10 de marzo de 2016
José Ignacio Ceniceros, presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Presidente del Colegio de Enfermería de La Rioja.

Presidente del Consejo General de Enfermería de España.

Alcaldesa de Logroño.

Consejera de Salud.

Señoras y señores.

Quiero empezar mis palabras expresando mi felicitación al Colegio Oficial de Enfermería de La Rioja con motivo de su centenario, y a todos y cada uno de los profesionales de enfermería colegiados en nuestra región. Es un honor para mí compartir este momento con todos vosotros y poder resaltar el papel crucial que desempeña la profesión enfermera en el Sistema Público de Salud de La Rioja.

El 10 de marzo de 1916, hoy hace justo cien años, tuvo lugar la fundación de este colegio profesional, a cargo de Isidoro Inda y dieciocho practicantes más, bajo el nombre de Asociación de Practicantes de la Provincia de Logroño. A lo largo de este siglo, mucho ha cambiado la enfermería: pieza básica de nuestro sistema sanitario y ejercida mayoritariamente por mujeres en la sociedad actual.

Hace cien años era un oficio esencialmente masculino (los antiguos practicantes) y dedicado a ejercer funciones de auxiliar del médico. Hoy, como digo, es una profesión autónoma, con un cuerpo de conocimientos propio y una responsabilidad definida en la atención a la salud. Una profesión con vocación de servicio, con una identidad propia y que goza de pleno reconocimiento social.

Como sabéis, los estudios universitarios de Enfermería se iniciaron en La Rioja en 1978 y, a lo largo de esta legislatura, se culminará el proceso de integración de la Escuela de Enfermería en la Universidad de La Rioja, producto del diálogo y consenso entre las partes. El plazo de integración seguirá un proceso correlativo en el tiempo a la construcción de la nueva Escuela de Enfermería.

Según los plazos previstos, las obras podrían empezar a principios de 2017 en el solar del antiguo Hospital San Millán. Estoy seguro de que todos estos avances nos permitirán garantizar la estabilidad y el prestigio de nuestros estudios de Enfermería, que es una meta compartida por vuestro Colegio, la Universidad de La Rioja, el Gobierno que presido y la sociedad riojana en general.

Amigas y amigos, la enfermería es un pilar básico de la sanidad que hemos hecho posible entre todos en La Rioja: una sanidad pública, gratuita y universal, de calidad y cercana a los riojanos, a la que dedicamos nuestros mejores esfuerzos cada día. Según datos del Consejo General de Enfermería, La Rioja es la cuarta comunidad con una mejor ratio de profesionales de enfermería por habitante.

Según este estudio, La Rioja cuenta con 619 profesionales de enfermería por 100.000 habitantes, lo que supone 111 más que la media nacional, aunque está por debajo de la media europea, que es de 828. En este sentido, el Sistema Público de Salud de La Rioja comparte el objetivo del Ministerio de Salud de alcanzar la ratio fijada por la Unión Europea en 2020.

Además (lo que es más importante), es muy alto el grado de satisfacción de los usuarios con la calidad de la asistencia y cuidados de enfermería que reciben en La Rioja. Según datos del Barómetro Sanitario, las enfermeras son las que mejor valoración reciben dentro de nuestro sistema sanitario, con un 9,2 sobre 10. Algo que deseo destacar y felicitar por ello a nuestros profesionales de enfermería.

Soy consciente de que, junto a la alegría y satisfacción que sentís con motivo del centenario del Colegio de Enfermería, hay ciertos temas que os generan incertidumbre y preocupación. Sabed que la búsqueda de soluciones es una tarea conjunta. Desde el diálogo y el entendimiento, estoy seguro de que podremos alcanzar acuerdos que os permitan hacer cada día mejor vuestro trabajo.

Desde la constitución de vuestro Colegio, habéis alcanzado importantes logros, con arreglo a las posibilidades de cada época. Habéis contribuido a mejorar los medios y condiciones en que se desarrolla vuestra actividad, como eslabón fundamental en la prevención, promoción y cuidado de la salud. En esta fecha tan significativa, os animo a seguir trabajando por la ética y dignidad de la profesión enfermera.

Hoy es un día para valorar y agradecer la labor de los profesionales de enfermería. Una labor de asistencia humanizada y centrada en las personas, en la protección de su salud y la prevención de la enfermedad. Una labor que se encarna en los colegiados a quienes acabamos de imponer la insignia de oro de vuestro Colegio, en reconocimiento a sus fecundas trayectorias profesionales.

Vaya mi felicitación y gratitud para todas las personas que, a lo largo de estos cien años, habéis ejercido la profesión enfermera en La Rioja. Personas que ‘nos ayudáis a nacer, vivir y morir’, como se señala en el monumento conmemorativo del centenario de vuestro Colegio, en el que su autor, Alejandro Narvaiza, ha dejado huella de su obra y su generosidad.

Acabo ya mis palabras, felicitando al Colegio en su centenario y a todas las enfermeras y enfermeros que ejercéis vuestra profesión en nuestra región, así como expresando la firme voluntad del Gobierno de La Rioja de seguir poniendo a disposición de los usuarios los mejores recursos sanitarios posibles y de mejorar cada día, para ofrecer a los riojanos una sanidad de calidad y con futuro.

Feliz centenario y muchas gracias.