27 de mayo de 2005

Presidente del Centro Riojano de Madrid, D. Crescencio López de Silanes,

Autoridades,

Señoras y Señores,

Queridos Amigos:

Si siempre es un motivo de alegría visitar el Centro Riojano de Madrid, hoy lo es por una doble razón.

En primer lugar, porque vuelvo a tener la oportunidad de saludar a los riojanos que hacéis riojanismo, día a día, en la capital de España, proyectando el nombre de La Rioja desde el amor y la pasión que sentís por vuestra tierra y que sois capaces de contagiar a vuestros hijos, nietos y a todos aquéllos que tienen la suerte de conoceros.

La segunda razón es por el extraordinario aspecto que presenta este Centro, tras las obras de restauración y remodelación a las que ha sido sometido.

La impresión no puede ser más positiva.

Manteniendo su aspecto señorial y noble, habéis sido capaces de actualizar su interior, de dinamizarlo, de modernizarlo para adaptarlo a las nuevas necesidades que imponen los tiempos en que vivimos, y ello sin perder sus señas de identidad y sin dejar de ser una referencia para el urbanismo madrileño.

Es de una enorme satisfacción poder afirmar que este Centro es, sin duda, el más elegante y a la vez funcional de todas las Casas Regionales que existen en Madrid. Y eso nos llena de orgullo a todos los riojanos. De orgullo porque este Centro en el que ahora nos encontramos es la representación de La Rioja en Madrid, es nuestra tarjeta de visita. Y su extraordinaria apariencia es el mejor reflejo de nuestras ansias de modernización, de nuestro empuje y de nuestro creciente peso en el exterior de nuestras fronteras.

Por todo ello, felicidades a los riojanos de Madrid. Felicidades por vuestra ilusión, por el entusiasmo que habéis depositado en el desarrollo de las obras que se han llevado a cabo, y felicidades porque La Rioja, gracias a vosotros, es hoy más importante que nunca en Madrid y también más admirada y respetada.

A partir de ahora, vais a gozar de una mayor confortabilidad y comodidad para desarrollar vuestras actividades y para disfrutar de vuestros momentos de ocio. A partir de ahora, el orgullo va a ser mayor cuando invitéis a alguien a visitar vuestra casa, la casa de los riojanos.

Se inaugura una nueva etapa. Una nueva etapa para vosotros y para La Rioja. Porque el Centro Riojano en Madrid no sólo se ha modernizado físicamente, sino también en lo que son sus objetivos.

Os habéis propuesto que actúe como una verdadera embajada de La Rioja en Madrid, lo que no puede merecer sino mi más sincero aplauso; una embajada política, económica, empresarial y comercial, abriendo vuestras puertas tanto al Gobierno de La Rioja como a nuestros empresarios. Y ello al objeto de aprovechar al máximo las oportunidades que se generan en Madrid, nuestra capital, el verdadero centro económico y político de España y, por tanto, un lugar en el que hay que estar obligatoriamente; estar en las mejores condiciones y de una forma visible, sistemática, con determinación y con toda nuestra capacidad.

La Rioja, que siempre ha estado presente en Madrid, lo está ahora con una mayor fortaleza. Aceptamos lo que es vuestra invitación y no dudéis que vamos a hacer todo lo posible para no defraudaros.

Y es que no podemos desaprovechar la fenomenal oportunidad que se nos brinda. Debemos sacar partido de lo que es este Centro y de lo que es su estratégica situación, enclavado en el centro neurálgico de Madrid, referencia arquitectónica y dotado con las más modernas tecnologías y de espacios suficientes para celebrar encuentros, reuniones y todo tipo de actividades.

Es, por tanto, el lugar idóneo para los fines que nos hemos propuesto, porque a la vez que operatividad ofrece prestigio. La Rioja ha dado hoy un nuevo paso en su crecimiento.

El Centro Riojano de Madrid, que fue fundado en 1901, hace más de un siglo, ha sido un modelo a seguir para el resto de los Centros Riojanos repartidos por España y por el mundo como un lugar para conservar el sentimiento de pertenencia y de practicar el riojanismo.

Ahora vuelve a convertirse en un paradigma de lo que deseamos sean el resto de los Centros Riojanos: embajadas que nos abran las puertas al exterior, que nos ayuden a penetrar en otras ciudades y en otros países, a acrecentar nuestras relaciones económicas y comerciales, y todo ello con el objetivo final de que La Rioja, nuestra Comunidad, siga prosperando y enorgulleciendo a todos sus hijos.

No quiero extenderme más. Sólo reiteraros mi más sincero agradecimiento y felicitaros por el valiosísimo trabajo que estáis llevando a cabo a favor de La Rioja y de los riojanos.

Muchas gracias.

* Este texto puede ser variado, ampliado u omitido en parte por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA