CELEBRACIÓN DEL X ANIVERSARIO DEL CENTRO RIOJANO EN ASTURIAS E INAUGURACIÓN DE LA NUEVA SEDE

PEDRO SANZ ALONSO, PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA


Presidente del Centro Riojano y Miembros de la Junta Directiva,
Queridos riojanos en Asturias,
Señoras y Señores:


Hoy es un día para felicitaros desde el cariño y el afecto de hermanos a todos vosotros, riojanos en Asturias, por vuestro ejemplo diario de riojanismo, de amor a vuestra tierra y de compromiso por fortalecer vuestros vínculos con La Rioja y darla a conocer en todas sus virtudes en el exterior.

Celebramos el décimo aniversario de la creación del Centro Riojano en esta querida Comunidad, en esta entrañable ciudad en la que nos hallamos. Y qué mejor forma de hacerlo que estrenando una nueva sede, como hemos hecho, en la emblemática calle Campoamor. Una sede más amplia porque la anterior se había quedado pequeña. Porque, en estos ilusionantes y prometedores diez primeros años de vida, no ha hecho sino crecer el número de socios, el número de embajadores de La Rioja en Asturias.

Y por ello tengo que felicitaros a todos vosotros, a la Junta actual y a las anteriores, por haber no sólo mantenido viva la llama de la riojanidad en Asturias, sino por haber sido capaces de transmitir a las nuevas generaciones descendientes de riojanos el cariño hacia la tierra de sus padres y abuelos. Jóvenes que deberán recoger el testigo para continuar en la senda iniciada para perpetuar esta hermosa causa que os une y os reúne en Asturias.

Cada vez que un Centro Riojano en el exterior, bien en España o bien al otro lado del mar, crece, crece al mismo tiempo La Rioja, se acrecienta su presencia y su influencia. Y eso es lo que ha ocurrido al cabo de estos diez años en Asturias: que La Rioja es más grande gracias a vosotros, también más conocida y más querida y admirada.

Querida y admirada porque queridos y admirados sois vosotros, que habéis trabajado duro por el progreso y el futuro de Asturias. Querida y admirada porque os habéis ganado la amistad de los asturianos, porque os habéis implicado activamente en la vida social y cultural de esta ciudad y de esta Comunidad. Y querida y admirada por las actividades que habéis desarrollado para dar a conocer La Rioja aquí, entre las que me gustaría destacar, en lo referente a este año, la celebración en Gijón de la IX Fiesta Riojana de la Chuletilla al Sarmiento, la celebración también del Día de La Rioja, el mes de junio, y del VII Mercado de la Artesanía Agroalimentaria, los pasados 6, 7 y 8 de noviembre en Oviedo.

Vuestro empeño es continuar progresando en esta dirección, y no dudéis de que el Gobierno de La Rioja, recogiendo el sentir de todos los riojanos, va a estar a vuestro lado, alentando vuestras aspiraciones y tratando de cumplir vuestros sueños, que son los sueños de todos nosotros.

Hoy está a vuestro lado este Gobierno y su Presidente. Hoy comparto con vosotros la alegría por la inauguración de esta nueva sede que es emblema y expresión de la pujanza de La Rioja, de su vocación de proyección exterior y de su irrenunciable deseo de entablar vínculos de amistad con otras regiones españolas para avanzar de la mano hacia un futuro de progreso.

Hoy festejamos los primeros diez años del Centro Riojano en Asturias. Los festejamos brindando con uno de los productos que más nos llenan de más orgullo: el vino. El vino de Rioja.

Y, al brindar, formulo un deseo: el deseo de que, dentro de otros diez años, se haga necesario ampliar vuestras instalaciones, pues eso querrá decir que este Centro habrá crecido y con él La Rioja.

Para que así sea, os pido que transmitáis el amor por vuestra tierra a vuestros hijos y nietos, para que ellos rejuvenezcan nuestra presencia en Asturias, para que conviertan el Centro Riojano en un espacio de vida, de amistad y de orgullo de riojanos.

Con la confianza de que así será, os reitero mi felicitación por este aniversario y por las nuevas instalaciones que desde hoy se ponen a vuestra disposición. Y os deseo lo mejor para el futuro.

Muchas gracias.


* Este texto puede ser variado u omitido total o parcialmente por el orador durante su intervención.