9 de diciembre de 2015
José Ignacio Ceniceros, presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Presidenta del Parlamento de La Rioja.

Autoridades y premiados.

Señoras y señores.

Quiero empezar transmitiendo mi más cordial felicitación a todos los premiados en esta gala conjunta de los premios convocados por la ADER y la Consejería de Administración Pública y Hacienda, que es un reconocimiento a la excelencia en la gestión de nuestras empresas, organizaciones privadas y entidades dependientes del sector público. La excelencia en la gestión como la fórmula más eficaz para avanzar en la mejora de la competitividad y eficiencia, a través de una serie de principios y buenas prácticas reconocidas por sus resultados.

Y es que si hay una palabra que resume qué es la excelencia, esa es resultados. La excelencia, la calidad y la innovación son consustanciales a La Rioja, y son el único medio seguro para hacer realidad las necesidades y aspiraciones de los riojanos, que no pueden ser otras que consolidar el crecimiento económico, crear empleo y mejorar nuestro sistema de bienestar. Estoy seguro de que las buenas prácticas de nuestras empresas, organizaciones y entidades van a contribuir a que así sea.

Por ello, mi enhorabuena y felicitación a los once premiados, así como mi reconocimiento y gratitud a todos los evaluadores que han intervenido en la valoración de los candidatos. Creo que ésta es una buena ocasión para renovar el compromiso de la sociedad riojana con una cultura de la calidad y la excelencia en la gestión, tanto pública como privada, tomando como referencia el modelo europeo de excelencia EFQM. Una responsabilidad en la que el Gobierno que presido quiere estar a la cabeza.

La Agenda del Fortalecimiento Empresarial se ha revelado como uno de los más importantes instrumentos de apoyo al crecimiento de las empresas riojanas, que representa un compromiso mutuo personalizado entre la ADER y cada una de ellas. Un programa global, que sobre la base de la innovación y la internacionalización, combina incentivos, financiación y servicios dirigidos hacia sectores y segmentos empresariales, con potencial para incrementar su dimensión y ganar así competitividad.

El tejido empresarial riojano tiene un papel central en nuestra recuperación económica. Para ello, la mejora de nuestra competitividad y la búsqueda de una mayor dimensión de nuestras empresas son factores clave, pues el aumento del tamaño empresarial está directamente ligado a mayores tasas de productividad, creación y mantenimiento de empleo, lo que va a contribuir en última instancia al bienestar y progreso de La Rioja. Y es que ganando tamaño y dimensión, ganaremos competitividad.

Por ello, al premiar a Delgado Mobiliario de Baño, FEAPS La Rioja, la Fundación Hospital del Santo de Santo Domingo de la Calzada, el Centro de Formación San Millán, Embutidos Luis Gil y la Farmacia Canales, creo que estamos reconociendo la buena labor de nuestras empresas, organizaciones y entidades para avanzar en la recuperación económica, el fortalecimiento empresarial y la generación de valor añadido, a través de buenas prácticas de gestión, que pueden ayudar a obtener mejores resultados.

Por otra parte, es evidente que la transparencia se ha convertido en un elemento imprescindible para dotar de calidad nuestros servicios públicos. La transparencia es un derecho, que está garantizado por ley, y que va a suponer que los ciudadanos puedan participar en la gestión administrativa. En este sentido, les anuncio que mañana vamos a publicar el nuevo Portal de Transparencia del Gobierno de La Rioja que recogerá en un mismo punto toda la información institucional, económica, presupuestaria, contractual y de todo tipo en relación con nuestra administración.

La mejora continua de los procesos en las administraciones debe estar presidida siempre por el deber de ofrecer un servicio público de máxima calidad. Y ello es posible gracias al buen trabajo de nuestros empleados públicos, que, una vez más, deseo valorar y agradecer.

En estos tiempos que nos ha tocado vivir son necesarias nuevas formas organizativas y nuevos modelos de gestión, orientados a dar un servicio de máxima calidad a los ciudadanos como eje de cualquier acción pública. Por ello, el Gobierno que presido está centrado en promover la utilización del modelo de referencia EFQM como elemento de control y seguimiento de nuestras empresas en los itinerarios de aceleración empresarial, a la vez que en apostar por la calidad y la innovación en la gestión pública.

Una gestión eficiente es clave para crecer, avanzar y competir con más capacidad en un mundo globalizado. Las empresas, organizaciones y entidades premiadas podéis sentiros satisfechas por los resultados de vuestro esfuerzo para lograr la excelencia. Pero, la excelencia no es una meta. La excelencia es un camino que os invito a recorrer juntos, a través de la implantación de buenas prácticas de gestión, para avanzar hacia un modelo que incorpore valor añadido, favorezca la creación de empleo y mejore nuestra competitividad.

Queridos amigos, todo lo dicho anteriormente se resume en lo siguiente: gracias por esforzaros en hacer las cosas cada día un poco mejor.

Felicidades de nuevo y muchas gracias.