28 de septiembre de 2017
Presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros

Es un honor para mí y para la Comunidad Autónoma de La Rioja asumir la presidencia de la Comisión de Política Social, Educación, Empleo, Investigación y Cultura (SEDEC) del Comité de las Regiones de la Unión Europea. Es un privilegio, pero también una gran responsabilidad, porque el buen trabajo realizado durante los dos últimos años y medio, bajo la presidencia de Yoomi Renström, ha dejado el listón muy alto.

Muchos son los desafíos que esta comisión, al igual que el Comité de las Regiones y la Unión Europea en general, tiene por delante. Iniciamos una etapa que va a estar marcado por el debate sobre una Europa más humana, en la que los ciudadanos sientan que su voz es tenida en cuenta. Necesitamos eliminar la imagen de una Europa burocrática con poca conexión con la realidad de sus ciudades y regiones. Debemos mejorar el funcionamiento de la Unión Europea y para ello tenemos que dotarnos de instrumentos adecuados. Necesitamos que el futuro presupuesto post 2020, en el que habrá que tener muy en cuenta el resultado de las negociaciones del Brexit, esté a la altura de los retos que el futuro de Europa nos plantea.

Vivimos una época de incertidumbre, pero creo que nosotros, los líderes locales y regionales y nuestros ciudadanos, podemos convertirla en una oportunidad para nuestros municipios y regiones. La Rioja, la región que yo represento, está plenamente integrada en el proyecto de construcción europeo y se siente orgullosa de ser miembro de él.

Nuestro objetivo es seguir construyendo y revitalizando Europa. Debemos dejar claro que la Unión Europea sólo puede existir con la confianza de sus ciudadanos. Y ellos solo apreciarán su valor añadido si perciben un reflejo en sus vidas diarias. Por ello, como líderes políticos de nuestras regiones y ciudades, deberíamos centrarnos en atender dichas necesidades. Tenemos la suerte de trabajar en una Comisión, la SEDEC con competencias en temas muy ligados a los ciudadanos, el empleo, la política social, la educación… entre otros.

Les propongo que en estos meses que tenemos por delante trabajemos en reforzar la cohesión social en Europa a lo largo de sus territorios, dar impulso a las políticas de empleo, ofrecer soluciones para el reto demográfico y defender nuestro patrimonio cultural.

Esto solo puede conseguirse aumentando nuestra contribución para ayudar a la investigación y la innovación en nuestros territorios y trabajando para obtener unos servicios públicos plenamente digitalizados en la administración, las empresas y la educación.

Finalmente, me gustaría mencionar dos importantes proyectos. En el primero de ellos la SEDEC ya está trabajando: el Año del Patrimonio Cultural 2018. Mañana, sin ir más lejos tendremos ocasión de debatir en torno a la cultura como nexo de unión de la Comunidad.

Con relación al segundo, que hemos denominado "Pacto para la emancipación Juvenil", quisiera pedirles su colaboración para extender a Europa un reto ilusionante en el que nosotros ya estamos trabajando. En mi región hemos abierto un proceso de participación y debate social para impulsar la aprobación del Pacto por la Emancipación juvenil. Considero que es un reto compartido por muchos territorios europeos; es una de las claves para afrontar el reto demográfico. La emancipación juvenil no es sólo un problema generacional, sino del futuro de nuestra sociedad europea.

Con todas estas propuestas, espero establecer sinergias para dar al Comité de las Regiones el impulso necesario en la formulación de políticas en beneficio de todos. Como digo, esta comisión inicia hoy una nueva etapa y como presidente trabajaré hasta febrero de 2020, con ilusión y la férrea voluntad de hacer oír la voz de nuestras ciudades y regiones.

Pero, también soy consciente de que esta es una labor de todos. Por ello me gustaría preguntarles: ¿qué tipo de Presidencia de la SEDEC les gustaría tener? ¿En qué les gustaría participar más activamente? ¿Cuáles creen que deben ser nuestras prioridades? Por mi parte, me gustaría reafirmar que deseo ser un presidente integrador. Personalmente, creo en el diálogo como la mejor herramienta de trabajo.

Quiero darles espacio a ustedes, los miembros, para que cada uno pueda involucrarse en los asuntos de su interés y experiencia y les animo a trabajar conjuntamente para lograr el éxito de nuestros fines. Desde este momento, me pongo a disposición de todos y, muy especialmente, deseo expresar mi propósito de escuchar las diferentes sensibilidades para avanzar hacia unas regiones y ciudades cada vez más europeas y mejores.



* Este texto podrá ser modificado total o parcialmente por el orador durante su intervención