13 de noviembre de 2015
José Ignacio Ceniceros, presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Secretaria de Estado de Justicia.Alcaldesa de Logroño.Vocal del Consejo General del Poder Judicial.Presidente electo de la Asociación Profesional de la Magistratura.Señoras y señores.

Me alegra compartir unos momentos con ustedes y poder clausurar el XXII Congreso Nacional de la Asociación Profesional de la Magistratura, que, bajo el lema ‘Poder Judicial, un valor social’, ha convertido La Rioja en el epicentro de la actualidad judicial española durante estos días.

Es un honor para nosotros haber sido lugar de encuentro de jueces y magistrados, y foro de discusión y reflexión sobre temas de gran interés y actualidad, como la integridad e independencia del Poder Judicial contra la corrupción; el presente y el futuro de nuestros jueces, o la organización judicial y el estatuto profesional.

Vaya por delante mi enhorabuena y felicitación al presidente electo y a los miembros del comité ejecutivo, así como mis mejores deseos de éxito en su misión de representación, dirección y gestión de la asociación. Una gran responsabilidad, porque a nadie se le escapa que es la mayoritaria, con más de 1.300 profesionales asociados.

La justicia es uno de los pilares de nuestro Estado de Derecho. Su buen funcionamiento es fundamental para garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos.

Por ello, es encomiable la labor del Gobierno de la nación para agilizar el sistema judicial, aproximar la Justicia a los ciudadanos y reforzar la seguridad jurídica como factor de competitividad, a través del ambicioso programa de reformas emprendido durante esta legislatura.

Reformas no siempre fáciles, pero, a mi juicio, necesarias, como la de la Ley de Mediación, la del Código Penal o la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal. Reformas, en suma, que buscan reducir los tiempos de respuesta de los órganos judiciales y fomentar el uso de las nuevas tecnologías.

Creo que debemos seguir avanzando en la reforma de la Justicia, conservando lo que de bueno tiene y cambiando lo que se puede mejorar.

No quiero pasar por alto el acierto que supone el mantenimiento del actual modelo de demarcación judicial. Como no puede ser de otra manera, para nosotros es irrenunciable la actual distribución del mapa judicial de La Rioja, con los partidos judiciales de Calahorra, Haro y Logroño.

También deseo aprovechar esta oportunidad para destacar la profesionalidad y eficacia de nuestros jueces, magistrados, operadores judiciales y empleados públicos de Justicia. Profesionales altamente cualificados, a los que el Gobierno que presido está dotando de medios materiales y técnicos para hacer de la Justicia un servicio público más accesible, rápido y ágil.

Desde la asunción de las competencias en 2011, trabajamos para situar a las personas como eje fundamental de la Administración de Justicia riojana. Ya hemos dado pasos decisivos de la mano del Ministerio de Justicia y del personal de la Administración de Justicia. Y, brevemente, quiero exponerles nuestros planes de futuro.

En la primavera de 2016, pondremos en marcha el nuevo Palacio de Justicia de La Rioja. La unificación de las distintas sedes y órganos judiciales de Logroño supondrá un hito en la modernización de nuestra Administración de Justicia y la mejora del servicio público que prestamos, con una mayor agilidad.

Además, hemos realizado importantes iniciativas para impulsar las nuevas tecnologías, conseguir una Justicia innovadora y digital, y alcanzar el objetivo de papel cero en nuestros juzgados.

Desde enero de 2016, se podrán presentar de forma telemática los documentos en la Administración de Justicia riojana y, en julio, se podrá realizar la tramitación electrónica de los procedimientos. A lo largo del próximo año, se continuará con la implantación de la aplicación informática Lexnet y de las versiones del sistema de gestión Minerva.

En el objetivo de alcanzar una mayor eficiencia y eficacia, en 2016 iniciaremos la puesta en funcionamiento de la Nueva Oficina Fiscal y de la Nueva Oficina Judicial de La Rioja. Además, seguiremos apostando por la formación de los miembros de la carrera judicial, en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial.

Una colaboración, la del Consejo General del Poder Judicial y la de otras instituciones y entidades, que nos ha permitido trabajar en la denominada pre-Justicia.

Ya tenemos en marcha la mediación penal con menores infractores, la civil-familia, la penal de adultos y la mercantil. En 2016, impulsaremos la mediación contencioso-administrativa, a través de un proyecto piloto en los juzgados y Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja.

En resumen, son muchos los avances conseguidos, pero tenemos por delante importantes retos, en los que, como siempre, queremos contar con el apoyo y colaboración de todos los que día a día trabajan en la Justicia riojana: jueces, fiscales y operadores judiciales, como fiscales, secretarios judiciales, abogados o forenses.

Además, redoblaremos nuestros esfuerzos de diálogo y entendimiento con el Ministerio de Justicia, el Consejo General del Poder Judicial y la Asociación Profesional de la Magistratura, que, con su responsabilidad y compromiso crítico, pero constructivo, contribuye a lograr una Justicia de calidad, moderna y cercana al ciudadano.

Finalmente, ante la situación planteada en Cataluña, permítanme que aproveche este foro para defender la unidad de España y el valor de la Constitución como garante de la democracia, convivencia y progreso de nuestro país, así como para expresar mi plena confianza en las instituciones del Estado (y entre ellas, los jueces como parte esencial) para hacer cumplir la ley y garantizar los derechos y libertades de todos.

Con ese deseo declaro clausurado el XXII Congreso Nacional de la Asociación Profesional de la Magistratura.

Muchas gracias.