10 de enero de 2006

Ilmo. Sr. Alcalde de Logroño, D. Julio Revuelta,

Excmo. Sr. Consejero de Educación, Cultura y Deporte,

Excmas. e Ilmas. Autoridades,

Presidente de la Asociación de la Prensa Deportiva de La Rioja, D. Pedro Olalde,

Premiados,

Queridos Amigos:

Hoy, en este acto de entrega de galardones, y para orgullo de los riojanos, una bandera preside y acapara el mástil de honor: nuestra bandera, la bandera de La Rioja, que es sinónimo de éxitos y de triunfos.

Porque todos vosotros, independientemente de la disciplina que practiquéis, del club en el que militéis, formáis parte de un único equipo, de un gran equipo, de un equipo que se llama La Rioja.

Y esta noche nuestra bandera, la bandera de La Rioja, ondea en lo más alto.

En lo más alto porque fructífera ha sido la cosecha del deporte riojano a lo largo de este año que acaba de concluir. Y eso nos llena de satisfacción a todos los riojanos.

Tanto, que esta noche hemos querido rendiros este merecido homenaje para reiteraros que festejamos vuestros triunfos como propios, como un triunfo de La Rioja, y que siempre nos tendréis a vuestro lado, en los momentos buenos, pero muy especialmente en los más difíciles, brindándoos nuestro aliento e invitándoos a continuar, porque, como recordaba Napoleón, "el triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse".

Hoy no es una noche de desánimo, sino todo lo contrario. Es una noche de alegría. Una noche para celebrar la suma de muchos éxitos personales que confluyen en el éxito colectivo del deporte riojano.

Hoy es una noche para celebrar el éxito de Carlota Castrejana, que ha sido considerada por sexta vez consecutiva la Mejor Deportista Riojana. De Carlos Coloma, que, tras su imparable progresión, se ha hecho acreedor del título de Mejor Deportista Riojano.

El éxito de nuestros mejores promesas, de Fernando Llorente y de Ruth Conde, que más que una promesa es una feliz realidad que nos tiene acostumbrados a las más gratas victorias.

Es una noche para felicitar al Club Voleibol Haro y a Julia Gadea, que nos ha ofrecido en 2005 una formidable lección de superación desde su ejemplar veteranía.

Es una noche para mostrar nuestra entrañable adhesión a la labor que desarrolla la Federación Riojana de Deportes para Personas con Discapacidad Física. Y también para compartir la alegría de todas las personas e instituciones que han visto reconocida su aportación al deporte riojano desde su correspondiente parcela de responsabilidad.

Es, en suma, una noche para celebrar una añada, la de 2005, que, como la de nuestro vino, será mítica.

Gracias a vosotros, a los deportistas riojanos, La Rioja es, después de esta extraordinaria temporada, más y mejor conocida.

Gracias a vosotros, La Rioja se revela como una tierra de excelencia también en el plano deportivo; como una tierra donde están más presentes que nunca los valores que encarna la práctica deportiva, como son el de la superación, el de la constancia y el del esfuerzo.

Valores que estáis inculcando en todos los riojanos, pero muy especialmente en nuestros niños y jóvenes, en las futuras generaciones de riojanos, en esos 13.147 escolares que durante 2005 han tomado parte en los Juegos Deportivos de La Rioja y que ven en vosotros un ejemplo a seguir.

Nos presentáis en el exterior como una tierra con madera de vencedores; como una tierra que renueva día a día sus objetivos; y que lucha por conquistarlos. Como una tierra que no se encierra en sí misma, sino que contribuye, desde su aportación personal, al fortalecimiento de España. También, cómo no, en la vertiente deportiva. Porque vuestros triunfos, los triunfos de los deportistas riojanos, ayudan al éxito deportivo de España.

Por eso hoy, junto a la bandera de La Rioja, ondea también la bandera de España. Una bandera que representa a los deportistas riojanos y que representa a la Selección Española de Balonmano Masculino, a la que hemos hecho entrega de la Mención de Honor del Deporte de La Rioja por su extraordinaria trayectoria, coronada en febrero de 2005 con la conquista del título del mundo en Túnez.

Hoy, por tanto, es un día para fortalecer nuestro riojanismo, pero para recordar también que pertenecemos a un proyecto común al que damos lo mejor de nosotros mismos: nuestro esfuerzo diario e ilusionante.

Un esfuerzo que se renueva constantemente, como vuestras carreras. Como esas carreras que ahora, en este primer mes del año, echan de nuevo a andar con la garantía de los pasos dados y con la seguridad de que van a contar con el apoyo más ferviente de todos los riojanos para que el triunfo os vuelva a sonreír.

Os deseo lo mejor para 2006.

* Este texto puede ser variado u omitido total o parcialmente por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA