2 de abril de 2007

Ilmo. Sr. Alcalde de Calahorra, D. Javier Pagola,

Excmo. Sr. Consejero de Agricultura y Desarrollo Económico, D. Javier Erro,

Autoridades,

Presidente de AIDIA, Sr. D. Florencio Lázaro,

Gerente del CITA, Sr. D. José Ángel García Mera,

Hoy, en Calahorra, en la capital de la verdura por excelencia, damos un paso absolutamente determinante para asegurar la competitividad de un sector tan estratégico para nosotros, para la economía riojana, como es el agroalimentario.

Asistimos a la inauguración del Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria (CITA), cuyas obras han sido financiadas íntegramente por el Gobierno de La Rioja. Y lo hacemos con la satisfacción de saber que, gracias a él, nuestras industrias agroalimentarias van a poder acomodar sus productos a lo que son las demandas de los consumidores, ganando así cuotas de mercado, incrementando su facturación y asegurando la rentabilidad de su actividad empresarial.

Este es un centro absolutamente necesario. Un centro que nace en el lugar apropiado y en el momento justo. Y es que este sector, tradicionalmente dedicado a la conservas tradicionales y a los congelados, tiene que orientar la mirada también, y de forma decidida, hacia las conservas de IV gama (fresco-cortado), con un escaso desarrollo en nuestra tierra, y hacia los platos combinados (la denominada V gama), donde nuestra Comunidad está a la cabeza de la producción nacional debido a la firme apuesta de empresas riojanas que han sabido percibir a tiempo la tendencia del mercado alimentario hacia este tipo de productos.

El reto con el que nace el CITA es el de conseguir que una gran cantidad de pequeñas empresas de carácter familiar con importante tradición conservera que habían comenzado a reducir su presencia en los mercados, debido a la agresiva competencia de terceros países, reconduzcan sus estrategias hacia la recuperación o captación de nuevos mercados.

En este sentido, el CITA quiere ser un revulsivo para esta industria. Un revulsivo que le incentive a profundizar en estas nuevas tendencias y productos que año tras año van incrementando su cuota de participación en las preferencias del consumidor.

Para tal fin, el CITA hará accesible la innovación y el desarrollo a un sector maduro como es el de las conservas vegetales y permitirá incorporar a las empresas riojanas nuevas tecnologías que faciliten su competitividad, mediante el incremento del valor añadido de sus productos.

Del mismo modo, desde el punto de vista social, el CITA representará para la comunidad científica una salida profesional y una herramienta para consolidar la formación científica de los titulados universitarios. Alcanzar este objetivo tiene como consecuencia directa que el sector pueda incorporar a sus estructuras de recursos humanos el personal necesario para el mantenimiento de su competitividad y para afrontar el futuro con optimismo, manteniendo o incluso incrementando el empleo del sector.

El CITA será por tanto el lugar donde se genere la I+D+i necesaria para su puesta al servicio inmediato del sector conservero. Será el lugar que complementará la labor que desarrollan los Centros Tecnológicos de la Carne y el Champiñón, con los que intercambiará resultados de proyectos y conocimientos.

El CITA será un centro de investigación de referencia nacional. Y, en tal sentido, y desde el punto de vista económico, permitirá atraer a nuestra región inversiones de carácter privado, fondos internacionales provenientes de las líneas de financiación europeas reflejadas en el Programa Marco Comunitario y fondos estatales contemplados en el Plan Nacional de Investigaciones Científicas.

El CITA cierra, por el momento, el círculo de la red de centros tecnológicos creada para asegurar e incrementar la competitividad de nuestro sector agroalimentario. Una red cuyo diseño nace de la coordinación permanente entre el Gobierno de La Rioja y los sectores económicos riojanos para detectar las necesidades o carencias de las empresas y planificar los instrumentos necesarios para su desarrollo.

Esta sintonía de intereses y esfuerzos conoció el pasado 29 de marzo, en el marco de Salical, un nuevo capítulo: la constitución, a iniciativa del Gobierno de La Rioja, del Comité Asesor de Centros Tecnológicos Agroalimentarios, en el que estarán presentes los sindicatos (generales y agrarios), los empresarios, la Universidad de La Rioja, los sectores afectados y el Ejecutivo regional. Este Comité se encargará de marcar las líneas maestras para el desarrollo de la industria agroalimentaria en nuestra Comunidad.

Tengo el convencimiento, y así se lo traslado, de que con medidas como esta y con la inauguración, hoy, del CITA estamos en el camino acertado para alcanzar nuestros objetivos, que no nos otros que los de dinamizar nuestra industria conservera y asegurar la rentabilidad de la actividad agraria en nuestros pueblos.

Y el éxito en este empeño será un éxito de todos.

Muchas gracias.

Pedro Sanz - Presidente de la Comunidad de La Rioja