23 de abril de 2007

Ilmo. Sr. Alcalde de Calahorra, D. Javier Pagola,

Autoridades,

Sr. Presidente de la Cámara de Comercio e Industria, D. José María Ruiz-Alejos,

Sr. Presidente de la Fundación Caja Rioja. D. Fernando Beltrán,

Señoras y Señores:

Supone un motivo de alegría asistir a la inauguración de las XI Jornadas Gastronómicas de la Verdura, una iniciativa que va a colocar el foco de atención informativa durante unos días sobre Calahorra, reafirmando su título de Capital de la Verdura, ganado con todo merecimiento, y proyectando al exterior los innumerables atractivos de esta ciudad bimilenaria.

Del éxito de estas Jornadas hay que felicitar, en primer lugar, al Ayuntamiento de Calahorra, que se esfuerza año tras año por elevar el listón de esta convocatoria, con la programación de actividades novedosas y atractivas para todas las edades y con la celebración de eventos en los que participan los primeros espadas de la gastronomía nacional.

Hay que felicitar igualmente a la Cámara de Comercio e Industria y a la Fundación Caja Rioja, que se unen al Gobierno de La Rioja en el patrocinio de estas Jornadas.

Pero hay que felicitar sobre todo, y además de una manera muy especial, a los vecinos de Calahorra, a todos ellos, por su ejemplar implicación con esta iniciativa, por su participación activa en este evento. Un evento que, gracias a este entusiasmo popular, se ha convertido en el más importante de La Rioja y también del Norte de España en su género.

Los vecinos de Calahorra se sienten estrechamente identificados con su huerta y sus productos, de eso no cabe ninguna duda. Saben que su huerta es una de sus más fieles señas de identidad, que es la imagen de marca de la ciudad. Saben que la huerta de Calahorra es fuente de riqueza para nuestros agricultores y una garantía de éxito para la importante industria agroalimentaria. Saben que la pujanza de nuestra soberbia gastronomía, y su creciente fama, descansa en buena medida en las excelencias hortelanas de Calahorra. Y saben, finalmente, del poder de atracción de nuestras verduras para un tipo de turismo que está en auge, para nuestra satisfacción, y que busca disfrutar de una tierra y de las excelencias de esa tierra.

Las verduras, por tanto, suponen progreso económico, identidad, gastronomía, turismo, cultura y futuro para Calahorra.

Consciente de esta realidad, el Gobierno de La Rioja, recogiendo el entusiasmo de los calahorranos, ha puesto en marcha importantes iniciativas tendentes a explotar todas las potencialidades que encierra la huerta calahorrana.

En este sentido, me agrada recordar que, tras la creación del distintivo de calidad IGP Coliflor de Calahorra, acaba de abrir sus puertas el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria, que será un referente nacional en materia de investigación y desarrollo sobre los productos de IV y V gama y que tendrá una especial incidencia en las conservas vegetales, de gran arraigo en Calahorra.

De forma complementaria, y en esta misma línea, el pasado mes de enero, se presentaba el Plan de Dinamización de Producto Turístico Calahorra: Verdura, Gastronomía y Turismo. Un Plan que, con un presupuesto de 2 millones de euros, tiene por objeto consolidar el producto turístico de la verdura y la gastronomía y vincularlo con el importante patrimonio histórico-artístico de Calahorra y con la sostenibilidad ambiental.

Tengo el convencimiento de que con este Plan vamos a conseguir lo que nos proponemos: poner en valor el enorme potencial turístico de Calahorra. Y ello con actuaciones entre las que destaca la creación de un Museo de la Verdura, el diseño de una Red de Senderos de la Verdura y la consolidación de las Jornadas de la Verdura. Unas jornadas que hoy llegan a su XI edición y que nacen rodeadas de los mejores augurios. Y ello porque los calahorranos, todos los calahorranos, han puesto en ellas el mismo cariño e ilusión que ponen nuestros agricultores en las faenas del campo.

Gracias a este entusiasmo, Calahorra seguirá siendo lo que ha sido siempre: lo mejor de la huerta.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA