7 de octubre de 2014

Majestades,

Excmo. Sr. Ministro,Autoridades,Directores de los centros de Formación Profesional de La Rioja,Comunidad educativa del IES ‘Valle del Cidacos’,Señoras y señores:

Es para mí un motivo de satisfacción daros la bienvenida a esta Comunidad Autónoma y agradeceros, en nombre de todos los riojanos, el cariño y la atención que siempre dispensáis a esta tierra y a todos los asuntos que de ella se derivan. Gracias de corazón.

Quiero, además, que sepáis que hoy es un día entrañable y especialmente emotivo para toda la comunidad educativa de La Rioja. Por ello, deseo expresaros la gratitud de todos y cada uno de sus componentes por haber elegido esta Comunidad Autónoma para representar al resto de centros de nuestro país con motivo de la inauguración oficial del curso 2014-2015 en el ámbito de la Formación Profesional.

La Formación Profesional del siglo XXI ha experimentado una transformación profunda. Un cambio tan intenso y acelerado que yo no dudaría en calificarlo de auténtica revolución. Hoy, por fin, ocupa el lugar que siempre debería haber ocupado por su importancia dentro de la arquitectura del sistema educativo. La Rioja y este IES Valle del Cidacos son un buen ejemplo de la nueva FP.

Defender la Formación Profesional es defender un camino que nos lleva a la prosperidad y a un futuro seguro. Defender la Formación Profesional como estrategia económica es defender un factor clave para el desarrollo creativo y sostenible de las personas y de los territorios. Y en esa tarea estamos firmemente comprometidos en esta tierra.

Majestades, bien conocéis cómo pensamos y cómo sentimos en La Rioja. Nos habéis acompañado en numerosas ocasiones en acontecimientos y eventos que hemos desarrollado, contando siempre con vuestro respaldo.

En La Rioja creemos de manera inquebrantable que sólo desde la dedicación y el esfuerzo podemos progresar, y que debemos hacerlo "pensando en grande", porque, en palabras de Ortega y Gasset, "sólo es posible avanzar cuando se mira lejos".

Así lo creemos y así estamos actuando. Proponiendo programas educativos innovadores y, de forma especial, en el ámbito de la FP. No nos contentamos con los resultados alcanzados. Nuestra meta no es lo ya conseguido, sino lo que queremos conseguir. Firmes en nuestros propósitos, llegaremos a donde nos propongamos, y estamos llegando a donde nos habíamos propuesto.

Creemos en un concepto inclusivo de educación, en una práctica educativa que dé respuesta formativa a cada alumno, de acuerdo con sus características, motivaciones y aspiraciones. Y este principio se hace especialmente palpable en el caso del que hablamos.

La Formación Profesional en La Rioja pivota sobre uno de sus ejes esenciales: el de formar competencialmente a los alumnos para el desarrollo posterior de una profesión. Y para que esto sea posible, es necesario contar con el compromiso del sector empresarial.

Majestades, en La Rioja contamos con unos magníficos docentes que ejecutan con rigor y dedicación la tarea formativa dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, a los que me vais a permitir que agradezca su empeño, esfuerzo y dedicación.

Y contamos también con un sector empresarial dinámico y creativo, que cree en la Formación Profesional y que la considera un factor estratégico de crecimiento y competitividad. A modo de reconocimiento están hoy aquí, en representación de las más de 1.500 empresas que participan en el módulo de Formación en Centros de Trabajo, los responsables de las empresas que colaboran con el IES Valle del Cidacos.

Un sector empresarial al que quiero agradecer ese esfuerzo y dinamismo que nos hace a los riojanos ser competitivos y mirar más allá de lo concreto, diseñando la estrategia de ‘La Rioja 2020’, en la que la formación del capital humano, la mejora de la empleabilidad y la introducción de las competencias clave en el currículo formativo, deben ser las características esenciales de una FP de calidad.

El desarrollo de la Formación Profesional dual, la introducción de un segundo idioma como competencia clave o el desarrollo de una FP integral, específica de La Rioja y en la que un 80% del currículo se lleva a cabo directamente en la empresa, nos lleva a creer que estamos en el buen camino.

Un camino que ha supuesto, en los tres últimos cursos, un incremento de 336 profesores en nuestro sistema educativo y mil nuevas plazas de FP en La Rioja, que equivale a decir mil nuevas oportunidades para los jóvenes riojanos, y que nos ha llevado a liderar el descenso de la tasa de abandono escolar temprano en España (10 puntos en sólo 2 cursos).

Majestades, si hay una característica que define La Rioja y a los riojanos, es su carácter emprendedor. El sector empresarial riojano está definido por su tamaño, por sus muchas pequeñas empresas y algunas medianas. Y en esa tipología empresarial la Formación Profesional es considerada, y debe seguir siéndolo, un factor estratégico de primer orden.

La creatividad, la innovación, el trabajo en equipo y la capacidad para aportar soluciones nuevas a las nuevas demandas del mercado de trabajo son competencias propias de una Formación Profesional de calidad, dirigida a la satisfacción de las necesidades formativas del sector empresarial; sin olvidar que, en el ámbito educativo, la FP debe contribuir también a dar cumplida cuenta de los objetivos del aprendizaje permanente, a lo largo de la vida y para toda la vida.

De nada nos sirve lo ya alcanzado si nos quedamos inmóviles en lo ya conseguido. Citando de nuevo a Ortega y Gasset, debemos tener en cuenta que "la vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada".

Pues bien, los riojanos creemos que sólo aspirando a lo grande podremos alcanzar grandes metas. Si siendo la Comunidad Autónoma más pequeña de España, no aspirásemos a grandes metas, tendríamos que resignarnos con lo pequeño, con lo parcial. Ninguna colectividad en la historia ha crecido y ha aumentado sin tener grandes aspiraciones.

Por eso queremos y debemos seguir avanzando. Porque no debemos contentarnos con lo que tenemos, sino que tenemos que aspirar a más. Porque un pueblo sin esperanza es un pueblo sin alma. Y donde no hay alma, no hay vida. Porque, como dijo Aristóteles, "la esperanza es el sueño del hombre despierto".

Por ello, es imprescindible que sigamos estando atentos y vigilantes a las nuevas y cambiantes necesidades formativas que plantea el mundo globalizado en el que vivimos. Que sigamos haciendo de los centros de Formación Profesional viveros en los que germinen ideas resolutivas e innovadoras, que puedan dar cumplida cuenta a las demandas formativas de empresas y personas, para seguir haciendo de la FP la clave que nos ayude a ser más competitivos y a alcanzar con éxito nuestras metas.

Porque la meta final de la verdadera educación no es sólo formar personas trabajadoras, sino personas que amen el trabajo; no es sólo aportar conocimiento, sino alumbrar personas con amor al conocimiento.

Majestades, estos son nuestros principios y nuestras ilusiones. Para ello contamos con una comunidad educativa y unos colaboradores imprescindibles: los empresarios emprendedores de esta Comunidad Autónoma. Os garantizo que en la persecución de esos fines no vamos a desfallecer. Porque creemos que los logros de una parte, por pequeña que ésta sea, contribuyen al éxito de los objetivos de todos. Y que sólo teniendo las mismas metas podemos configurar un proyecto común.

Proyecto común que encarna la España de hoy. Majestades, en estos momentos en los que algunos plantean dudas sobre la conveniencia de seguir unidos dentro de las diferencias, quiero que sepáis que La Rioja apuesta y apostará siempre por la defensa de la concordia, el entendimiento y la unidad territorial que emanan de nuestra Constitución.

Contad con los riojanos para seguir defendiendo un proyecto común de convivencia, asentado en los principios y valores constitucionales, que tan buenos frutos de desarrollo y bienestar han dado a España, bajo nuestro sistema político de Monarquía parlamentaria.

Majestades, en esa tarea, y en la de lograr una Formación Profesional de calidad y adaptada a las necesidades de nuestra sociedad, encontraréis siempre a vuestro lado a La Rioja.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja