17 de octubre de 2007

Sr. D. Víctor Urrutia, Consejero Delegado de CVNE,

Señoras y Señores,

Queridos Amigos:

En plena vendimia y cuando el vino joven ya comienza su biografía entre estos centenarios y sabios muros, Bodegas CVNE nos sorprende muy gratamente con la inauguración de este espacio enoturístico que ha dado en llamar la Aldea del Vino.

Por tanto, mis primeras palabras tienen que ser de sincera felicitación y de profundo agradecimiento a estas bodegas. Agradecimiento y felicitación por elaborar uno de los más prestigiosos vinos de nuestra Denominación de Origen, en un barrio tan emblemático como es el de la Estación, de Haro. Pero también por contribuir de una manera tan decisiva a difundir por el mundo la cultura del vino, del vino de Rioja, su historia, su filosofía, sus costumbres, su arte y las formas de vida que han germinado en torno a él.

La Aldea del Vino, este soberbio escenario en el que nos encontramos, sobrevolado por el innovador techo que ideó el famoso ingeniero y arquitecto francés Eiffel y rematado por la espectacular fotografía de José Manuel Ballester, viene a dar un nuevo impulso a la extraordinaria labor divulgativa que, desde antiguo, viene desarrollando Bodegas CVNE.

No me cabe la menor duda de que esta Aldea del Vino va a cumplir el objetivo con que ha sido concebida: convertirse en un referente del enoturismo, con la celebración de catas, de ferias, de exposiciones y de todo tipo de actividades tendentes a aproximar los conocimientos vinícolas y las tradiciones del mundo riojano a todo aquel que se acerque hasta aquí.

Como todos sabemos, La Rioja es una de las tierras que más está haciendo en el mundo para que las bodegas, además de lugares donde se elabora vino, sean espacios de cultura, de saber, de conocimientos, de deleite y de disfrute… Para que sean experiencias únicas y un vehículo de acercamiento a las gentes de La Rioja y a su hospitalidad.

Esta Aldea del Vino que ahora inauguramos es un paso adelante en esta línea, un paso determinante y que debe servir de ejemplo al resto de las bodegas riojanas, con una invitación a que expriman todas las potencialidades que el universo del vino, del vino con mayúsculas, como es el de Rioja, encierra, que son muchas, me atrevería a decir que casi infinitas. Tantas como la capacidad de imaginar de todas y cada una de las personas que viven por y para este sector tan definitorio de nuestras señas de identidad.

De este modo, entre todos, y con el aliento cercano del Gobierno regional, lograremos lo que es una de nuestras principales metas y prioridades: que La Rioja no sólo sea la tierra de los grandes vinos, sino también el paraíso natural para los amantes de enoturismo, algo en lo que llevamos tiempo trabajando y que ya nos está ofreciendo unos frutos más que satisfactorios.

Hasta hoy, existían multitud de razones para visitar Haro. Una de ellas, y de las más tentadoras, eran estas bodegas en las que nos hallamos. A partir de estos momentos, hay una más: esta Aldea del Vino que los aquí presentes, después de este acto de inauguración, vamos a tener el privilegio de visitar por primera vez, con la misma emoción de quien descorcha una botella de una añada mítica.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA