17 de diciembre de 2008

Presidenta y Miembros de la Asociación Riojana de la Empresa Familiar,

Sr. Presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja, D. Julián Doménech, Representantes de Arluy, Autoridades, Queridos Amigos:

Esta noche, al final de un año que ha sido especialmente complicado para los empresarios, es un placer compartir estos momentos con vosotros para trasladaros el agradecimiento de los riojanos.

Agradecimiento por no haber desfallecido ante las circunstancias adversas y por haber redoblado vuestros esfuerzos en vuestro afán por seguir creciendo, por continuar generando riqueza y puestos de trabajo, por incrementar vuestra productividad y por ampliar vuestras ventas.

Es ésta una buena ocasión también para aseguraros que durante 2009 el Gobierno de La Rioja, recogiendo el sentir de todos los riojanos, va a estar a vuestro lado, arropándoos y acompañándoos en vuestra aventura empresarial, siendo sensible a vuestras demandas y tratando de ofrecer soluciones a los obstáculos que podáis hallar.Y es que las empresas familiares riojanas, las pymes, constituís la base, la fortaleza y la confianza en el futuro de nuestro tejido empresarial. Y a vuestro cariño sin fisuras hacia La Rioja, añadís ese coraje, esa ambición y ese espíritu de constante superación que ya forman parte de las señas de identidad del empresariado riojano.

Virtudes y cualidades que reúne de una manera modélica Galletas Arluy, empresa a la que esta noche, cuando celebra su 20 aniversario, queréis homenajear y colocar ante la mirada de la sociedad riojana como un ejemplo de lo que es vuestro quehacer diario, vuestro compromiso con La Rioja y vuestra apuesta por la modernización de nuestra tierra en un marco de progreso y prosperidad.

Galletas Arluy nos llena de orgullo a todos los riojanos. Es una empresa familiar que despierta nuestra admiración, por su extraordinaria trayectoria. Y al rendirle homenaje se lo rendimos, en primer lugar, a su fundador, a Arturo San Juan Maeztu, tristemente fallecido, que pasará a la historia como el inventor de la galleta dorada. Se lo rendimos a su hijo. Y también a sus nietos, a Arturo y a Javier, que han tomado las riendas de Arluy y que han sabido colocar a esta empresa en posiciones de liderazgo en España dentro de su sector de actividad.

Por ello, felicidades, Arturo y Javier. Y enhorabuena por el trabajo que estáis desarrollando para revalorizar el legado que recibisteis de manos de vuestro abuelo. Es meritoria vuestra apuesta por la innovación, por la calidad y por la especialización, así como vuestra vocación exportadora. Fuisteis los primeros fabricantes de galletas de España en elaborar los productos con un 100% de grasa vegetal. Los primeros de Europa en desarrollar una galleta con ingredientes de comercio justo, favoreciendo las condiciones de vida de agricultores de todo el mundo. Y estáis a la vanguardia en la incorporación a vuestra actividad empresarial de dinámicas que tienen como aspiración el paulatino incremento de la competitividad, por la vía de la calidad y la diferenciación.

Sois empresarios de éxito. Sois, dentro del escenario de crisis en que nos hallamos, un ejemplo de cómo hay que actuar para sobresalir por encima del resto de competidores y seguir avanzando como empresa. Por ello, esta noche se os premia, a vosotros y a la saga de empresarios de la que formáis parte, una de las más conocidas y admiradas de La Rioja.

Este galardón es un reconocimiento a vuestra labor, pero también debe ser un estímulo para el resto de las empresas familiares, un mensaje de confianza y de autoestima para los tiempos que nos aguardan. Y un estímulo para despertar nuevas vocaciones empresariales entre los riojanos.

La fortaleza de La Rioja, de nuestro modelo económico, descansa muy directamente en nuestras pymes, en las empresas familiares. Es desde este convencimiento desde el que se explican las medidas que ha adoptado en el tiempo el Gobierno de La Rioja para favorecer el nacimiento de este tipo de empresas, su consolidación y su expansión.

Así, desde el Gobierno de La Rioja se ha creado el mejor entorno legal y fiscal de España, con sucesivas reducciones de impuestos, para fomentar vuestra competitividad. El Gobierno os ha ayudado a solventar uno de vuestros principales problemas: la transmisión de las empresas familiares de padres a hijos. A vuestro servicio se ha puesto una estratégica red de centros tecnológicos, así como un Plan de Internacionalización y un Plan de I+D+i cuya tercera edición acaba de ver la luz. Juntos hemos avanzado en diseño, en marca y en valor añadido para dotar a los productos riojanos del prestigio del que gozan. Y recientemente se presentaba un paquete de medidas de apoyo financiero a las pymes.

Esta es la base de la que partimos para afrontar el año que ya está al llegar. Un año que no va a ser fácil, lo reconozco, pero en el que, juntos y unidos, vamos a dar lo mejor de nosotros mismos, cada uno desde su responsabilidad, para no sólo sortear la crisis, sino para tratar de salir reforzados de ella.

Arluy, a la que reitero mi felicitación, nos demuestra que, poniendo el mejor empeño, a los riojanos no hay nada que se nos resista.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja