23 de junio de 2011

Señor Director del Instituto ‘Literatura y Traducción de Cilengua’
Señor Presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas
Señores y señoras hispanistas


Quiero que mis primeras palabras sean de saludo a todos ustedes, de manera especial a los que por primera vez pisan este simbólico recinto, de tanta trascendencia para los orígenes de nuestra lengua, y a los que han venido desde más allá de nuestras fronteras.

A veces el tópico desgasta la fuerza de lo dicho, pero créanme que no es así si les digo que es un verdadero honor tenerles en esta tierra riojana que hoy les abre sus puertas. Lo hacemos desde el que se califica como "corazón del idioma", desde este lugar tan emblemático para los que hablamos español y seguramente también para ustedes, que han hecho de esta lengua su vocación y su profesión. Les agradezco sinceramente su presencia aquí y, sobre todo, el importante trabajo que van a realizar durante los próximos días. Gracias de verdad por haber aceptado la invitación de la Fundación San Millán de la Cogolla y de su Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española.

El 4 de diciembre de 1997, fecha en que se produjo la Declaración de San Millán de la Cogolla y sus Monasterios de Suso y Yuso como Bienes Culturales Patrimonio de la Humanidad, supuso un antes y un después en la historia de estos lugares.

La Rioja entendió esta declaración, más que como la culminación de un proceso, como el inicio de otro: el que haría a San Millán merecedor día a día del alto Galardón concedido por la Unesco. Había, además, que continuar el compromiso histórico adquirido hace más de mil años en el escritorio de Suso. Es, sin duda, un privilegio tener el calificativo de Bien Cultural de Interés Mundial, pero siempre fuimos muy conscientes de que este privilegio teníamos que seguir mereciéndolo día a día.

Por eso, pasado el momento de los fastos y celebraciones, se imponía el trabajo esforzado por salvaguardar no sólo un espacio natural y artístico, sino la lengua que en ellos vio la luz, una lengua que se ha convertido en el vehículo de comunicación de casi 500 millones de personas.

Para llevar a cabo esta responsabilidad histórica, el Gobierno de La Rioja auspició la creación de un órgano de gestión que permitiera que los Gobiernos Autonómico y Estatal, las instituciones, las empresas y las personas de toda clase aunaran esfuerzos para hacer de San Millán un centro de cultura y de visita de valor universal y para lograr que sea uno de los principales focos de estudio y difusión del español. Surgió así la Fundación San Millán de la Cogolla.

Por todos los medios a su alcance trabaja la Fundación con vistas a cumplir la primera norma de sus Estatutos, que manda velar por los Monasterios de Suso y Yuso. En este sentido, y desde 1998 en que se constituyera, se han acometido cuantas obras de restauración han sido necesarias para proteger y cuidar estos monumentos.

Pero la Fundación San Millán ha sido también motor de todo un proceso que ha hecho de San Millán un foco cultural y una referencia indiscutible del español. Hemos llevado a cabo cuantas actividades e iniciativas han sido precisas para analizar la situación del español, para estudiarlo y para divulgarlo.

La Rioja, tanto por su trascendental papel histórico en la configuración inicial del español, como por haberse convertido en la actualidad en un auténtico referente simbólico de esa lengua, se siente particularmente comprometida con su estudio y promoción. En su Estatuto de Autonomía, se determina entre las competencias de esta Comunidad la "investigación científica y técnica, en coordinación con la general del Estado, prestando especial atención a la lengua castellana por ser originaria de La Rioja y constituir parte esencial de su cultura"

Para contribuir a este fin y dando continuidad a una labor que históricamente se realizó con especial rigor en el escritorio emilianense, una labor que desde 1998 viene asumiendo y protagonizando la Fundación San Millán de la Cogolla, el Gobierno de La Rioja decidió crear a través de esta Institución, el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (Cilengua).

Con él asume La Rioja su liderazgo internacional en el compromiso con el estudio, la promoción y la difusión de la lengua española. Es este un Centro dedicado a la investigación y a la edición crítica de textos hispánicos, a la elaboración de obras lexicográficas y al desarrollo de diversos estudios sobre el origen y los aspectos históricos, literarios y culturales del español. Sus actividades se desarrollan por medio de tres institutos, el de "Orígenes del Español", el de "Historia de la Lengua" y el denominado "Literatura y Traducción", que con sabia mano ha empezado a dirigir el profesor Carlos Alvar, a quien hoy públicamente agradezco toda su colaboración.

De su mano también y de la del profesor Aldo Ruffinatto, Presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas y con quien, como preludio a este acto, he tenido la satisfacción de firmar un importante acuerdo de colaboración que permitirá a la Asociación y a la Fundación que me honro en presidir aunar esfuerzos en pro del español, ha venido este importante encuentro y la presencia de todos ustedes, insignes profesores e hispanistas

Soy muy consciente de la envergadura de la reunión que han comenzado hoy, cuya pretensión es la de fomentar la presencia de estudiosos de la lengua, la literatura y la civilización hispánicas originarios del Mundo Árabe y del África Subsahariana en los ámbitos de la investigación y la docencia internacionales.

Sé que parten con dos objetivos fundamentales: por una parte, el fortalecimiento de una red por la que circule la comunicación y que permita un acceso cómodo e inmediato a la información académica, y, por otra, la incorporación de los estudiosos africanos a la Asociación Internacional de Hispanistas. Dos deseos en los que vienen trabajando desde hace tiempo todos ustedes. Pues bien, al servicio de esos loables objetivos y al servicio de todos ustedes quiero hoy poner a la Fundación San Millán de la Cogolla y a su Cilengua. Queremos formar parte de su proyecto. Queremos que cuenten con nosotros para aupar el hispanismo en sus países y para auspiciar la presencia de todos ustedes en los foros internacionales.

Como todos los proyectos del Cilengua, este tiene la ambición de aportar al panorama cultural hispánico algo más que un recuerdo y de ahí mi propuesta.

Y por eso precisamente quiero darles las gracias. Por su esfuerzo y dedicación, por este trascendental encuentro, que espero no sea el último, y porque estoy seguro que hoy comienza una larga y estrecha relación de trabajo entre el Cilengua, la Asociación Internacional de Hispanistas y la Asociación de Hispanistas Árabes.

No quiero terminar sin mostrar de nuevo mi profundo agradecimiento al profesor Alvar, uno de los directores de Cilengua y director de este Encuentro, que ha reunido a tantas y tan destacadas personalidades. Un agradecimiento que quiero hacer extensivo a todas aquellas personas que han colaborado en su planificación y organización.

Y sin más, declaro inaugurado este Segundo Encuentro de Hispanistas del Mundo Árabe. Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja