5 de octubre de 2007

Sr. Presidente de la Fundación Promete, D. Luis Ignacio Cacho,

Señoras y Señores,

Queridos Amigos:

Sean mis primeras palabras de sincera felicitación a los becarios que han recibido sus diplomas esta noche, así como a Lea Ybarra por su nombramiento como miembro de honor de la Fundación Promete, en su condición de directora general del Centro para Jóvenes con Talento.

Y mi felicitación, igualmente, cómo no, a la propia Fundación Promete, por la extraordinaria labor que está llevando a cabo en la identificación de jóvenes de alta capacidad y en la atención que les presta para su óptima inserción social, así como laboral, extrayendo de ellos sus mejores virtudes y capacitándoles para que sirvan al progreso de la tierra que les ha visto nacer.

'Si hay talento, hay futuro'. No puedo estar más de acuerdo con este lema. Y es que el capital humano, las cualidades y aptitudes de las personas, su imaginación, su carácter emprendedor, su inteligencia, en suma, es el mayor capital con que contamos para anticiparnos al futuro, para dar un paso más en nuestra carrera por mejorar las condiciones de vida de las personas en esta sociedad del conocimiento y de las nuevas tecnologías en la que nos hallamos. Una sociedad en continuo cambio y transformación que, para no detenerse, demanda el suministro permanente de lo que son los frutos del saber.

Por eso, es modélica la labor que desarrolla la Fundación Promete, la primera Fundación de iniciativa empresarial en España dedicada específicamente a apoyar a jóvenes de alta capacidad, con el loable fin de invertir hoy en ellos "para disponer mañana de mejores científicos, artistas, empresarios y ciudadanos".

En La Rioja contamos con muchos niños y jóvenes con talento. Las estadísticas lo dicen. Los diplomas que esta noche hemos entregado lo corroboran. Nuestra percepción y nuestra experiencia nos dice que es así.

Nuestra prioridad, por tanto, la del Gobierno de La Rioja, con el acompañamiento de la Fundación Promete, es la de detectarlos a tiempo, en su etapa escolar. Y ello para prestarles una educación de calidad adaptada a sus necesidades, a fin de que estos niños y jóvenes alcancen el máximo desarrollo posible en todas sus capacidades intelectuales, emocionales y sociales. Y ello, también, para no desaprovechar ni un gramo de este extraordinario capital con que contamos.

En ese afán, prioritario para nosotros, pero también, y muy especialmente, para los alumnos, estamos desde el Gobierno de La Rioja centrando nuestros esfuerzos.

A petición de los padres y de los centros, tanto públicos como concertados, los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica permanente realizan valoraciones de nuestros estudiantes, desde las edades tempranas.

Evaluaciones para, cuando se detecta a alumnos con altas capacidades, realizar adaptaciones curriculares para ellos a fin de que lo que han de aprender y la forma de enseñárselo redunde en el desarrollo máximo de sus capacidades. En algunos casos, además, también se flexibiliza para estos alumnos el periodo de escolarización.

Es una labor que está dando sus frutos, siendo un ejemplo para el conjunto de España. Una labor en la que estamos hallando el acompañamiento entusiasta y decidido de la Fundación Promete, por lo que deseo expresarle mi agradecimiento.

Tengo la confianza de que entre todos vamos a ser capaces de crear un futuro mejor para todos los riojanos, de la mano de estas personas y de sus excepcionales cualidades.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA