8 de marzo de 2007

Autoridades,

Presidenta y Vicepresidenta de Afammer,

Queridas Amigas:

Un año más, representa un placer acompañaros en esta jornada de trabajo que celebráis con motivo del Día Internacional de la Mujer, con el objetivo de dar un paso más hacia la igualdad efectiva de las mujeres en nuestra sociedad, asumiendo las mismas obligaciones que los hombres, pero también sus mismos derechos y oportunidades para poder desarrollar vuestro proyecto de vida desde la libertad y la independencia.

Todos somos muy conscientes, como no podía ser de otra forma, de que la igualdad es un derecho irrenunciable que os asiste. Así lo reconoce nuestra Constitución y así nos lo recuerda el Parlamento Europeo, que ha declarado 2007 Año Internacional de la Igualdad de Oportunidades para todos.

Pero es preciso pasar de esta formulación de principios, o de buenas intenciones, a una situación verdadera de igualdad, llenando de contenido ese derecho. Y, para ello, los riojanos, así como las instituciones y los órganos de Gobierno, tenemos que asumir como una obligación conseguir, desde una actitud activa y comprometida, que esa igualdad sea real y que, con el tiempo, no sea preciso reivindicarla, porque estará asentada en nuestra cultura y en nuestras relaciones diarias.

Mucho es el camino que hemos cubierto en este sentido, pero todavía nos queda algún tramo por recorrer. Por ello, celebraciones como las de hoy tienen un valor muy especial por cuanto nos sirven de toque de atención sobre lo que en esta materia queda por hacer y porque nos dan la oportunidad de reconocer la labor que en este sentido estáis realizando vosotras, las mujeres, exigiendo vuestros derechos, concienciando a la sociedad y promoviendo medidas para que la mujer alcance el protagonismo que merece.

Y al reconocer la labor de las mujeres, tengo que decir que ese reconocimiento es todavía mayor a las que vivís en el medio rural, porque tradicionalmente habéis sido víctimas de una doble discriminación, como mujeres, como trabajadores, como esposas, como madres, como cuidadoras de vuestros mayores…

Por ello, el trabajo de Afammer por alcanzar esa equiparación de la que vengo hablando se multiplica también por dos, o por tres o por tantos dígitos como pueblos existen en nuestra Comunidad Autónoma. Por tanto, permitidme que os felicite, desde el cariño y la admiración, por lo que está siendo vuestra ejemplar labor a favor de la mujer rural, propiciando su incorporación al mundo laboral, al ocio, a la cultura… a todos los campos de actividad, dinamizando económica y socialmente nuestros pueblos y ofreciéndoles oportunidades de futuro.

En este afán sabéis que habéis contado, contáis y seguiréis contando con el más decidido apoyo y respaldo del Gobierno de La Rioja, que está haciendo un gran esfuerzo por acercar servicios e instrumentos de desarrollo al mundo rural desde una política transversal que implica a todas las Consejerías.

Desde la Administración regional somos muy conscientes de que la igualdad, de la mano del trabajo, es más efectiva, porque os ofrece esa independencia y esa libertad que os hace iguales y libres para decidir y actuar.

Es por ello por lo que las principales acciones que, en este campo, desarrollamos están encaminadas a fomentar el empleo femenino y a posibilitar la conciliación de la vida familiar y laboral.

En los últimos cuatro años, 15.000 mujeres se han incorporado al mercado del trabajo, lo que nos ha permitido reducir la tasa de paro en más de 4 puntos. Sería prolijo enumerar el abanico de acciones que se han llevado a cabo para obtener estas cifras tan positivas y alentadoras, pero sí que quiero mencionar hoy aquí el Programa Primer Empleo y el Programa Mujer y Empleo, con los que Afammer tan activamente se ha implicado. Y recordar también, por su trascendencia, el Pacto por el Empleo Femenino que el año pasado firmamos con las organizaciones empresariales y sindicales y que sólo en 2006 permitió destinar 9,9 millones de euros a crear y mejorar el empleo femenino.

A ello habría que añadir las ayudas que, desde el Gobierno de La Rioja, se conceden a las mujeres para que creen empleo en su propia empresa.

Por lo que respecta a la conciliación de la vida laboral y familiar, os quiero recordar que, a la paga de 100 euros mensuales que las riojanas con empleo estable reciben del Gobierno nacional, nosotros añadimos una ayuda de 1.300 euros si tienen un hijo o familiar a cargo, y 1.600 si son dos o más. Además, las trabajadoras riojanas que quieran ejercer el derecho a la excedencia para el cuidado de hijos menores de 3 años recibirán desde 3.000 euros hasta 11.250, dependiendo de la duración de la excedencia, con un mínimo de un año, y del número de hijos a su cargo.

Y para favorecer todavía más la conciliación de la vida laboral y familiar, el Gobierno de La Rioja concede ayudas de entre 200 y 300 euros mensuales a los cuidadores de personas mayores dependientes. Una iniciativa que se completa con las 500 plazas de guarderías públicas en el medio rural que se han creado y con las 250 que se crearán en un futuro inmediato.

Si a ello sumamos las actuaciones orientadas a desterrar la violencia contra las mujeres, una de las más atroces lacras de nuestra sociedad, con ayudas económicas, con pisos de acogida y con itinerarios de inserción sociolaboral para ellas, así como con medidas de control hacia sus maltratadores, creo que puedo dar por concluida la relación de actuaciones que desde el Gobierno de La Rioja estamos desarrollando para que la mujer riojana sea una mujer libre, igual e independiente. Una mujer que está asumiendo el protagonismo que le corresponde en nuestra sociedad, un protagonismo que es cada vez mayor, hasta el punto de que podemos decir que nuestro futuro, el futuro de La Rioja, se escribe cada vez más en femenino.

Soy consciente, como he señalado antes, de que todavía queda camino por andar, pero tengo la seguridad de que recorriéndolo a medias, hombres y mujeres, riojanos y riojanas, éste será más corto. Hoy, cuando celebramos el Día Internacional de la Mujer, damos un paso más en esa dirección.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA