28 de noviembre de 2007

Sr. Consejero,

Señores Directores de Cilengua,

Sr. Rico,

Autoridades,

Señoras y señores:

Les doy a todos mi más cordial bienvenida, de manera especial a los que por primera vez pisan este simbólico recinto de tanta trascendencia para la historia más remota de nuestra lengua, y a los que han venido desde más allá de nuestras fronteras. Gracias de verdad por haber aceptado la invitación del Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española de la Fundación San Millán de la Cogolla.

Agradezco sinceramente el honor que ofrecen a esta Institución al acogerles para celebrar este Congreso Internacional sobre 'Códices literarios españoles' en conmemoración del VIII Centenario del Códice del Cantar del Cid. Con la presencia de todos y cada uno de ustedes y con el motivo que aquí les trae, brindan a esta tierra y a Cilengua un especial protagonismo.

La Rioja tiene acreditada históricamente, con prodigalidad documental, su nombradía de región española que, desde época muy temprana, se constituyó en uno de los ambientes intelectuales de mayor prestigio en el marco europeo.

Al legado filológico de las códices 31, 46 y 60, y a la aportación poética excepcional del primer poeta de nombre conocido de nuestra literatura, Gonzalo de Berceo, debe añadirse (e incluso anteponerse) la producción humanística realizada en los monasterios riojanos durante la Edad Media; producción que contribuyó de forma especialísima a la fijación y difusión de la cultura clásica.

Para llevar a cabo de forma eficaz este compromiso histórico, particularmente desde que San Millán de la Cogolla y sus Monasterios de Suso y Yuso fueran incluidos en la Lista de Bienes Culturales Patrimonio de la Humanidad, de lo que la próxima semana hará ya diez años, la Comunidad Autónoma de La Rioja viene realizando una importante tarea a través de la Fundación San Millán de la Cogolla. Una entidad que ha permitido que los Gobiernos Autonómico y Estatal, las instituciones, las empresas y las personas de toda clase aunaran esfuerzos para hacer de San Millán un centro de cultura y de visita de valor universal y para lograr que sea uno de los principales focos de estudio y difusión del español, sin olvidarse, por supuesto, del cuidado y la conservación de estos lugares.

Tareas todas ellas para las que hemos contado con el apoyo y el aliento de nuestro Presidente de Honor, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, de todos los Patronos y, por supuesto, de los Miembros Benefactores.

Este Congreso, que tengo el honor de inaugurar, hará posible que, una vez más, La Rioja sea punto de referencia de los estudios sobre nuestra lengua y nuestra literatura.

Decía Dámaso Alonso que el tesoro de nuestra edad es la lengua que hablamos y llamaba a todos los escritores que se expresan en español "hermanos en mi lengua". De ahí nuestro empeño en hacer que el nombre de La Rioja se vincule a estudios lingüísticos y a una preocupación especial por la lengua desde cualquier tipo de investigaciones y disciplinas. Ese es el fin último que impulsa a la Fundación San Millán.

Y para seguir contribuyendo a estos objetivos y dando continuidad a una labor que históricamente se realizó con especial rigor en el escritorio emilianense, esta Fundación decidió crear el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española, un centro que estará al servicio de la lengua, un centro que desde ahora pongo también a su servicio. Con él asume La Rioja su liderazgo internacional en el compromiso con el estudio, la promoción y la difusión de la lengua española. Es éste un Centro dedicado a la investigación y a la edición crítica de textos hispánicos, a la elaboración de obras lexicográficas y al desarrollo de diversos estudios sobre el origen y los aspectos históricos, literarios y culturales del español.

Un Centro dotado (como han podido comprobar) con una infraestructura de primer nivel. Cilengua, a través de la Fundación San Millán, ha sabido aprovechar los espacios del Ala del Cura y del Claustro de Santa Rita en el Monasterio de Yuso, tan generosamente cedidos por los Padres Agustinos, como sede principal de sus trabajos de investigación y estudio. Cuenta además con una residencia de investigadores, la Casa-Palacio Manso de Zúñiga, ubicada en la localidad de Canillas de Río Tuerto.

Queremos hacer de Cilengua un centro de estudios superiores y de investigación estrictamente profesionalizado. Un centro internacional, con investigadores propios cualificados, pero respaldado y nutrido científicamente por los departamentos universitarios, nacionales y extranjeros, y por las Academias de España y de los países de habla española. Un centro de investigación único en el dominio hispánico con envergadura y proyección científica. Este es nuestro firme propósito.

Contamos para lograrlo con una infraestructura y los instrumentos científicos precisos; pero contamos, sobre todo, con los mejores recursos humanos, encabezados por tres grandes filólogos, y con un Consejo Científico integrado por prestigiosísimas figuras.

Y contamos también con un buen número de proyectos. Algunos ya se han puesto en marcha, otros se iniciarán próximamente.

Por citar algunos de estos proyectos:

-El de 'Las Biblias Hispánicas', dirigido por el profesor Claudio García Turza, de notoria envergadura y que cubrirá una importante laguna de la historia de la filología y de la cultura españolas.

-El del ansiado Nuevo Diccionario Histórico de la Lengua Española, dirigido por el profesor José Antonio Pascual, una vasta empresa que deparará incontables beneficios a nuestro acervo cultural.

-El de la tarea inmensa y de importantes consecuencias que supone la recuperación del patrimonio literario de la lengua española y de La Rioja, que dirige el profesor Pedro Cátedra, de cuya mano, junto a la de María Luisa López Vidriero, el prestigioso Instituto de Historia del Libro y de la Lectura se ha integrado en el Cilengua. Entre sus proyectos, el de la recreación virtual del códice del Mío Cid, el manuscrito literario más importante del medievo español y el único completo dentro de la épica medieval española.

En torno a esta obra giran la exposición bibliográfica y el Congreso que tengo el honor de inaugurar hoy.

Cilengua, en colaboración con la Biblioteca Nacional, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y la Universidad de Zaragoza, está desarrollando un proyecto de investigación que pretende, utilizando las más sofisticadas técnicas de fotografía hiperespectral, la recreación virtual del famoso códice y la publicación de sus resultados en una edición crítica, además de contribuir a su conservación futura.

Un proyecto absolutamente innovador en lo que supone la aplicación de las nuevas tecnologías y los nuevos avances técnicos a las Humanidades. Algo que muy pronto veremos también, quiero anunciárselo hoy, en otro proyecto de Cilengua: una novedosa y verdadera revista electrónica, una revista de Humanidades, producto de la colaboración de Cilengua con las Universidades de Berckeley y de Columbia y que está siendo diseñada por la sociedad más avanzada en estos aspectos en España. Un proyecto absolutamente innovador y en el que vamos de la mano con dos de las universidades más prestigiosas del mundo.

Hemos recorrido un largo camino para llegar hasta aquí. Aún nos queda mucho por andar. Como Presidente de esta Comunidad y como Presidente de la Fundación San Millán de la Cogolla me siento muy orgulloso de lo que hemos alcanzado, pero sé también que no hemos de cejar en nuestro empeño. Queremos hacer un referente mundial de este Centro, un Centro que desde hoy mismo pongo a disposición de todos ustedes, a quienes sinceramente agradezco su presencia y su atención.

No quiero terminar sin agradecer a los tres directores de Cilengua su dedicación y trabajo. Especialmente hoy, porque le toca, al profesor Pedro Cátedra, director de este importante Congreso, que ha reunido a tantas y tan destacadas personalidades del hispanismo internacional y que nos permitirá, además, conmemorar el VIII centenario de la copia original del manuscrito del Cantar del Mío Cid.

Y, sin más, declaro inaugurado este Congreso Internacional sobre Códices literarios medievales. Muchas gracias.

Pedro Sanz - Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja