16 de junio de 2006

Excelentísimo y Magnífico Sr. Rector de la Universidad de La Rioja, D. José María Martínez de Pisón,

Sr. Presidente de las Asociaciones Iberoamericana y Española de Medicina y Salud Escolar y Universitaria, D. Antonio Sáez Crespo,

Sra. Secretaria de este IV Encuentro Internacional, Dña. María Ángeles Valdemoros,

Señoras y Señores:

Representa un especial motivo de satisfacción inaugurar este 'IV Encuentro Internacional de Expertos en Salud Escolar y Universitaria', por lo que en primer lugar deseo mostrar mi felicitación y reconocimiento a los organizadores y promotores del mismo.

Felicitación y reconocimiento por la actualidad e importancia de la materia que se va a abordar, por la relevancia de los participantes que van a tomar parte en las actividades programadas (entre ellos representantes de la Real Academia Nacional de Medicina y de prestigiosas Universidades) y, finalmente, por haber convertido a La Rioja en sede de este encuentro internacional, lo que nos otorga a los riojanos un protagonismo que no pudo sino agradecer.

Mi agradecimiento también a la Universidad de La Rioja por abrirnos las puertas de su casa de par en par con su habitual hospitalidad. Y mi más entrañable bienvenida a quienes llegan de fuera, de otros puntos de España, de Portugal, de Colombia, de Puerto Rico y de Brasil, con el deseo de que su estancia entre nosotros sea gratificante, tanto en el plano profesional como humano y vivencial.

La educación y la salud forman dos pilares prioritarios de la acción del Gobierno de La Rioja, como no podía ser de otra forma. Nuestros mayores esfuerzos se centran en estos dos campos, con la certeza de que en la medida en que los impulsemos estaremos construyendo una Comunidad más saludable y preparada, una sociedad mejor y con mayores posibilidades de desarrollo individual y colectivo, con unos altos niveles de calidad de vida y de bienestar social; una sociedad de progreso y de futuro.

Por tal motivo, cualquier iniciativa que nos ayude a avanzar en la conquista de este objetivo es bienvenida para nosotros. Iniciativa de tanta trascendencia y de proyección internacional como la que hoy nos convoca en la Universidad de La Rioja, donde estos dos conceptos, salud y educación, se dan la mano, recalcando la idea de que el marco educativo es el mejor escenario para que nuestros niños y jóvenes se formen no sólo en conocimientos y en destrezas profesionales, sino también en hábitos y estilos de vida saludables que favorezcan el bienestar y el desarrollo personal, familiar y de la comunidad. Hábitos y estilos de vida saludables que van a procurar a nuestros estudiantes no sólo un bienestar físico, sino también un equilibrio afectivo y emocional.

Es necesario educar para la salud en estas edades en las que nuestros niños y jóvenes se forman como personas. Es necesario que en ese empeño se impliquen profesionales del ámbito de la salud y del educativo, pero también nuestros estudiantes y los padres de los alumnos. Y ello con el convencimiento de que educar para la salud es educar para la vida, porque la salud es nuestra mayor inversión de futuro.

Ésa ha sido la premisa que ha guiado la actuación del Gobierno de La Rioja durante los últimos años, en los que se han realizado esfuerzos extraordinarios para promover la salud y los estilos de vida saludables en el ámbito escolar y universitario, para lo que hemos contado con la implicación de profesores, alumnos y padres y donde hemos actuado conjunta y complementariamente desde la Consejería de Salud y de Educación.

A la hora de trabajar en este campo, y en consonancia con lo que son los tiempos actuales, no hemos concebimos la salud meramente como la no-enfermedad, sino que nuestra percepción ha sido más amplia y enriquecedora, considerando la salud como la globalidad dinámica de bienestar físico, psíquico y social. Hemos concebido la educación para la salud como un proceso de formación del individuo a fin de que adquiera los conocimientos, las actitudes y los hábitos básicos para la defensa y la promoción de la salud individual y colectiva. Es decir, como un intento de responsabilizar al alumno y de prepararlo para que adopte un estilo de vida lo más sano posible y unas conductas positivas de salud.

Para conseguir que nuestros estudiantes sean unos estudiantes sanos, hemos actuado desde dos vertientes: desde la preventiva y desde la promoción de la salud. Y los resultados han sido francamente satisfactorios.

Podría detenerme a enumerar los múltiples programas, actividades y acciones desarrolladas en los últimos años, pero creo que es innecesario hacerlo por cuanto han sido apuntados en las mesas redondas que han tenido lugar esta mañana.

Sí quisiera hacer hincapié en el hecho de que la prevención del consumo de alcohol, de tabaco y de todo tipo de drogas ha sido uno de nuestros objetivos prioritarios. Y ello a fin no sólo de formar personas más sanas, sino también más libres, desde el afianzamiento de su autoestima y personalidad.

Por todo lo que acabo de indicar, considero que La Rioja es un lugar idóneo para celebrar este encuentro internacional donde se van a poner en común experiencias y reflexiones, donde se va a insistir en la idea de que es preciso educar para la salud, y hacerlo además avanzando todos juntos, como reza el lema de este Congreso: docentes y profesionales sanitarios; y también estudiante de esta Universidad que en el futuro serán docentes y profesionales sanitarios. Es preciso educar para la salud porque educar para la salud es educar para la vida, como he señalado antes.

Con el convencimiento de que esta idea saldará reforzada aquí, en la Universidad de La Rioja, expreso mis mejores deseos de éxito para este Encuentro Internacional que declaro inaugurado.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA