7 de abril de 2011

Hoy es un gran día para el CIBIR. Aunque podría referirme en particular al gran trabajo que está realizando el Doctor Cabello y su equipo en las investigaciones sobre el estudio y diagnóstico del cáncer de colon, y de otros tipos de cánceres, y de nuevas terapias para el tratamiento de esta enfermedad, creo que el mensaje debe compartirse con toda la comunidad investigadora que trabaja en esta casa. Este congreso, esta reunión, de la que deben salir acuerdos y alianzas muy importantes para el futuro, es la evidencia, una más, pero quizá también una de las más importantes, de que la apuesta que en su día lanzamos por introducir a La Rioja dentro del ámbito de la investigación biomédica está dando resultados.

Fue hace escasamente cuatro años, el 30 de marzo de 2007, cuando abrimos las puertas de este centro. El CIBIR nacía con una sólida base para hacer un gran trabajo en el ámbito asistencial y la formación de los profesionales sanitarios y también con una idea clara, quizá en aquellos momentos más asentada en la ilusión y en la voluntad, que era la de conseguir que, por fin, en La Rioja se pudiera hacer investigación sanitaria o vinculada a la salud.

Hoy todos podemos y debemos admitir que la investigación sanitaria en La Rioja es ya un hecho y una realidad en la que participan, no solamente los investigadores de nuestras líneas, sino también, cada vez en mayor medida, el resto de profesionales que componen el Sistema Público de Salud de La Rioja.

El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) se ha consolidado como centro de referencia para la investigación básica, tanto en estructura como en actividad. Actualmente, contamos con 8 líneas de investigación biomédica, agrupadas en 4 áreas científicas, cuyo trabajo tiene la vocación de incidir directamente en la práctica clínica y el objetivo de desarrollo nuevas terapias, en forma de productos o servicios, que tengan un impacto beneficioso sobre el paciente en los plazos de tiempo más cortos posibles.

Nuestros objetivos generales quedan reflejados en sus indicadores de productividad:
• 54 profesionales trabajan en la investigación (más del 65% son mujeres).

• Más del 40% de los investigadores cuenta con el grado de Doctor (otro 35% está en vías de obtención del grado de Doctor).

• Se han realizado 61 publicaciones científicas con un factor de impacto medio en 2010 del 4,5.

• Y se han desarrollado 2 ensayos clínicos (uno en oftalmología y el otro en cardiovascular) en los que el CIBIR actúa como promotor, lo que ha supuesto un hito en la Comunidad Autónoma.

La fortaleza de nuestro proyecto de investigación en el CIBIR se ve reflejada, entre otras cosas, en la presentación de tres solicitudes de patentes ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, lo que da idea de la relevancia de las líneas de investigación en las que se está trabajando. Las tres solicitudes de patentes versan sobre: Un nuevo método basado en Resonancia Magnética Nuclear, para evaluar la actividad antimicrobiana de fármacos; el desarrollo de nuevos péptidos para el tratamiento de la hipertensión ocular y/o glaucoma, y, por último, el nuevo factor para aumentar la velocidad y la potencia de nanomáquinas basadas en microtúbulos y kinesina.

La calidad de la investigación no sólo queda demostrada por el número de publicaciones y su factor de impacto, sino también por las ayudas conseguidas desde entidades públicas y privadas, que avalan los proyectos desarrollados por nuestros investigadores. Y aquí ya ha empezado a retornar el capital.

La fuente de financiación de los grupos de investigación se obtiene, en parte, mediante su participación en convocatorias competitivas nacionales y regionales, tanto públicas como privadas. En los últimos años, hemos recibido más de 1,5 millones de euros por proyectos de investigación y convenios de colaboración, gracias a entidades públicas y privadas como el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Ministerio de Sanidad, el Instituto de Salud Carlos III, la Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja, Farmaindustria, la ADER, la ONCE o Caja Navarra, entre otras.

La investigación es un elemento más de la prestación sanitaria y es obligación de la Administración facilitar los medios para que se pueda desarrollar en condiciones de eficiencia.

Con el CIBIR hemos apostado, desde el primer momento, por involucrar a los profesionales sanitarios en la investigación, con lo que se ha incrementado notablemente la formación de los profesionales. La investigación en el campo sanitario nos ayuda a tener profesionales más y mejor formados, algo que redunda directamente en el beneficio del paciente.

La reunión que se va a celebrar aquí entre hoy y mañana es precisamente uno de esos frutos. Carezco, evidentemente, de los conocimientos que en este ámbito tienen ustedes, pero me han explicado la importancia que tienen los modelos de investigación que se están desarrollando con el C. elegans a partir de la proteína GFP, lo que ha supuesto un salto cualitativo en el estudio de enfermedades como el alzheimer y, como es en nuestro caso particular, el cáncer.

Es por ello que quiero agradecer muy especialmente la presencia del Dr. Chalfie en esta reunión. No es muy habitual que un Premio Nobel venga a La Rioja y por ello quiero darle un cariñoso saludo y agradecer su participación en este congreso.

Las aportaciones del Dr. Chalfie en el estudio de la proteína GFP han sido esenciales para gran parte de la comunidad científica internacional. A través de sus estudios, procesos que prácticamente era necesario intuir hoy son visibles y podemos abarcarlos de principio a fin, aportando por tanto un incremento, un plus de calidad a los miles de modelos que se estudian no sólo con el C. elegans, sino también con otras variedades animales, como el pez cebra o los ratones transgénicos.

Alguien me ha comentado que sus descubrimientos y trabajos en el ámbito de la investigación, son comparables al desarrollo de la tecnología del GPS en la telefonía móvil.

Ignoro el grado de aproximación que puede tener esta comparación, pero ciertamente lo que es innegable es que su trabajo ha supuesto un avance de muchos años para la investigación.

También le puedo indicar que en el CIBIR, a través esencialmente del equipo del doctor Cabello, vamos a hacer un buen aprovechamiento de ella.

Espero que esta reunión sirva también para propiciar el acercamiento entre los diversos grupos que actualmente están trabajando en todo el mundo en la misma dirección para aunar esfuerzos y dar a estos trabajos un cuerpo general que pueda ser defendido en los foros internacionales de la investigación.

Poco más he de añadir sobre ciencia en esta intervención. Sin duda, todos ustedes son expertos y están ansiosos por iniciar la puesta en común de sus trabajos.

Por ello, permítanme, para acabar, que traslade un saludo muy especial a todas aquellas personas llegadas desde otras regiones y países. A todos ellos, les invito a que conozcan nuestras instalaciones, a nuestros profesionales y por supuesto nuestros trabajos. Pero también les invito a que conozcan nuestra tierra. Una tierra con nombre de vino, que va a saber acogerles y les va a ofrecer en este breve tiempo en el que van a estar con nosotros, un sentimiento de hospitalidad, que estoy seguro que no olvidarán.

Igualmente, a todos los trabajadores tanto del área de investigación, como a todos aquellos profesionales sanitarios que cada vez en mayor medida colaboran en este ámbito, quiero transmitirles mi enhorabuena por el buen rumbo que están tomando sus trabajos e investigaciones y mi convencimiento de que a pesar de que la situación económica no es la deseada, hay que seguir apostando por el desarrollo de la investigación biosanitaria riojana.

Muchas gracias.


Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja