25 de enero de 2008

Excmo. Sr. Consejero de Educación, Cultura y Deporte, D. Luis Alegre, Ilmo. Sr. Concejal de Cultura, D. Antonio Martín, Sr. Presidente de la Asociación Quatre Cats, D. Manuel Moreno, Señoras y Señores:

Representa para mí un motivo de especial satisfacción asistir hoy en Alfaro, en esta Sala Matiné, a la apertura de la Muestra Nacional de Teatro Cómicos, que llega a su décima edición. Diez años por los que hay que felicitar a los promotores de esta iniciativa, a Quatre Cats, por el entusiasmo, entrega y ambición que han demostrado. Una felicitación que hago extensiva, y además de una manera muy especial, al público, pues sin su entusiasta respuesta habría sido muy difícil alcanzar este aniversario que hoy celebramos y que nos hace mirar al horizonte con optimismo.

Los riojanos en general, y los alfareños en particular, podemos presumir de contar con un ciclo teatral no sólo de dimensión regional, sino que se ha convertido ya en una referencia nacional por ser el más madrugador de todos (recién iniciado el año) y porque se ha especializado en una de las variables de las artes escénicas más y mejor cultivadas en España: la de la comedia. Alfaro es, por tanto, un año más, el punto de partida de los cómicos españoles, de los cómicos de la legua, como se decía antaño. Cómicos que no olvidarán, allá donde estén, allá donde actúen, que este año han levantado el telón en una ciudad de La Rioja llamada Alfaro, de lo que deberán dar noticia a todo aquél que se interese por ellos y por su trayectoria artística.

Hoy, en el inicio de esta Muestra Nacional, es un día de evocaciones teatrales. Tal día como hoy, en 1928, nacía Adolfo Marsillach, un señor de la escena. Y hace recientes fechas nos dejaba para siempre un genio: Fernando Fernán Gómez, quien reclamó para sí el atributo de cómico como el mayor don al que podía aspirar y por el que quería ser recordado.

Ambos nos han abandonado. Pero estarían satisfechos de saber que el teatro sigue vivo, que los cómicos continúan alegrando el ocio de las gentes. Esta Muestra es un claro ejemplo de ello. Una Muestra de una altísima calidad artística, pues cuenta con un elenco de compañías de primera línea en el panorama nacional.

Alfaro apuesta por el teatro con mayúsculas. Y el Gobierno de La Rioja también, motivo por el que ha brindado su apoyo a este ciclo que hoy se inaugura, como se lo brinda a otras iniciativas escénicas que tienen lugar en distintos puntos de nuestra geografía. Apostamos por el teatro porque La Rioja es tierra de actores y de dramaturgos; porque el teatro es algo más que un simple divertimento, porque nos ayuda a conocernos a nosotros mismos, a corregir nuestros fallos y a mejorar, para construir una sociedad mejor, más humana y vivencial, desde la reflexión y la autocrítica.

Uno de los actores que tomará parte en esta Muestra, El Brujo, ha dicho en alguna ocasión que “el teatro es una mentira sagrada que revela la verdad”. Y el genial Federico García Lorca añadía que “el teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos para la edificación de un país y el barómetro que marca su grandeza y su descenso”.

“Un pueblo que no fomenta su teatro”, agregaba el escritor granadino, “está moribundo”.

No es nuestro caso. No es el caso ni de La Rioja ni de Alfaro. Nosotros hemos sido capaces de convertir la divulgación cultural, la expresión artística, en una de nuestras más reconocibles señas de identidad. Unas señas de identidad que hoy se consolidan con esta Muestra de Teatro Nacional. Una Muestra por la que deseo reiterar mi más sincera felicitación a Quatre Cats, así como mi agradecimiento al público que va a acudir este año con el mismo entusiasmo que lo ha hecho en ediciones anteriores.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja