10 de abril de 2008

Sr. Rector Magnífico de la Universidad de La Rioja,

Excmo. Sr. Consejero de Salud, Sr. D. Roberto Germán, Coordinador del Congreso, Señoras y Señores:

Supone un motivo de satisfacción inaugurar este Congreso que está organizado por nuestra Universidad y que cuenta con la colaboración, el aliento y el más decidido respaldo del Gobierno de La Rioja. Un Congreso que se anuncia muy interesante y provechoso por la presencia en él de expertos del más alto nivel, tanto del ámbito académico como sanitario. A todos ellos, mi agradecimiento. Y mi más cordial bienvenida a los que llegan de otras Comunidades Autónomas españolas, a los que deseo una agradable estancia entre nosotros.

La Rioja se ha marcado como objetivo prioritario prestar la mejor atención posible a sus ciudadanos. En esa línea se enmarca la apertura, hace apenas un año, del nuevo Hospital San Pedro, uno de los centros más modernos de España, dotado con las tecnologías más vanguardistas y pionero en muchos aspectos. Además, al mismo tiempo y con esta misma pretensión, hemos puesto en marcha innumerables iniciativas con el fin de acercar la asistencia médica a los riojanos, a sus lugares de residencia, para evitarles los desplazamientos y para agilizar tanto el diagnóstico como el tratamiento de sus dolencias.

Podemos decir con orgullo que contamos con un sistema sanitario que está a la altura de nuestras aspiraciones. Somos un referente y queremos seguir siéndolo. Por ello, a la vez que apostamos por las infraestructuras y por las nuevas tecnologías, nos hemos marcado el reto de convertir la investigación en el campo de las ciencias de la salud en una de las señas de identidad de nuestro sistema sanitario, una investigación propia y con sello riojano. Una investigación que nos permita ahondar en las causas de las enfermedades y en su tratamiento para así garantizar la curación de los riojanos, mejorando su salud y, por tanto, su calidad de vida.

En este sentido, quiero recordar que el Gobierno de La Rioja se ha comprometido a destinar el 1% del Presupuesto de Salud a investigación sanitaria. Y en este mismo sentido, les recuerdo que hace escasas fechas abría sus puertas, junto al Hospital San Pedro, el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (el CIBIR). Un centro que está impulsando iniciativas para el fomento de la investigación en el área de la salud y de la biomedicina, contribuyendo, mediante el perfeccionamiento tecnológico y la innovación, a la mejora de los resultados de la investigación y a la competitividad de nuestro modelo sanitario.

Podría extenderme en pormenorizar las coordenadas en las cuales se desenvuelve el CIBIR, pero prefiero que las conozcan con mayor profundidad en la sesión del sábado. Sí quiero resaltar, como un anticipo, que el CIBIR cuenta con un departamento que es referente nacional, dedicado al estudio de las enfermedades infecciosas, de las Rickettsias. Y que en los próximos meses, y dentro también del grupo de enfermedades infecciosas, podría tomar forma una investigación sobre el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (el VIH).Además, y de forma paralela, el CIBIR está incorporando líneas y programas de investigación relativas a la oncología de alta incidencia poblacional y al Alzheimer, para detectar prematuramente esta enfermedad.

Deseo resaltar en este punto que la Universidad de La Rioja, organizadora de este Congreso, está resultando una aliada de lujo. Así, en colaboración con ella, estamos trabajando para poner en marcha en el CIBIR la Unidad de Microbiología Molecular, al objeto de desarrollar un programa de investigación en materia de resistencia en antibióticos que será un referente nacional en este tipo de estudios.

Como pueden apreciar, los riojanos apostamos firmemente por situar a La Rioja en el centro de la investigación y la innovación sanitaria, colaborando estrechamente con los grandes centros de investigación biomédica del panorama nacional.

De ahí la satisfacción por la celebración de este Congreso de Bioética en nuestra tierra, en nuestra Universidad. Un Congreso que nos va a ofrecer la oportunidad de conocer, de la mano de expertos de reconocido prestigio, el estado actual de la investigación con células troncales en medicina regenerativa. Una información muy valiosa para las nuevas prestaciones que tenemos previsto incorporar a nuestra cartera de servicios, como son la fecundación in vitro y los trasplantes de médula ósea y riñón.

La investigación con células troncales es una ventana de esperanza para muchas enfermedades, algunas hoy en día incurables, pero sin caer en falsas expectativas. Es un campo de plena actualidad donde no está exento el debate.

Un debate al que sumo mi voz para decir que, bajo mi punto de vista, es necesario promover la investigación biomédica y biotecnológica, con amplia colaboración entre los sectores público y privado, pues el fomento de la investigación es la base del avance de la medicina y de la creación de un sistema sanitario de futuro. Pero, eso sí, garantizando en todo momento el pleno respeto a la dignidad humana, una exigencia que viene recogida en el Convenio de Oviedo.

Esa es mi opinión. Y ese es el patrón ético de actuación que nos guía en nuestras investigaciones presentes y futuras.Reiterando mi gratitud por su presencia y mi bienvenida a los que llegan de fuera de La Rioja, declaro inaugurado el II Congreso de Bioética.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja