8 de marzo de 2006

Autoridades,

Presidenta y Vicepresidenta de Afammer,

Queridas Amigas:

Quiero felicitaros a todas y cada una de vosotras por la jornada de trabajo que habéis celebrado y que ahora clausuramos; y también por la labor que, como asociación, desarrolláis día a día para que el presente y el futuro de La Rioja se escriba en femenino. Una labor que recientemente ha sido valorada por la sociedad riojana en su conjunto, al distinguiros con el prestigioso galardón 'Riojanos del Año', por lo que vuelvo a expresaros mi felicitación más calurosa.

Como en varias ocasiones he señalado, mi mayor anhelo sería que el Día de la Mujer dejara de ser reivindicativo para convertirse en una fecha de celebración por los logros alcanzados. Logros que han de suponer la efectiva equiparación en derechos de hombres y mujeres en todas las esferas de la vida laboral, social y cultural.

En esa senda nos encontramos, prestando atención desde la Administración regional a lo que son vuestras demandas y reivindicaciones para vuestra plena inserción en nuestra sociedad, pero sin fijar cuotas, ya que las cuotas suponen levantar nuevas barreras, fijaros limitaciones que no tenéis por qué aceptar.

Bastante sabéis vosotras, las mujeres del medio rural, de cuotas y de porcentaje. Os habéis ocupado al 100% del cuidado de vuestros hijos. Al 100% de la atención a vuestros mayores. Al 100% de vuestros hogares. Habéis trabajado al 100% en las labores del campo y en la ganadería. Por tanto, habéis demostrado que ése, el 100%, es el único límite que se puede marcar a vuestras aspiraciones.

La igualdad no es sinónimo de la simetría. No se trata de ofrecer una apariencia de equiparación para tranquilizar nuestras conciencias, sino de alentar esa equiparación efectiva removiendo para ello los obstáculos y las trabas que la sociedad os ha puesto por vuestra única condición de mujeres, confinándoos a desempeñar los papeles de madres, de esposas, de amas de casa; y coartando vuestro desarrollo profesional y personal.

Una sociedad que no promueve la igualdad de hombres y mujeres es una sociedad, en primer lugar, injusta. Pero es también una sociedad poco inteligente, ya que desaprovecha el enorme potencial femenino en su desarrollo.

Bajo esas dos premisas, el Gobierno de La Rioja, así como Afammer, cree que facilitando el acceso al trabajo de la mujer, damos un nuevo impulso a nuestra Comunidad, a nuestro progreso económico; y ofrecemos a la mujer, al mismo tiempo, la mejor herramienta para su desarrollo en libertad e independencia, promoviendo de forma complementaria, y con este mismo afán, políticas sociales que hagan posible la conciliación de la vida laboral y familiar, con la construcción de guarderías, de centros de la tercera edad y de residencias para personas dependientes.

Esta convicción de que es no sólo necesario, sino obligatorio, facilitar un puesto de trabajo a la mujer que lo demanda es la filosofía que ha inspirado las políticas específicas de fomento del empleo femenino que hemos puesto en marcha, y para cuyo desarrollo hemos contado en todo momento con la colaboración entusiasta de Afammer, de todas y cada una de las mujeres que formáis parte de esta ejemplar asociación.

No voy a pormenorizar los planes que han visto la luz en los últimos años, pero sí quiero detenerme en poner de relieve sus resultados:

-Entre 1999 y 2005, se han creado 22.800 empleos femeninos en La Rioja.

-Entre 1999 y 2005, la tasa del paro femenino en La Rioja se ha reducido del 15,03 al 9,81%.

-Y en el último año, de enero de 2005 a enero de 2006, el número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social en La Rioja ha crecido en 3.573.

Paralelamente, y desde diversas instancias de Gobierno de La Rioja, se ha apoyado a la mujer emprendedora para crear su propia empresa, muy especialmente en el medio rural, como todas vosotras sabéis, lo que, todo junto, se ha traducido en una dinamización de La Rioja, en una dinamización de nuestros pueblos, que, gracias a vosotras, no ha sido meramente económica, sino también social y cultural.

A los que hablan de cuotas, parece que le molestan estos datos.

Parece que les molesta que nuestros objetivos en materia de empleo femenino se hayan ido cumpliendo. Pues bien, como parece que sólo les interesa las cuotas les voy a hablar de cuotas: de la cuota del 100% a la que tan acostumbradas estáis las mujeres, como antes he señalado. Y es que ése es el único objetivo con el que nos podemos plenamente conformar: con el objetivo de que, en un plazo razonable de tiempo, el 100% de las mujeres riojanas con deseo de trabajar pueda hacerlo. Sé que es un objetivo difícil de conseguir, pero sólo aspirando a lo máximo es posible acercarse.

Me consta que en ese empeño el Gobierno de La Rioja va a contar con vuestro apoyo, con el respaldo de Afammer.

Muchas gracias.

*Este texto puede ser variado u omitido total o parcialmente por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA