendo las deducciones fiscales, cuyo ahorro será de 95 millones de euros este año.

Señoras y señores, actualmente, la política del Gobierno de La Rioja está centrada en dos grandes objetivos que respetan el marco de consolidación fiscal establecido:

el mantenimiento de los servicios públicos básicos: la sanidad, la educación y los servicios sociales, en los que cada día se alcanzan mayores cuotas de eficiencia, y el impulso de la actividad económica y la creación de empleo.

El Gobierno de La Rioja es consciente de que no está solo en esta tarea: la reactivación económica es una labor conjunta en la que contamos con la colaboración del Gobierno de España y de la Unión Europea.

Los fondos europeos han supuesto un revulsivo para el desarrollo de La Rioja, en el que se han marcado tres etapas bien diferentes. En el periodo 2000-2006, el objetivo fue la construcción de infraestructuras. En el periodo 2007-2013, se puso el acento en el área de I+D+i. Y en el nuevo programa 2014-2020, las políticas estarán orientadas a proyectos que generen cierto impacto y supongan un salto cualitativo.

Hasta ahora, el proyecto más importante cofinanciado con fondos europeos ha sido el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR), con 17,5 millones de euros. Pero, además, se están llevado a cabo otros, como el equipamiento del Instituto de las Ciencias, la Vid y el Vino, los relativos a I+D+i, y los de prevención de incendios forestales y de mejora de las infraestructuras para el uso recreativo respetuoso con el medio en espacios naturales protegidos, incluidos en la Red Natura 2000.

A estas inversiones hay que sumar proyectos que destacan por su gran calado social, como la implantación del sistema de gestión de la cita previa multicanal o de la historia clínica electrónica por parte del Sistema Riojano de Salud.

En resumen, y hasta la fecha, el Gobierno de La Rioja ha impulsado con estos fondos europeos un total de 234 proyectos de I+D+i; 1.461 proyectos que han favorecido la internacionalización de las empresas riojanas, y 261 proyectos de empresas que han fomentado el establecimiento y desarrollo de medidas de protección del diseño en pymes.

Gracias a todo lo realizado, La Rioja se enfrenta con ilusión a un nuevo periodo de programación de fondos europeos de enorme trascendencia. El próximo sexenio 2014-2020 ofrece grandes oportunidades para el crecimiento y el empleo de La Rioja, en el que, como les he dicho, recibiremos un 30,71% más de ayudas. En total, 73,2 millones de euros.

El Programa Operativo FEDER La Rioja 2014-2020 ha recibido importantes aportaciones desde distintos ámbitos y tiene cuatro grandes prioridades:

potenciar la investigación, el desarrollo y la innovación y fomentar la cooperación;mejorar el acceso a las tecnologías digitales, especialmente en los ámbitos de la educación y la salud, y completar el desarrollo de la administración electrónica; favorecer la competitividad del sector empresarial riojano, especialmente de las pymes; y facilitar la transición energética con la reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero, el aumento de la eficiencia energética y la protección del medioambiente y sus recursos.

En líneas generales, el diseño del Programa responde a una concentración de líneas de actuación en I+D+i, TICs, pymes y economía baja en carbono. Estas cuatro líneas alcanzan el 92% de los recursos, mientras que la concentración mínima exigida era de un 80% en los cuatro ejes.

Sin embargo, hemos querido ser consecuentes con el diagnóstico de la Estrategia de Especialización Inteligente y apostar decididamente por las líneas de actuación que ésta fija: consolidar la I+D+i en La Rioja y fomentar la cooperación entre las pymes.

Por las características de nuestra región, también hemos querido dedicar una aportación financiera a medio ambiente, con dos líneas de actuación muy claras: completar las vías verdes que actúan como recurso de dinamización turística, y actuar en La Fombera como apoyo a líneas de investigación de flora y fauna.

Así, los retos concretos que nos hemos marcado en esta nueva etapa son:

Fortalecer las instituciones de I+D+i y creación y consolidación de las infraestructuras científicas y tecnológicas. El reto para 2023 es que el gasto en I+D+i de la Administraciones Públicas alcance los 21,7 millones.

Impulsar y promocionar actividades de investigación e innovación, y apoyar la creación y consolidación de empresas innovadoras. El objetivo es que el 26% de las empresas de más de 10 empleados realicen innovación tecnológica y ampliar el retorno de fondos del Programa Horizon 2020 de los 4,8 millones actuales a los 6,2.

Transferir y difundir la tecnología y cooperación entre empresas y universidades y centros de investigación. Se busca conseguir que el 100% de las empresas formen parte de un cluster; aumentar el gasto en biotecnología hasta los 8,8 millones y que el gasto en I+D+i de las empresas agroalimentarias represente el 16,7% del total.

Promover el crecimiento y la consolidación de las pymes, mejorando su financiación, tecnología y acceso a los servicios avanzados. El reto es alcanzar las 1.600 empresas exportadoras y que el 23% realice innovaciones no tecnológicas, frente al 19,85% actual.

Avanzar en la evaluación y mejora de la eficiencia energética de las empresas, sobre todo de las pymes. El objetivo es reducir la emisión de gases invernadero de 76,1 a 70,13 Ktn de CO2, así como el consumo de energía eléctrica de 251,53 a 231,8 megavatios-hora/miles de euros de CO2.

Aumentar el uso de las energías renovables, de forma que acaben representando el 20% del consumo energética final. Y proteger, desarrollar y promocionar las áreas naturales, sobre todo de aquellas con interés turístico, así como aumentar la población conectada por la red regional de senderos y vías verdes hasta los 170.000 habitantes.

Señoras y señores, para finalizar, me gustaría detenerme en la ‘Iniciativa Pyme’, un instrumento pionero puesto en marcha por el Gobierno de España e impulsado por el FEDER en su Programa Operativo 2014-2020, con la participación del Banco Europeo de Inversiones, la Comisión Europea, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y las comunidades.

La Rioja va a participar en esta iniciativa y dispondrá de más de 6 millones de euros para facilitar créditos a las empresas que, aún siendo viables, sobrepasen los niveles de riesgo establecidos por la banca. Porque éste es el problema al que ahora se enfrentan. Han pasado de sufrir problemas de liquidez en el mercado de financiación de las pymes, a centrarlo en un problema de riesgo.

La previsión es que los 6 millones iniciales se conviertan en una cantidad que oscilará entre los 25 y 31 millones de euros, gracias al efecto multiplicador de la inversión privada prevista en préstamos a las pymes, que ayudará a dinamizar la economía regional. El objetivo de esta medida es mejorar el acceso a la financiación de las empresas pequeñas europeas con proyectos viables, pero con problemas de solvencia.

En La Rioja, cerca de 250 pymes riojanas se podrán beneficiar de esta iniciativa, que pone de manifiesto la implicación del Gobierno de La Rioja por beneficiar a las pequeñas y medianas empresas, teniendo en cuenta que las empresas con menos de 10 empleados suponen el 95,1% del total del tejido empresarial riojano.

Señoras y señores, La Rioja tiene motivos suficientes para mirar al futuro con optimismo. Nuestro objetivo es situarnos entre las 60 regiones más avanzadas de Europa. Y hoy deseo que salgan de aquí con esa sensación. Con la idea de que se nos avecina un tiempo nuevo. Un tiempo de crecimiento, de cambio… en el que Europa va a seguir muy presente en nuestras vidas.

Creo que la mejor manera de alcanzar este objetivo es consolidar las fortalezas de La Rioja como una región dinámica, eficaz, abierta y transparente, con unos servicios públicos de calidad, bien dimensionados, con una gestión profesionalizada.

Y para ello, en el Gobierno de La Rioja nunca olvidamos que somos parte del futuro de Europa, y que nuestro progreso y desarrollo depende en gran parte de él. En esta tarea, me gustaría agradecer sinceramente:

a la Comisión Europea y la Autoridad de Gestión su confianza, su apoyo para la buena marcha en la gestión de los fondos europeos y la celeridad en la aprobación de nuestro Programa;

a la Dirección General de Fondos del Ministerio de Hacienda el gran trabajo y esfuerzo realizado, tanto para la programación y aprobación del Acuerdo de Asociación de España como en los Programas Operativos Regionales puestos en marcha;

y a todos ustedes por el trabajo conjunto desarrollado en el diseño de este programa, y para el que les pido implicación y entusiasmo para conseguir los mayores logros y resultados en esta nueva etapa, que representa ilusión, optimismo, ganas de emprender, de crecer… de continuar trabajando por esta tierra.

Es un trabajo de todos, una labor conjunta en la que yo personalmente voy a poner todo mi empeño.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja