25 de mayo de 2006

Excelentísimo y Magnífico Sr. Rector de la Universidad de La Rioja, D. José María Martínez de Pisón,

Autoridades,

Señoras y Señores:

La Rioja es una tierra emprendedora y de emprendedores. De eso no me cabe la menor duda. Y por tal motivo hoy es un día de una significación muy especial. Un día para reconocer la labor de nuestros empresarios, de los emprendedores riojanos, en la dinamización económica y social de nuestra Comunidad, y también para estimular a los jóvenes estudiantes riojanos a que sigan su ejemplo y, desde la seguridad de la formación y los conocimientos aquí adquiridos, den el paso de crear su propia empresa, contribuyendo así a una mayor competitividad de La Rioja, a la generación de riqueza y a la creación de puestos de trabajo.

Por tal motivo, agradezco a la Universidad de La Rioja su gentileza al abrirnos sus puertas de par en par para celebrar el Día del Emprendedor, y agradezco igualmente la presencia de las personas que nos van a ilustrar a lo largo de hoy con sus conocimientos y experiencias, conocimientos y experiencias que servirán para dar un nuevo impulso al espíritu emprendedor de los riojanos.

La Rioja presume con justo orgullo de ser la Comunidad con más altas tasas de empleo de España y con el mayor grado de estabilidad en el empleo. A ello se une el dato de que durante el año pasado se crearon en nuestra tierra 549 empresas de nuevo cuño. Es una realidad que nos invita a la satisfacción y que nos remite directamente a nuestros empresarios, a las pymes riojanas, a nuestros emprendedores, sin cuya contribución nada de ello se habría conseguido.

Pero los riojanos no somos autocomplacientes, no nos gusta dormirnos en los laureles. Somos inquietos por naturaleza, arriesgados y audaces. Esos son precisamente los rasgos que definen la naturaleza de los emprendedores. De ello tendremos claras muestras a lo largo del día de hoy, donde empresarios riojanos nos van a explicar cómo fueron capaces de convertir una idea de negocio en una empresa de éxito, intentando despertar con ello la vocación empresarial entre nuestros estudiantes, llamados a regir los destinos de La Rioja en un futuro inmediato.

Por sus características, La Rioja es una tierra que ofrece unas extraordinarias posibilidades a nuestros emprendedores. De ello nos favorecemos a la hora de mantener nuestros niveles de competitividad en unas circunstancias especialmente delicadas, dominadas por una globalización creciente del mercado, por la desaparición de fronteras en las relaciones comerciales y por una competencia cada vez más agresiva. Por ello es fundamental estimular el espíritu empresarial y por ello hoy nos reunimos en la Universidad de La Rioja, en este vivero de futuros empresarios.

Necesitamos de nuevos emprendedores para diversificar nuestro tejido empresarial, para dotarlo de un valor añadido, para buscar nuevos campos de productividad, para dar respuesta a las necesidades del mercado, para dividir los riesgos y multiplicar nuestras posibilidades de competitividad en un mundo al que nos asomamos sin miedo, seguros de nosotros mismos, como lo revelan los datos de exportaciones, que crecen año a año, hasta rondar en 2005 los mil millones de euros.

Bajo esta premisa, las políticas que el Gobierno de La Rioja desarrolla a través de la ADER para fomentar el espíritu emprendedor van encaminadas a ofrecer el apoyo que esos futuros empresarios necesitan, limitando los riesgos y ofreciéndoles seguridades a través de un acompañamiento permanente, tanto de asesoramiento como de otro tipo. Entre los servicios que en este marco ofrece la ADER se podría señalar…

el Fomento de nuevas iniciativas empresariales;

el Punto de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT);

el Programa de creación y consolidación de empresas;

la Promoción de inversiones productivas;

y la Promoción de la innovación, con ayudas a la investigación y desarrollo; ayudas a la calidad, medio ambiente industrial y seguridad industrial; y ayudas a la energía.

La Jornada de hoy viene a reforzar esta vocación de apoyo a nuestros emprendedores. El Día del Emprendedor está dirigido a dos tipos de público. Por una parte, a los emprendedores con experiencia, que buscan contrastar posicionamientos, adquirir conocimientos o incrementar sus posibilidades de negocio. De otro lado, va dirigido también al mundo universitario, a esos jóvenes estudiantes que buscan referentes, consejos o la posibilidad de acceder a contactos que, normalmente, estarían fuera de su alcance.

La Jornada de hoy trata, en definitiva, de fomentar la iniciativa emprendedora, de estimular la creatividad y la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio. Trata de despertar vocaciones empresariales. De asentar la idea de La Rioja como una tierra emprendedora y de personas emprendedoras. Y es que no me cabe la menor duda de que, en el marco económico y empresarial actual en el que nos hallamos, la presencia de cada vez más emprendedores será la que garantice el futuro de La Rioja y de todos los riojanos.

Con este convencimiento, declaro inaugurado el Día del Emprendedor.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - Presidente de la Comunidad de La Rioja