3 de octubre de 2001

Sr. Presidente

Señoras y señores diputados

El mundo en el que vivimos, y del que La Rioja forma parte, pasa por momentos difíciles, tras los violentos acontecimientos internacionales que todos conocemos. Hoy más que nunca es preciso que los demócratas nos mostremos unidos en lo fundamental, como es la defensa de la vida y la dignidad humanas, y en el rechazo y la lucha contra el terror, sea del signo que sea.

El terrorismo es un problema internacional que requiere del esfuerzo colectivo, de una gran coalición que marque las pautas de la lucha antiterrorista que permitan dar seguridad, confianza, libertad, convivencia y paz a los ciudadanos.

Es evidente que, en estos momentos, hay retos en el ámbito internacional que suscitan incertidumbres, pero también es nuestra responsabilidad, la del Gobierno y la de las instituciones que conformamos el modelo de vida en democracia, el transmitir confianza y seguridad con propuestas, acciones y decisiones que contribuyan a mantener el ritmo de desarrollo social y económico.

A esa tarea les convoco al inicio de esta comparecencia ante el Pleno del Parlamento de La Rioja para celebrar un debate de política general sobre el estado de la región y sobre las actuaciones futuras que prosigan el desarrollo de nuestra Comunidad y de los riojanos.

Es un encuentro con el que mantenemos, por quinto año, nuestro compromiso de llevar a cabo un debate anual sobre la evolución de La Rioja antes de la aprobación de la Ley de Presupuestos del siguiente ejercicio. Un debate para dar cuenta del cumplimiento de los acuerdos expuestos en esta Cámara y de los proyectos de futuro, para que sus Señorías planteen sugerencias constructivas que puedan servir al fin último de nuestra misión, que es el servicio a los riojanos y el bienestar en nuestra región.

La Rioja mantiene un positivo ritmo de crecimiento y a ese dinamismo debemos responder desde las instituciones intentando adelantarnos a los acontecimientos, para ir un paso por delante de lo que la propia sociedad va demandando.

Esto nos exige a todos los representantes, Gobierno y oposición, una permanente puesta al día para establecer objetivos, o adecuar los planteados a los nuevos retos, que, de no actuar, se convertirían en necesidades.

Por ello, yo pido a sus Señorías altura de miras para que, sin perder la perspectiva de las lícitas discrepancias que nos separan, nos encontremos en la reflexión serena y en las propuestas pragmáticas. Que nos adaptemos a las condiciones reales de La Rioja y a las soluciones eficaces que nos permitan seguir creciendo. Que planteemos iniciativas con pasión, pero evitemos abandonarnos en polémicas estériles, ajenas a lo que esperan de nosotros los riojanos.

Porque la sociedad riojana, que es española y europea, ha entrado con ilusión y seguridad en el tercer milenio. Y por ello asiste expectante a transformaciones trascendentales como la moneda única, la libertad para trabajar o vivir en cualquier lugar del espacio europeo o la aparición de nuevas tecnologías favorecedoras de riqueza y bienestar. Por esta razón espera de nosotros propuestas viables y actitudes de acuerdo.

Desde ese posicionamiento, deseo trasladarles mi confianza en que las intervenciones que vamos a desarrollar a lo largo de estos dos días se fundamenten en valores que nos lleven a acercar posturas o a mantener las discrepancias con respeto y lealtad hacia el papel que desempeñamos cada uno.

Debería ser así en una coyuntura en la que La Rioja tiene planteados cuatro grandes retos -además del fin del terrorismo- que requieren el mayor consenso posible: la integración monetaria, la generalización de la sociedad del conocimiento, la modernización de las infraestructuras y el desarrollo estatutario.

El próximo 1 de enero se hará realidad la integración monetaria y todos deberemos realizar un esfuerzo para asumir que las monedas nacionales de la Unión Europea se transformen definitivamente en euros; para valorar los beneficios de no tener que cambiar dinero para viajar por Europa; para importar o para exportar; para reforzar nuestra identidad como ciudadanos europeos o para fortalecer nuestra economía. Y, también, para darnos cuenta de que, con ello, no se alterarán los contratos de seguros, ni de trabajo, ni las hipotecas, ni los precios.

Asimismo, las empresas deberán tener a punto sus estructuras internas de contabilidad, administración o comerciales para operar con la nueva moneda.

En el mismo sentido, las Administraciones públicas tenemos preparados nuestros servicios y hemos revisado el marco legislativo y reglamentario para estar adaptados al euro. A ese reto responden las actividades programadas para este tercer cuatrimestre en torno a la concienciación sobre el uso del euro e, incluso, el próximo debate presupuestario que será, lógicamente, en euros.

En segundo lugar, debemos asumir como algo cotidiano el uso de las nuevas tecnologías, la universalización de lo que se denomina la sociedad del conocimiento, entre otras razones, porque de ello depende nuestra competitividad.

El ordenador y la Red -principalmente- han introducido profundas transformaciones en la sociedad internacional. Suponen una verdadera revolución tecnológica que afecta a la formación y al trabajo, a la comunicación y a la información, al ocio y a los actos cotidianos.

Vivir de espaldas a esos dos elementos es negar la evidencia de que el mundo ha cambiado y nunca, como hasta ahora, han sido tan factibles y accesibles las relaciones entre personas en tiempo real y sin limitaciones geográficas.

Pero esas relaciones humanas, además de estrechar los lazos de convivencia, sirven a otros fines, como es el caso de la promoción económica. Actividades tan habituales, como pueden ser las tramitaciones ante las Administraciones o la compra de un sinfín de productos y servicios, se han consolidado y crecen en un marco virtual que, sin embargo, es real y un componente más del mañana que ya ha comenzado.

El Ashock del futuro@, que anunciaba Alvin Toffler hace ahora 30 años, se ha transformado en una nueva perspectiva desde la que seguir creciendo en bienestar y con seguridad, aunque con una urgente necesidad de extenderla a toda la población para que sus beneficios puedan llegar a todos, sin exclusiones.

Un principio de universalidad que rige, asimismo, en el planteamiento de la modernización de infraestructuras que estamos realizando desde el Gobierno de La Rioja.

Se trata de un modelo que busca la ordenación, la cohesión y el equilibrio territorial. Una combinación con la que se han planificado actuaciones en las áreas de la comunicación, el transporte, las políticas hidráulica y energética, el medio ambiente, el urbanismo y las telecomunicaciones para que La Rioja sea más competitiva hoy y esté preparada para seguir siéndolo en el futuro.

Nuestro horizonte, en esta materia, es tan amplio como la suma de todas las propuestas que se puedan realizar y los únicos condicionantes vienen definidos por el tiempo, que nos obliga a graduar actuaciones, o por la programación, para no colapsar zonas o servicios.

En cualquier caso podemos afirmar que hemos solucionado viejas reivindicaciones adormecidas y seguiremos conquistando realizaciones para el bienestar de los riojanos, la competitividad de La Rioja y la credibilidad de un proyecto que sirve a estos dos objetivos.

Con esa misma responsabilidad estamos acometiendo el desarrollo estatutario: Ejerciendo plenamente las transferencias aceptadas y aguardando con prudencia el momento más adecuado para incrementar el nivel de autogobierno que nos faculta el Estatuto del siglo XXI.

Desde ese marco podremos afrontar el proyecto de sociedad riojana que queremos la mayoría de los habitantes de nuestra región: una sociedad dinámica, con capacidad de decisión, participativa y comprometida con el desarrollo social, económico y cultural de las personas y del conjunto de nuestro pueblo.

Esa es la Comunidad con la que la mayoría nos identificamos. Las riojanas y riojanos nos reconocemos en una Rioja autónoma para decidir su destino de manera participativa y democrática; una Rioja orgullosa de su pasado como fuente de experiencia y sabiduría; una Rioja de progreso, social y competitiva, capaz de garantizar el futuro de sus gentes; una Rioja hermanada y solidaria con los pueblos de España y del mundo, leal a la Constitución y que apuesta por el encuentro y la cooperación.

Pero una tierra, también, que defiende con firmeza sus derechos. Entre ellos, al equilibrio territorial, que ha quedado, por una parte, salvaguardado con la eliminación de las Avacaciones fiscales@ y, por otra, con la aplicación, por vez primera, del artículo 46 del Estatuto de Autonomía y con la dotación de 3.500 millones de pesetas que serán librados por el Estado para compensar los desequilibrios producidos por los efectos derivados de nuestra situación limítrofe con otros territorios.

Somos, en definitiva, una Comunidad integrada en la Europa del nuevo milenio, que asume el reto de la modernidad y que está presente en el mundo aportando lo mejor que tiene.

Señor Presidente, el Gobierno que encabezo tiene la firme convicción de que el futuro de La Rioja se fundamenta en el desarrollo de tres pilares básicos: la vertebración económica, que dé solidez a las economías familiar, empresarial e institucional; la cohesión social, que sirva para garantizar la igualdad de oportunidades, y la proyección de La Rioja que facilite un mayor conocimiento de nuestras realidades y nos permita ser agentes activos en la construcción de la sociedad del tercer milenio.

Tres pilares que materializamos con nuestros propios recursos en cumplimiento del programa de gobierno que aprobó esta Cámara, y en colaboración con el resto de instituciones con las que conformamos el Estado y el espacio europeo al que pertenecemos.

Señor Presidente, me propongo reflejar en mi intervención la imagen real de la situación política, económica y social riojana, la gestión realizada y las previsiones que mi Gobierno tiene de cara al nuevo curso político que ahora comienza.

Un curso en el que los Ayuntamientos riojanos deben alcanzar un mayor protagonismo en el proceso descentralizador del Estado, asumiendo nuevas áreas de gestión desde el concepto de la cercanía con los ciudadanos y con los objetivos de la eficacia y la eficiencia de los recursos.

Para lograrlo, el Gobierno de La Rioja está trabajando, en cooperación con los Ayuntamientos, sobre un modelo de territorio que se fundamenta en el desarrollo del Pacto Local y el reconocimiento de la capitalidad de Logroño.

En cuanto al segundo, es razonable reconocer que Logroño concentra prácticamente la mitad de la población regional y un peso político y administrativo que le exige una prestación de servicios que otros municipios no requieren. Por otra parte, la existencia de núcleos de población muy próximos, bien comunicados y con una elevada tasa de demanda de prestaciones públicas, plantea la posibilidad de crear un área metropolitana que, respetando la soberanía y autonomía de cada ayuntamiento, comparta el uso de las infraestructuras, lo que supondrá optimizar recursos y abaratar costes.

Respecto al Pacto Local, el Gobierno ha avanzado en su aplicación, a través del borrador del Proyecto de Ley de Administración Local, que se ha ofrecido para su consideración a los municipios y a la propia Federación Riojana de Municipios, para que sean la voluntad y el consenso de los Ayuntamientos quienes lo aprueben y marquen el ritmo de desarrollo.

Es un proyecto basado en los principios de la lealtad institucional, la solidaridad y la subsidiariedad, que desarrolla la delimitación comarcal (recogida en nuestro Estatuto), la transferencia y delegación de competencias, el fomento de las mancomunidades, la regulación del Consejo Riojano de Cooperación Local y la constitución del Fondo de Cooperación Local de La Rioja. Contempla, asimismo, el régimen especial para el municipio de Logroño, aunque no la Entidad Metropolitana, que se creará por una Ley específica.

Con la aprobación de este marco jurídico completaremos un modelo de desarrollo municipal que iniciamos con la bianualidad del Plan de Obras y Servicios, el convenio de capitalidad, la consolidación de los convenios con las cabeceras de comarca, los encuentros anuales con todos los alcaldes riojanos y la Ley de Saneamiento de Haciendas Locales. Y continuó con otra normativa y legislación que institucionalizaba la presencia de las Corporaciones en la toma de decisiones que les afectaban, como el Consorcio de Aguas o el de Incendios.

Desde ese mismo principio de consenso, el Gobierno ha ultimado el Plan Director para mejorar el abastecimiento y la calidad del agua en nuestra región hasta el año 2010, ya que, a pesar de ser competencia de los Ayuntamientos, el Gobierno quiere colaborar con ellos para llevarlo a efecto.

Se trata de un plan cuyo objetivo fundamental es que todos los riojanos tengan agua en cantidad y calidad, planificando, ordenando y sistematizando todos los recursos, tanto superficiales como subterráneos, para garantizar el abastecimiento para el consumo humano, agrícola o industrial a todas las poblaciones sin ningún tipo de distinción y desde una gestión responsable de todas las administraciones.

Señorías, aunque la descentralización y el traspaso de competencias estén llegando a su más alto nivel, posibilitando el que podamos ofrecer todo tipo de servicios a nuestros ciudadanos, las realidades de nuestras regiones nos indican que podemos ser más eficaces en esa prestación y en el uso de los recursos públicos compartiendo determinadas materias.

Ese tono preside nuestra relación con las demás Comunidades Autónomas, en especial las más próximas. En este sentido, vamos a seguir manteniendo las líneas de cooperación que, hasta la fecha, hemos tenido con otras regiones: desde el intercambio y el fomento de la cultura con Castilla y León y Madrid, a través del Camino de la Lengua, hasta el desarrollo de infraestructuras comunes, como es el caso de Navarra, pasando por el desarrollo del Valle del Ebro en colaboración, también, con Aragón.

Ese convencimiento nos ha llevado a estrechar las relaciones con otras regiones, dando fluidez a la cooperación entre las instituciones autonómicas del Estado.

Una fluidez que ya manteníamos con la Administración General del Estado, y cuyos frutos -evidentes- tendremos ocasión de repasar a lo largo de este debate.

Pero sí quisiera resaltar ahora el alto nivel de atención con el que el Gobierno central acoge las propuestas que realiza La Rioja: atención para solucionar once años de las mal llamadas Avacaciones fiscales@; atención para impulsar la modernización de las comunicaciones y las infraestructuras hidraúlicas; para apoyar la rehabilitación de nuestro patrimonio histórico y artístico, o para respaldar la investigación y la aplicación de las tecnologías de la sociedad del conocimiento al servicio de los riojanos.

En similares términos debo referirme al hablar de nuestra relación con las instituciones europeas, con quienes cooperamos, no sólo para acceder a recursos que nos permiten realizar inversiones en infraestructuras productivas, sino también como agentes activos de la construcción de la sociedad europea.

En el primer caso, es evidente que La Rioja ha sabido gestionar con acierto los fondos procedentes de la Unión, tanto estructurales como de cohesión, así como los programas comunitarios. Algo más de 16.000 millones obtenidos durante el anterior período avalan esta afirmación.

Pero aún es más importante la dotación financiera prevista para el actual período, que se prolonga hasta el año 2006, y que asciende a cerca de 27.000 millones de pesetas, a los que hay que añadir 1.600 millones más en programas e iniciativas al margen de los Fondos. Un crecimiento superior al 65% con el que reforzar las políticas de fomento del empleo, tanto en formación, como en internacionalización y comercialización, suelo industrial, calidad e investigación, así como para la modernización de infraestructuras, en especial las dirigidas a servicios públicos diseñadas con criterios de sostenibilidad y recuperación medioambientales.

Por otra parte, La Rioja ha querido estar involucrada en el diseño de la nueva sociedad europea participando en los foros e instituciones en los que tenemos presencia. Por un lado llenando de contenidos la Oficina de La Rioja en Bruselas y, por otra, implicándonos en el quehacer del Comité de las Regiones y sus Comisiones con propuestas sobre el impulso al empleo, mercado interior, modernización del sector vitivinícola o protección de marcas o labeles de calidad. Fruto de esta implicación, es mi reciente aceptación de la presidencia de la Asamblea de Regiones Vitícolas de Europa.

En este sentido, les anticipo que el mes próximo se llevará a cabo en La Rioja una reunión de la Comisión de Empleo, Política Económica, Mercado Único y Pymes, del Comité de las Regiones, para tratar un Dictamen sobre AMercado interior y la sociedad de la información@. Y el próximo año, con la presidencia española de la Unión Europea, se celebrará un encuentro de Ministros de Administraciones Públicas en San Millán de la Cogolla, convocatoria que refrenda el prestigio internacional de la Cuna de la Lengua española.

Es, también, nuestra intención completar esta presencia de La Rioja en el mundo con unas misiones institucionales que nos llevarán a México, Francia y Polonia, además de otros desplazamientos concretos a Bruselas y aquellos que deba realizar con motivo de mis responsabilidades en la AREV.

Sr. Presidente, no quisiera cerrar este somero repaso a la cooperación entre La Rioja y otras instituciones sin referirme a la relación entre el Gobierno regional y el Parlamento de La Rioja.

Es una relación que se sustenta en el respeto, la lealtad y la colaboración y en el ejercicio de una interdependencia que nos lleva a desempeñar el papel constitucional que cada uno tenemos. A modo de pinceladas, les señalo que en estos seis años he intervenido en 108 ocasiones ante sus señorías y hemos traído a esta Cámara 48 leyes. Destaco, asimismo, la permanente comparecencia de Consejeros ante el Parlamento, sin que en estos momentos haya una demora especial en las solicitadas. Creo que todo ello supone un cambio sustancial en las relaciones entre ambas instituciones si las comparamos con otras épocas.

En este mismo orden de cosas, deseo anunciarles que, tomando como referencia el anterior Debate sobre el Estado de la Región, hemos dado cumplimiento satisfactoriamente a las resoluciones aprobadas. Resoluciones en su mayoría culminadas y el resto en fase de desarrollo.

Sr. Presidente, la razón de ser de una institución democrática no es sólo su relación con el resto de instituciones que formamos el Estado, sino -especialmente- su capacidad de liderar la sociedad y respaldar sus proyectos, ambiciones y ansias de bienestar.

Esta sociedad -la riojana-, conforma una de las más dinámicas de España como fruto de la conjunción de esfuerzos de las instituciones políticas, los agentes económicos y sociales y los propios riojanos, y refleja la imagen de una Comunidad en crecimiento.

Según la Contabilidad Regional, que elabora el Instituto Nacional de Estadística, La Rioja, junto a Cantabria, fueros las dos regiones españolas con mejor comportamiento económico durante el año 2000, en el que el PIB creció el 4,6%, cinco décimas por encima de la media nacional, un 11% más.

Una tasa similar recoge el informe anual de la Fundación de Cajas de Ahorro Confederadas referido al mismo periodo: un crecimiento del 4,77%. Pero si importante es la cifra absoluta, más importante es su equilibrada distribución sectorial.

Por sectores de actividad, el comportamiento fue muy positivo en Agricultura (4,16%), Industria (4,77%), Servicios (4,16%) y, especialmente, Construcción (10,78%).

Respecto al comercio exterior, las exportaciones riojanas tuvieron un crecimiento del 3%. Sin embargo, las importaciones, que se incrementaron globalmente el 16%, y particularmente en bienes intermedios, el 23,4%, reflejaron el interés de los empresarios riojanos por hacerse con estos bienes para mejorar su competitividad en los mercados.

Son unas cifras que reflejan un crecimiento sostenido de La Rioja, pero que tienen efectos colaterales no deseados, como es una tasa de inflación mayor que en el Estado. Se trata de una situación que desearíamos corregir, pero también es un deseo que choca con la libertad de los mercados, la autorregulación de los mismos, la libertad de elección de los ciudadanos y la falta de capacidad competencial del Gobierno regional para actuar en esta materia.

Es evidente, Señorías, que este alto nivel de consumo está estrechamente relacionado con el alto nivel de empleo logrado en La Rioja en los últimos años y al crecimiento de la calidad, de la contratación indefinida experimentada desde la firma del Pacto por el Empleo, aunque en este aspecto aún se puede avanzar mucho más. Todos los aspectos anteriores sitúan a La Rioja en el segundo lugar en capacidad de gasto.

Un breve análisis de la evolución del empleo en La Rioja, durante los seis últimos años, nos muestra que las cifras de desempleados registrados en el INEM se han reducido el 44%. Entre las mujeres, el paro se ha reducido el 38%, con la circunstancia que la demanda de empleo, la incorporación de la mujer al trabajo, ha crecido el 153% en ese período. Asimismo, entre los jóvenes el descenso ha sido del 41%Y, junto a todo ello, la contratación indefinida ha crecido el 186%, las colocaciones de los demandantes en el INEM han aumentado el 216% y la afiliación a la Seguridad Social el 27%.

Es una situación que está teniendo continuidad a lo largo del año 2001 y que nos debe implicar en la idea de una Rioja en pleno empleo, que no se frene ante la carencia de determinados profesionales y que apuesta -ya lo ha hecho- por incidir en la formación necesaria que haga posible que cada riojano tenga el puesto de trabajo adecuado. Esta formación llevará el tiempo preciso, pero no duden de que, al final, lograremos ese objetivo. Como lo vienen logrando un promedio de cerca de 11 riojanos al día desde que asumimos el compromiso de gobernar La Rioja.

Y es que la creación de empleo y el fortalecimiento y nuevo asentamiento de empresas continúan siendo objetivos fundamentales de la política del Gobierno que presido. Una política que se integra y desarrolla a través de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, desde la que se canalizan gran parte de los programas impulsores de la formación para el empleo y el apoyo a su creación y calidad, así como la captación de nuevas inversiones, la ampliación y modernización de empresas, la comercialización, la internacionalización, la investigación y el desarrollo, las medidas correctoras de contaminación y el fomento de los procesos de calidad y diseño.

Asimismo, desde la Dirección General de Empleo, Comercio, Consumo e Industria se gestionan los programas de formación de desempleados.

De sus resultados son buena muestra los 1.701 millones destinados a formación y fomento del empleo que han dado como fruto 1.182 empleos subvencionados en el último año o la decisión de varias empresas, como Würth, Wipack o la central de energía de ciclo combinado de Gas Natural, de instalarse en nuestra región.

Estos, y otros muchos resultados nos suscitan la reflexión de que la ADER ha cubierto su primer trienio superando las previsiones iniciales y, por tanto, este es el momento de abordar un proyecto de planificación estratégica que permita definir los ejes básicos de actuación de la entidad en un horizonte a medio-largo plazo. Me estoy refiriendo a crear una auténtica Aplataforma regional@ de promoción económica dotada de instalaciones, recursos humanos y tecnologías de la información que faciliten ir por delante de las necesidades de nuestra sociedad.

La política de la subvención no es por sí sola un medio de promoción económica si no avanzamos en una mayor implicación de los agentes económicos y de otras instituciones. Desde esta perspectiva, y manteniendo los programas de competitividad empresarial, la ADER afrontará en los próximos meses el impulso para la creación de un Centro de Diseño, un Centro de Transferencia Tecnológica, una mayor colaboración con las sociedades de capital riesgo y una potenciación de los planes de internacionalización para las empresas riojanas.

Unas medidas que se complementarán próximamente con la creación específica de una nueva Dirección General de Empleo en la Consejería de Hacienda y Economía, necesaria ante la cercana transferencia de las políticas activas con efectos 1 de enero de 2002, que dinamice, impulse y ejecute la política del Gobierno en esta materia, una vez consensuado el modelo con los agentes económicos y sociales, a través de su participación en la gestión del Servicio Público Riojano de Empleo. Asimismo, la firma del Acuerdo Social y Económico para La Rioja ha posibilitado un nuevo marco de desarrollo de las relaciones laborales, sobre todo en materia de Salud Laboral, tras varios meses de acercar posturas.

La creación del Consejo de Relaciones Laborales y de una Fundación para la Salud Laboral permitirán importantes avances a la hora de materializar el clima social y económico adecuado para favorecer y mejorar las condiciones de empleo.

Grandes pasos para una Comunidad que tiene grandes ambiciones para su progreso y bienestar y grandes potencialidades aún por desarrollar.

Sr. Presidente, Sras. y Sres. Diputados, en varias ocasiones he afirmado que el futuro ya ha comenzado. Basta mirar a nuestro alrededor para apreciar la intensidad de los positivos cambios que ha experimentado La Rioja en los últimos tiempos. Cambios que han traído riqueza para el conjunto de la región acercando el bienestar en los dos mundos que, hasta ahora, parecían antagónicos: el medio urbano y el medio rural.

Cambios, por supuesto, que responden a nuestros compromisos de gobierno y cuya consecución nos permiten ampliar los ejes prioritarios de nuestra gestión para que, en paralelo con el bienestar económico y social, reforcemos una sociedad que viva con calidad ambiental; apoyemos una sociedad del saber, implicada en las nuevas tecnologías, y fortalezcamos una sociedad sustentada en valores de solidaridad, tolerancia y convivencia.

Señorías, cuando hablo de reforzar el concepto de sociedad que vive con calidad ambiental me estoy refiriendo a un compromiso colectivo en el que ya estamos todos implicados, pero que necesita poner en marcha los mecanismos suficientes que permitan una relación armónica y equilibrada entre las necesidades sociales, la actividad económica y la protección del medio ambiente.

Los primeros pasos ya están iniciados. Hace tiempo. Y el objetivo final es claro y definido: lo aprobó el Gobierno el pasado mes de julio bajo la denominación de Estrategia Regional para la Conservación y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica.

En conseguir ese fin deseo recordar que no hace todavía un año que este Parlamento aprobó la Ley de Saneamiento y Depuración de La Rioja y que, en la actualidad, se está ejecutando el segundo Plan Director de Residuos y también lo está -y ha sido consensuado con todos los ayuntamientos- el segundo Plan Director de Saneamiento y Depuración de La Rioja.

Anuncio, asimismo, que próximamente entrará en esta Cámara la Ley de Protección Ambiental, con la que cerraremos el círculo de instrumentos legislativos básicos para que podamos seguir llevando a la práctica en nuestra Comunidad la filosofía que impregna el desarrollo sostenible.

No voy a entrar nuevamente en valorar cómo se encontraba La Rioja cuando iniciamos nuestras responsabilidades de Gobierno. Pero sí deseo decirles que, al día de hoy, quedan exclusivamente tres vertederos para residuos urbanos, que tienen sistemas de control y vigilancia; que La Rioja es la primera Comunidad española que tiene recogida selectiva de vidrio, papel, cartón, envases ligeros y pilas en todos los municipios de más de 200 habitantes y que hoy sabemos dónde están los suelos más contaminados, sobre los que venimos actuando.

El propio sector industrial se ha implicado en este compromiso con el medio ambiente y, en los últimos meses se han consensuado las asistencias técnicas para regularizar diferentes sectores, como la madera, calzado, artes gráficas y escombros de minas y graveras. En esta línea de trabajo se acaba de crear un Centro Asesor Ambiental para los industriales con el fin de promocionar el uso de las tecnologías limpias, las certificaciones ISO 14000 y el respeto al medio ambiente como un factor de competitividad.

Por su parte, los Ayuntamientos riojanos, a través del Consorcio, han asumido un trascendental protagonismo en cuanto a la coordinación en la recogida selectiva de residuos y el mantenimiento y limpieza de las depuradoras existentes. Y también en la construcción de nuevas depuradoras. Además de una quincena, cuyas obras están finalizando o ya están en funcionamiento definitivo o provisional, el Consorcio está iniciando, o a punto de iniciar, las de Villoslada, Igea, Cervera, Aguilar del Río Alhama, Rincón de Olivedo, Rincón de Soto y Alcanadre.

Asimismo, están previstas, con financiación del FEDER la de Ribafrecha; la de Murillo de Río Leza por parte del Consorcio, y la depuración del Cidacos -desde Calahorra hasta Arnedo- y las remodelaciones de las depuradoras de Alfaro y Nájera, por parte del Ministerio de Medio Ambiente, sin coste para la Comunidad Autónoma.

Por último, deseo resaltar la entrada en funcionamiento provisional de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Logroño, un viejo compromiso para que los caudales que lleguen al Ebro lo hagan en las debidas condiciones sanitarias, y la próxima construcción del Ecoparque de La Rad, cuyas obras comenzarán el próximo año.

Junto a las infraestructuras quiero destacar las medidas de conservación que estamos llevando a cabo en diferentes puntos del territorio riojano. Medidas de mejoras continuas en espacios naturales, como en el Parque de Cebollera; o la declaración de Reserva Natural de los Sotos del Ebro en Alfaro; de repoblación forestal, con un crecimiento en la última década de 40.000 hectáreas, con las que hemos alcanzado una cobertura forestal de un tercio regional, o de equilibrio cinegético y biológico.

No quisiera dejar de mencionar en estas materias la recuperación de la calzada romana de Torrecilla al puerto de Piqueras, las obras en ejecución de la Vía Verde Aguilar-Cervera por Contrebia Leukade, o las obras de la piscifactoría de Brieva para la producción de truchas autóctonas.

Nuestra riqueza medioambiental se veía reconocida hace escasos meses con la iniciativa del Gobierno central de instalar en Ribavellosa un Centro Polivalente y de Formación medioambiental, así como de Interpretación del Sistema Ibérico.

Como ya se ha hecho público, el Centro de Excelencia Medioambiental tendrá cuatro áreas básicas de uso: Centro Mixto de Investigación; Archivo Nacional de Historia y Documentación sobre el Medio Natural; Centro de Formación y Capacitación en Materia de Gestión de Espacios Naturales, y sede de las Delegaciones y Proyectos de Convenios y Organismos Internacionales.

El Ministerio de Medio Ambiente tiene previsto iniciar las obras de adaptación con carácter inmediato para que entre en funcionamiento en el otoño de 2003 y supondrá una inversión superior a los 1.000 millones de pesetas.

A todas estas medidas e iniciativas se suman la próxima elaboración del borrador de la Ley de Pesca y de los reglamentos que desarrollan las leyes de Caza y de Montes.

Y también se suman medidas que miran más allá de nosotros mismos. Que miran hacia las futuras generaciones: un total de 9.000 escolares riojanos participaron durante el pasado curso en los denominados Centros Educativos Sostenibles, para que la calidad ambiental tenga continuidad en el mañana.

La espectacular mejora producida en nuestra calidad medioambiental ha posibilitado un rápido crecimiento de una actividad económica, el turismo, generador de riqueza y de puestos de trabajo.

La creación de la empresa pública SODETUR es una importante apuesta por el desarrollo del turismo en general, en la que destaca el incremento importante de participación en los mercados nacional e internacional.

Las inversiones en Valdezcaray, ya en su segunda fase, o el proyecto de Parque de Dinosaurios, que ya dispone de terrenos y de un borrador de cómo será esta instalación, se combinan con los Planes de Dinamización, como el del Alto Cidacos, que está en su segunda fase; o el del Alto Iregua, que comienza en estas fechas, y está en estudio el de la Sonsierra.

Por otra parte, el turismo riojano se verá reforzado con la próxima construcción del Palacio de Congresos de La Rioja, cuyas obras comenzarán en los próximos días, la redacción del Plan Estratégico del Turismo y el desarrollo reglamentario de la Ley de Turismo.

Junto a ello deseo destacar el crecimiento del número de Casas Rurales y de instalaciones hoteleras y les anticipo que, en noviembre, se publicará en el Boletín Oficial de La Rioja el concurso de licitación del Casino de La Rioja

Sr. Presidente, me refería en mi intervención a una segunda sociedad: la del saber, la que camina para implicarse en las nuevas tecnologías de la sociedad del conocimiento.

Es un compromiso del Gobierno, asumido frente a sus Señorías en este Parlamento, desarrollar las energías de nuestra región para afrontar con éxito los retos tecnológicos que el mundo entero tiene planteados; y, especialmente, dirigir el esfuerzo regional hacia la consecución de objetivos que mejoren nuestra calidad de vida y que nos permitan seguir estando en la cabeza de la innovación tecnológica española.

Somos plenamente conscientes, y así lo quiero transmitir a sus Señorías y a todos los riojanos, de que la intervención del Gobierno en materia de telecomunicaciones y tecnología es esencial para que Internet, la radio y televisión digitales y la administración pública en casa sean realidades avanzadas en La Rioja y sirvan para que nuestros conciudadanos vivan mejor.

En estos años hemos trabajado con éxito en la definición de la Comunidad Autónoma como demarcación única para la banda ancha, con el fin de que todos los ciudadanos de La Rioja, incluso los de las poblaciones más pequeñas y alejadas, puedan acceder a los grandes beneficios de la Sociedad del Conocimiento y de la nueva economía, para que cada uno de ellos puedan situarse en el centro del nuevo mundo que se ha abierto con este siglo XXI.

De este modo, a través del APrograma Urbenet@, que nace a finales del año pasado, hemos logrado extender la banda ancha a 37 municipios riojanos.

Nos preparamos para poder afrontar los retos tecnológicos desde una posición sólida, con el fin de conjurar cualquier amenaza de fractura social derivada de la tecnología. Estamos garantizando la igualdad de oportunidades de acceso a la información, y además, y esto es especialmente importante Señorías, el Gobierno trabaja para que esta igualdad sea utilizada y aprovechada por nuestros ciudadanos.

En este sentido, el Gobierno riojano está llevando a cabo dos grandes Programas cuyos objetivos son acordes con lo que acabo de decir:

_ En primer lugar, el programa ALa Rioja en Onda@, una política de Telecomunicaciones para La Rioja, cuyo objetivo es incrementar la libertad de elección de los riojanos, tanto en radio como en televisión, cubriendo todo nuestro territorio con gran calidad de emisión.

Fruto de este programa es la extensión de la radio pública a más del 90 por ciento de nuestro territorio, con gran calidad en la recepción, y de casi el cien por cien de la televisión analógica y próximamente de la digital. Esto ha sido posible gracias a una eficaz política de infraestructuras públicas de telecomunicaciones situadas principalmente en Moncalvillo, San León y Yerga, y al acuerdo alcanzado con los operadores públicos y comerciales.

Sus beneficios y potencialidades tendremos ocasión de apreciarlos en unas jornadas específicas que se llevarán a cabo en próximas fechas, en las que La Rioja, durante once días, será protagonista de la información nacional.

Estamos consiguiendo, de esta manera, reforzar la idea de Comunidad y la creación de una comunidad informativa y de comunicación. A la vez, estoy seguro, de que todos estamos ganando un poco más de pluralidad y de libertad.

_ En este marco de La Rioja en Onda, pero con un peso realmente importante, quiero destacar el Convenio entre el Gobierno y las operadoras de telefonía móvil en la Rioja, COMYTEL, que nos está permitiendo, con un gran esfuerzo de las operadoras telefónicas y un talante muy sensible con el interés público, el despliegue ordenado de las antenas emisoras por el terreno rústico riojano. Un despliegue respetuoso con la protección del medio ambiente y acorde con las necesidades de comunicación de los habitantes de los núcleos pequeños de población.

En el medio urbano, el Gobierno dotará de forma inmediata a los servicios de telecomunicaciones de los equipos necesarios para evaluar las emisiones de las antenas de telefonía móvil, con el fin de garantizar, y dar seguridad y confianza, a las personas.

_ En el tercer lugar de esta parte destinada a la tecnología me queda referirme a la política de acercamiento de internet a la ciudadanía. Este mismo año nacía la Fundación Riojana para la Sociedad del Conocimiento, FUNDARCO, iniciativa de este Gobierno respaldada por las principales entidades sociales, asociativas y empresariales del sector en nuestra región, con el objetivo de extender y divulgar las tecnologías de la información y las oportunidades que ofrecen en el territorio de la Comunidad Autónoma, así como garantizar la vertebración e integración social y territorial de nuestra Comunidad.

Señorías, en apenas siete meses, FUNDARCO, ha puesto en marcha:

Pueblos Conlared, al que ya se han adherido 33 municipios para disponer de página web;

Formación Conlared, de la que se han beneficiado alrededor de 2.000 personas de 26 municipios;

Emigrantes riojanos Conlared, videoconferencias que han utilizado 223 personas, en especial con Chile y Argentina;

Correo electrónico, del que ya se han dado de alta 1.800 cuentas.

Monasterios Conlared, del que forman parte 5 monasterios, que aprovechan las nuevas tecnologías para su formación;

Y también se han llevado las nuevas tecnologías a los espacios de ocio para el verano y se ha incentivado económicamente a los jóvenes riojanos mediante los Premios Fundarco.

Y es que, en las tecnologías de la información se encuentran las claves más inmediatas del desarrollo del mundo que conocemos. Claves para la comunicación, claves para el trabajo, claves para el nuevo comercio o para la salud, los servicios sociales o los quehaceres más cotidianos en nuestros hogares. Claves que sólo tienen sentido si damos prioridad en el acceso al conocimiento a los que tienen mayores dificultades.

La Rioja, Señorías, figura a la cabeza en conexión a internet y lideramos la dotación de ordenadores personales por hogar. Sin embargo, todavía no alcanzamos la media europea y estamos lejos de la norteamericana. Pues bien, mi objetivo como gobierno es tomar como referencia las regiones y países más avanzados. Esto significa promover la adquisición de ordenadores por las familias riojanas y la conexión a internet.

Por ello, quiero anunciarles que entre el 8 de octubre y el 31 de diciembre de este año llevaremos a cabo una campaña que, mejorando lo ocurrido en otras Comunidades, ofrecerá a los riojanos un paquete integrado que comprende un ordenador personal, el uso de banda ancha en Internet, un servicio de atención permanente y formación específica, todo ello con la posibilidad de financiarlo a coste cero, gracias a la colaboración de dos entidades financieras: Ibercaja y CajaRioja. Esta es la respuesta riojana a la necesidad de mejorar el equipamiento tecnológico de los hogares. El precio del paquete se ofrecerá por 1 euro al día, 5.000 pesetas al mes durante 26 meses.

Hoy, también, puedo anticipar la próxima puesta en marcha de un "portal social" para informar sobre todas las iniciativas sociales que se desarrollan en La Rioja en los campos de mujer, discapacidad, mayores, inmigrantes, infancia y familia, así como una Agenda Digital que informe de todo tipo de actividades de La Rioja por medio de la Red.

La apuesta de La Rioja por las nuevas tecnologías no está pasando desapercibida en el conjunto del país, y así, hace pocas semanas, pude adelantar que nuestra Comunidad será sede de un Centro Nacional de Formación en nuevas tecnologías de la comunicación, dotado con 900 millones del Gobierno Central, que será la referencia para los jóvenes estudiantes españoles.

Con el fin de compartir experiencias y aunar esfuerzos en materia de Sociedad de la Información, recientemente se ha llegado a acuerdos entre Fundarco y varias instituciones y están muy avanzados los contactos para extender esta iniciativa a otras regiones españolas.

Señorías, ciertamente, las decisiones y las políticas publicas son cada vez más valorables, medibles quizás sea una expresión más certera. Nuestra Comunidad dispone de una Administración empeñada en asumir una modernización tecnológica constante y en abrirse y cooperar con otras administraciones de similar desarrollo, potencial o tamaño.

En la legislatura anterior, el Plan de Modernización recibió importantes apoyos de las administraciones regionales de Cataluña y Galicia: ahora estamos iniciando el desarrollo del Programa de Administración Digital, en cooperación con las Islas Baleares, que se llevará a cabo mediante un Convenio firmado el pasado 12 de septiembre, y que ejecutará nuestra empresa de informática SAICAR.

Nuestro fin, Señorías, es colocar al ciudadano en el centro de todos los esfuerzos públicos. Para ello, afrontaremos en breve el desarrollo de sistemas informáticos, en el marco del Programa Administración Digital, que nos permitan reconocer a los ciudadanos, recordar sus gestiones pasadas, avisarles de sus necesidades personales; en definitiva, serles útiles y ahorrarles tiempo.

En este sentido, les anuncio la pronta la remisión del proyecto de firma electrónica a esta Cámara, y paralelamente, la próxima aprobación por el Gobierno de sendos Decretos sobre Cartas de Compromiso con el Ciudadano y la regulación de la presencia de la Administración riojana en internet.

Estamos embarcados en levantar los cimientos de nuestra identidad en la Administración, en el espacio y en el tiempo. Creo, y espero, que esta opinión sea ampliamente compartida, que tras 20 años de historia de nuestra institución debemos renovar sus fundamentos. Recolocar los recursos ganados entre todos para conquistar, también entre todos, el futuro.

Durante este año hemos trabajado en la investigación de la identidad riojana. Y espero que en esta legislatura podamos aprobar entre todos la renovación de nuestro ser como riojanos, nuestras señas institucionales de identidad. Señorías, nuestra región ha cambiado, y es el momento de tomar cuenta del cambio y preparar el camino del futuro.

La Rioja es en la actualidad la única Comunidad Autónoma que dispone de una Oficina de Atención a la Víctima en todos y cada uno de sus edificios judiciales. Las oficinas disponen de dos equipos multidisciplinares formados por un letrado, un psicólogo y un trabajador social, una ventaja competitiva más respecto a otras oficinas españolas dotadas sólo con un jurista.

Sólo durante el primer semestre de 2001, más de 300 personas solicitaron la atención de los profesionales de este servicio, recibiendo un tratamiento especializado que abarca, no sólo los aspectos jurídicos de cada caso, sino los problemas psicológicos y sociales que anidan tras cada situación delictiva.

Por último, es necesario destacar el éxito obtenido con la adjudicación de 10 equipos de protección para víctimas de violencia intrafamiliar. Es preciso resaltar, también, que, a finales de este año, La Rioja contará con mecanismos de protección incorporados a teléfonos móviles con GPS, lo que permitirá la inmediata localización de la víctima incluso fuera de su domicilio.

Pero el futuro de La Rioja no se sustenta tan sólo en estos conceptos a los que me acabo de referir. Nuestra seguridad, nuestras potencialidades, se asientan sobre unos sectores económicos en los que se basa la fortaleza de La Rioja para crecer y para solventar dificultades, y en la consolidación de un verdadero estado de igualdad de oportunidades para todos.

La agricultura riojana orienta sus producciones hacia parámetros claramente de calidad; calidad que, junto con la seguridad alimentaria, forma parte de las principales demandas de la sociedad y también de los objetivos que la mayoría de los agricultores persiguen para sus producciones.

Pero además de buscar mayor calidad y seguridad alimentaria, hay que considerar la necesidad de que nuestras producciones sean competitivas y, de este modo, mantener uno de los pilares básicos de la economía en el medio rural.

Este Gobierno asienta el incremento de la competitividad en una decidida política de creación y refuerzo de las infraestructuras. De esta forma, se configuran los ejes básicos para permitir que el trabajo de los agricultores sea, no sólo más productivo, sino que, además, incremente su calidad en beneficio personal; en beneficio de un sector importante para La Rioja.

La mejora de las infraestructuras abarca desde las actuaciones en los caminos rurales hasta en los pastizales, pasando por la creación y la modernización de regadíos y las concentraciones parcelarias.

En el primer caso, en caminos rurales, este año se han realizado inversiones por valor de 741 millones. En cuanto a la ganadería extensiva de la Sierra se han creado más de 1.000 hectáreas de nuevos pastos mediante desbroces y hemos establecido líneas de financiación para la adquisición de desbrozadoras por parte de los ayuntamientos, que cuentan con unas ayudas del 100% de su coste.

Por otra parte, dentro del Plan de Regadíos, está prevista la modernización de 18.000 hectáreas y la creación de 5.272 más en el acuerdo marco de colaboración con el Ministerio de Agricultura.

En cuanto a las concentraciones parcelarias, durante este año han concluido las obras de Tirgo, Ollauri-Gimileo y Villalba. En las próximas semanas, está prevista la entrega de las nuevas fincas resultantes de la concentración parcelaria de Galilea. Y avanzamos a buen ritmo en Anguciana, Hormilla, Cordovín y Villaverde.

Por otra parte, la mejora de las explotaciones agrarias y la incorporación de jóvenes a la actividad ha contado con un esfuerzo presupuestario relevante: 500 millones por año, de los cuales 250 son aportados por la Administración General del Estado. Este esfuerzo ha hecho posible que podamos resolver todos los expedientes que se han presentado.

Por último, mediante el Programa de Desarrollo Rural hemos rebajado en 5 años la edad de acceso a la jubilación anticipada, que ha quedado fijada en los 55 años, acogiéndonos a la nueva normativa estatal. De esta manera, favorecemos el relevo generacional, necesario en la actividad.

El Desarrollo Rural va a seguir contando con la contribución de los agentes sociales y económicos en la gestión del nuevo programa Leader Plus, un programa que contará con 1.863 millones de fondos públicos para incentivar la agricultura, la industria, la artesanía y el turismo rural de nuestros pueblos.

Pero cada uno de los sectores agrarios también ha recibido una especial dedicación por parte de este Gobierno.

Comenzamos el año con una grave preocupación en el sector del vacuno. Un problema que, iniciado en el Reino Unido, alcanzó a España y del que, afortunadamente, en La Rioja nos hemos visto, de momento, libres.

Garantizar la calidad y la seguridad alimentaria e inculcar confianza a la sociedad fueron los principios de la Comisión que, bajo mi presidencia, organizó todos los aspectos necesarios para solventar la crisis. La elaboración de tests, la destrucción de cadáveres, la eliminación de las harinasY se incluyeron en un plan de actuaciones que ha resultado ejemplar en el contexto de las Comunidades Autónomas.

Pero la encefalopatía no excluyó otras incidencias en el sector ganadero. La peste porcina y la fiebre aftosa requirieron la ejecución de medidas especiales para su prevención y control.

La gestión de la campaña de saneamiento -que alcanzó al 100% de la cabaña de bovino y ovino-; el desarrollo de los trabajos sanitarios para estudiar e investigar dos enfermedades en relación con los salmónidos y la declaración de La Rioja como zona exenta y libre de ambas; el desarrollo de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria; los Programas de Mejora de Calidad de la Leche; la creación de un sistema de identificación de pequeños animales son algunos de los proyectos que ayudan y ayudarán al mejor desarrollo del sector ganadero. Y junto a ellos, el borrador del Proyecto de Ley de Sanidad Animal de La Rioja que acaba de ser entregado para su estudio a las organizaciones agrarias.

Pero queremos que el consumidor también reconozca la calidad. Y por ello, desarrollamos distintivos de calidad para la carne, para frutas, para hortalizas, para las más de 4.500 hectáreas de agricultura ecológicaY En este punto recordaré que en el año 1996 partíamos de 50 hectáreas de cultivos ecológicos.

Y para facilitar estas producciones de calidad, anuncio la próxima creación de una Sociedad Pública que apoye la gestión que se realiza en el Instituto de Calidad Agroalimentaria de La Rioja. Una sociedad que complemente y realice -en el sector y para el sector agrario- las labores de control y certificación necesarias para acreditar que la calidad que ofertan cumple las especificaciones reglamentarias marcadas por los distintivos de calidad.

En cuanto a la política vitivinícola del Gobierno, ésta se asienta en cuatro ejes básicos para dar respuesta a la situación que atraviesa el sector a nivel regional y nacional:

El eje de la calidad. Para ello contamos con la formación y la investigación, y con la reestructuración de viñedos.

El eje de la planificación. En él se engloban las plantaciones, la regularización, la actualización del catastro con una revisión municipio a municipio, viticultor a viticultor y parcela a parcela, con reflejo digital de los datos alfanuméricos y gráficos.

El eje de la promoción: El vino y los cinco sentidos, Prorioja, Salical, las Ferias, los encuentros de debate, el Foro del Vino son los canales de promoción que utiliza la Consejería de Agricultura. En este punto hay que añadir las campañas ofertadas por la Consejería de Turismo y Medio Ambiente.

El eje de la concertación: la Mesa del Vino, los acuerdos con el sector, la Asamblea de las Regiones Europeas Vitícolas... son una muestra.

Se trata, por tanto, de cuatro ejes para apoyar el prestigio y la viabilidad del Rioja y también los lugares de encuentro para que el propio sector se organice con visión de futuro. A ello colaborará, también, el Proyecto de Ley de Vitivinicultura que el Gobierno traerá a esta Cámara.

En esta materia no deseo dejar de lado la reflexión de que una planificación incorrecta en la década de los 90 nos ha llevado a desequilibrios entre la producción y la comercialización. Y tan contraproducente resulta la falta, como el exceso de producción con respecto a su comercialización.

Estos desequilibrios generan tensiones que requieren una gestión que defienda los intereses tanto sociales, como económicos.

Desde el Gobierno seguimos propiciando el encuentro y la concertación de las partes en la búsqueda de un acuerdo que, en el marco de una interprofesional, minimice los resultados negativos de estas tensiones.

Un segundo sector, la industria y el comercio, mantuvo el dinamismo respaldado por las políticas de promoción económica que ejecuta la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, y por la rebaja tributaria del IAE que, por segunda vez, realizamos desde el Gobierno de La Rioja para apoyar la creación de riqueza.

Hoy puedo anunciar un paquete de medidas que favorecerá a quienes constituyen el grupo más numeroso de empresas de nuestra Comunidad: las empresas familiares. Medidas que van dirigidas a facilitar la continuidad de la actividad en el momento siempre difícil de la transmisión Amortis causa@.

En primer lugar, la práctica eliminación de tributación del Impuesto sobre Sucesiones en la transmisión de las empresas y participaciones de carácter familiar. Se mantiene sólo un 1% sujeto a tributación, por mera medida de control patrimonial, quedando exento el 99% restante del valor de la empresa.

Y, en segundo, la creación de una línea de apoyo en la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja para materializar el llamado Protocolo Familiar que facilita la transmisión de la empresa en el seno de la familia y, con ello, la garantía de continuidad de la actividad y del empleo.

A todo ello deberíamos añadir las medidas que el Gobierno acaba de aprobar de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, en un impulso para ayudar a su competitividad.

Unas medidas que buscan afianzar la competitividad de las empresas en nuestra región y que se refleja en la inversión inducida en La Rioja durante el año 2000. Frente a unas previsiones de alcanzar los 30.000 millones, las inversiones reales han crecido hasta los 37.366 millones y las perspectivas para este año, a falta de tres meses para su cierre, nos apuntan un notable crecimiento gracias, sobre todo, a la puesta en marcha de líneas de ayuda para captar proyectos de grandes empresas y servicios conexos.

Recuerdo aquí, a sus Señorías, que ya está aprobada la construcción, por iniciativa de Gas Natural, de una planta de ciclo combinado de energía, con una inversión de 60.000 millones de pesetas, que la convierte en el mayor proyecto empresarial de la historia de La Rioja.

La atracción empresarial de nuestra Comunidad es evidente, y a ello contribuyen en buena medida los Programas Competitivos que materializamos desde la ADER, que han posibilitado que las inversiones se multipliquen por siete al igual que el número de proyectos.

En Innovación hemos mantenido el liderazgo nacional, en términos relativos, en proyectos de I+D+I, y multiplicamos por cinco la aportación media nacional del CDTI. La conclusión más positiva, en este aspecto, es que se ha consolidado la extensión de la cultura investigadora a las pequeñas y medianas empresas, con especial incidencia en las agroalimentarias, metalmecánicas, automoción, química y plástica y las de tecnologías de la información.

Respecto al comercio, durante el último año hemos llevado a cabo el programa de reforma de estructuras comerciales, que ha permitido acometer 143 proyectos de modernización con unas inversiones cercanas a los 3.000 millones de pesetas. Este programa ha facilitado, además, que se creasen 35 nuevas empresas. Puedo decirles, también, que se han concretado 69 proyectos de autoempleo con una inversión de 331 millones de pesetas.

Estos resultados, a los que se suman otras circunstancias, como el marco de referencia comunitaria, que se extiende hasta 2006; la afirmación logística de La Rioja en cuanto a infraestructuras y la eliminación de incógnitas por el efecto frontera y la necesaria autonomía que permita la implantación de nuevos productos y servicios aconsejan el diseño de un Plan estratégico que englobe todas las actuaciones de la Agencia de Desarrollo Económico hasta el año 2006.

Sr. Presidente, para contribuir al desarrollo económico, para hacer una Comunidad Autónoma más moderna, las infraestructuras juegan un papel fundamental y, por ello,las redes de comunicaciones están experimentando un avance decisivo en todos los campos, con el objeto de situar en nuestra Región los medios necesarios que favorezcan el crecimiento y bienestar de nuestros ciudadanos.

En transporte aéreo, se está construyendo el aeropuerto de La Rioja, que se espera que esté operativo en el año 2003, y que supondrá la puesta en funcionamiento de la infraestructura con mayor proyección de futuro de las sociedades modernas, inexistente hasta el momento en nuestra Comunidad.

En transporte por ferrocarril, la línea de actuación de este Gobierno se centra en potenciar su utilización integrándolo en el medio urbano de Logroño y sin perder el contacto con la alta velocidad. En este sentido, ya se ha trasladado la estación de mercancías a El Sequero, y se están realizando los estudios informativos para el soterramiento del ferrocarril a su paso por Logroño y la adaptación de la línea Logroño-Castejón a alta velocidad. Asimismo, se ha potenciado la comunicación por esta vía con Castilla-León y País Vasco mediante la puesta en funcionamiento de nuevos servicios y la coordinación general de horarios.

En transporte por carretera, este Gobierno apuesta no sólo por alcanzar la máxima seguridad en las vías, sino por que éstas sean verdaderas vías de comunicación con La Rioja y no de paso a través de La Rioja. En este sentido, el año que viene finalizan las obras del Nudo de la Estrella, la mayor inversión en esta infraestructura realizada en La Rioja; ya se ha iniciado el desdoblamiento de la N-120 y se van a comenzar a redactar los proyectos de desdoblamiento de la N-232 hasta Ausejo; Entretanto, se han reducido los peajes de la A-68 y se ha liberalizado el tráfico pesado en la autopista entre Agoncillo-Cenicero; asimismo, se ha puesto en marcha el Plan regional de Carreteras que en un medio plazo, 10 años, va a acondicionar todas las carreteras de la CAR dotándolas de las características técnicas necesarias para la seguridad y comodidad de los usuarios.

En esta decidida apuesta por el impulso de las comunicaciones destaca el hecho de que se haya dotado de estación de autobuses a todas las cabeceras de comarca, la implantación de nuevas líneas de autobús que comunican todos los rincones de La Rioja y la próxima entrada en esta Cámara de la Ley del transporte urbano.

En materia hidráulica, el apoyo de este Gobierno al Plan Hidrológico Nacional asegura la construcción de infraestructuras necesarias para la regulación de nuestros ríos, algunas en construcción, como la presa de Enciso y Castroviejo, y otras, próximas a su inicio, como la presa de Terroba, o en redacción de proyecto, como Laguna-Cabezón y Jalón y la del Regajo.

En cuanto a la política de vivienda, ésta se enfoca a cumplir un doble objetivo: por un lado, para facilitar el acceso a la misma a los colectivos que tienen mayores dificultades (jóvenes y personas con menores recursos) y, por otro, incentivar por medio de ayudas públicas una mayor actividad en el sector de la construcción.

Señoras y señores diputados, nunca, como hasta ahora, han tenido los jóvenes más ayudas y menores intereses para comprar una vivienda, aunque la buena situación económica haya propiciado un alza de los precios.

Tomando como referencia lo que llevamos de año, el Instituto Riojano de la Vivienda de La Rioja ha entregado viviendas en Galilea y en el sector El Cubo de Logroño. Asimismo, y antes de que finalice el año, otras 91 familias riojanas ocuparán sus nuevos hogares en Viguera, Aguilar del Río Alhama y nuevamente en El Cubo.

Además, ya estan en contrucción nuevas promociones de viviendas protegidas en Excuevas-Cuarteles, El Cubo y Torrecilla en Cameros, y es inminente el inicio de otras tantas en El Arco (específicas para jóvenes), Tricio, Cervera de Río Alhama, Santa Eulalia Bajera, Tudelilla y Ribafrecha.

La mayor actuación de vivienda protegida en La Rioja sigue en marcha. El Plan Parcial del Sector Valdegastea ya está en vigor, por lo que, en breve, tras la aprobación del proyecto técnico, se iniciarán las obras de urbanización, que albergarán 1.500 viviendas protegidas.

En su conjunto, Señorías, el Plan de Vivienda 1998-2001 se ha saldado durante el pasado año con un grado de ejecución del 84%, lo que da una idea del alto nivel de cumplimiento en esta materia.

Llegado a este punto deseo anunciar otra importante novedad en materia tributaria que entrará en vigor en enero de 2002.

La medida tributaria establece un tipo único para todas las adquisiciones inmobiliarias, sean nuevas o usadas, equiparando el de trasmisiones patrimoniales e IVA, pero se contemplan importantes rebajas en el tipo impositivo para ciertos colectivos con los que este Gobierno es especialmente sensible.

Las familias numerosas sólo pagarán el 3%, frente al 7% de carácter general, con una reducción de casi el 60%.

Asimismo, se fija un tipo del 5%, dos puntos menos, para la trasmisión de viviendas de protección oficial de régimen especial. El mismo tipo del 5% se aplicará a la adquisición de vivienda que vaya a constituirse como habitual de jóvenes menores de 36 años, con lo que este colectivo incrementará sus posibilidades de acceder a su vivienda, al unirse esta medida a las ya tomadas por la Consejería de Vivienda y a la deducción específica en IRPF, además de las correspondientes ayudas municipales.

Por último, a los riojanos afectados por minusvalía también se les aplicará el tipo reducido del 5%.

Para finalizar esta proyección de cómo se están desarrollando las condiciones económicas en las que se basa el desarrollo de La Rioja, deseo referirme a la política energética, en especial a la eólica, ya que, al día de hoy, el 32% del total de energía eléctrica consumida se está generando con energía eólica y autogeneradora. La previsión, con los nuevos parques de Yerga II, Escurrillo y Gatún, así como con los de Alcarama, es que lleguemos hasta el 67%, con lo que La Rioja se convertirá, en esta materia, en autosuficiente.

En paralelo continuamos impulsando la extensión de la red de gasificación a los municipios y polígonos industriales riojanos, en el segundo caso como un elemento de competitividad de nuestras empresas. Así, se está terminando de actuar en Rincón de Soto, Autol, Quel, Aldeanueva de Ebro, Albelda de Iregua, Alberite y Polígono de Cantabria, en Logroño.

Finalmente, deseo destacar la política de promoción de suelo industrial. En estos momentos, 15 municipios han presentado nuevos proyectos que suponen una oferta de 7 millones más de metros cuadrados, con un aspecto muy positivo como es su mejor equipamiento: gasificación, áreas dotacionales, etc.

Sr. Presidente, la buena salud de la economía riojana necesita ser fortalecida allí donde está la verdadera razón de su crecimiento: en las riojanas y en los riojanos.

Y esa es una realidad que nos debe llevar a reforzar las medidas que propicien el crecimiento y bienestar de la población con medios como a los que me voy a referir inmediatamente, pero también con apoyos fiscales.

Esta convicción nos lleva a plantear, en el marco de nuestra competencia sobre el tramo riojano del IRPF, una nueva desgravación, que se añade a las dos existentes, que será de 25.000 pesetas por el nacimiento o adopción del segundo hijo y de 30.000 por el tercero y sucesivos. Con esta reducción de la cuota incorporamos una nueva ayuda a las familias riojanas, que se suma a otros novedosos apoyos, como lo está siendo la educación.

Para este Gobierno que presido es un objetivo esencial la educación de todos los riojanos. Y hablo de educación en toda su dimensión, tanto en el aprendizaje de contenidos y destrezas, como el de actividades y valores.

Por otro lado, hay que ensanchar el horizonte y tener muy presente que el aprendizaje es una asignatura pendiente a lo largo de toda la vida, tal como se señala en el Memorándum de la Comisión Europea sobre el aprendizaje permanente. Por ello, nuestra concepción de la formación transciende la división de los tradicionales subsistemas: reglados, ocupacional y continuos. Estamos satisfechos

PEDRO SANZ ALONSO - Presidente del Gobierno de La Rioja