14 de junio de 2007

Excmo. Sr. Vicerrector de Relaciones Internacionales e Institucionales, D. José Martín y Pérez de Nanclares,

Excmo. Sr. Consejero de Agricultura y Desarrollo Económico, D. Javier Erro,

Presidente de la Asociación Libre de Economía, D. José Luis García Delgado,

Director de la Revista de Economía Aplicada, Sr. D. José María Serrano,

Coordinadora del Comité de Organización, Sr. Dña. Mari Cruz Navarro,

Señoras y Señores:

Supone una gran satisfacción para los riojanos acoger en nuestra Universidad, uno de nuestros principales agentes de progreso, el X Encuentro de Economía Aplicada, que se desarrollará hasta el próximo sábado en este emblemático Edificio Quintiliano.

Por ello, deseo expresar mi más sincero agradecimiento a la promotora de esta iniciativa, a la Revista de Economía Aplicada, así como a las personas que van a tomar parte en este encuentro, presentando y debatiendo trabajos de investigación que nos van a permitir conocer la realidad económica para, a partir de ahí, extraer conclusiones y diseñar pautas de actuación.

Junto a mi gratitud, añado una cordial bienvenida a esta tierra que les va a sorprender por los innumerables atractivos que concentra, superpuestos, en su reducido espacio, consecuencia de haber sido durante siglos punto de llegada de pueblos y civilizaciones que han dejado su impronta en nuestra cultura y en nuestra identidad de región hospitalaria y abierta al mundo.

Una región que, como tendrán ocasión de comprobar durante su estancia entre nosotros, ha sido capaz, de la mano de su autogobierno, y en permanentemente diálogo con los agentes sociales y económicos riojanos, de situarse entre las regiones más avanzadas, en lo social y en lo económico, no sólo de España, sino también del espacio comunitario, con altos índices de generación de empleo y de riqueza, y con una balanza comercial que es la más positiva, en términos relativos, del conjunto nacional.

Ahora bien, los riojanos no caemos con facilidad en la autocomplacencia. Ese es otro de los rasgos que nos distinguen. Estamos siempre alerta para adaptarnos a los cambios que tienen lugar en el contexto en el que nos desenvolvemos para adaptarnos, en tiempo y forma, a ellos a fin de no quedar descolgados de la dinámica de progreso a la que estamos incorporados.

Somos muy conscientes de que los ciclos económicos no son perennes. Del mismo modo, sabemos que el escenario común en el que nos movemos es el de la globalización, que puede traer consecuencias tan negativas como la deslocalización empresarial si no somos capaces de actuar con inteligencia, jugando convenientemente nuestras bazas.

Antes esta realidad, los riojanos estamos trabajando, con determinación y con grandes dosis de creatividad, por incrementar nuestra productividad y competitividad, elementos claves para nuestro desarrollo económico, aportando valor añadido a todo lo que hacemos y diferenciándonos en los mercados por la vía de la excelencia.

Además, estamos realizando una gran inversión en capital humano, mejorando la formación universitaria, profesional y permanente, para dotarnos de profesionales cualificados que den un nuevo impulso a nuestro modelo económico en consonancia con las exigencias de la economía globalizada. Y estamos potenciando la capacidad emprendedora de los riojanos.

Al mismo tiempo, y convencidos de que el conocimiento es el factor de producción determinante hoy por hoy, está siendo ejemplar nuestra labor en la potenciación de la investigación, en fomentar la innovación y en asimilar la nueva tecnología. Estamos avanzando hacia la consecución de una I+D+i con sello riojano, una I+D+i que se genera en la red de centros tecnológicos que tenemos repartidos por toda nuestra geografía y que nos está permitiendo el fortalecimiento de sectores generadores de alto valor añadido para competir en una economía globalizada.

Por su parte, la internacionalización es otro de los signos distintivos de nuestro modelo económico, como lo pone de manifiesto el amplio abanico de iniciativas que desarrollamos para impulsarla y como lo revela nuestra saneada balanza comercial, con unas exportaciones que no hacen sino crecer año tras año.

Lo que les acabo de mencionar es, en síntesis, el trabajo que desde La Rioja estamos llevando a cabo para incrementar nuestra productividad y nuestra competitividad.

Por lo que respecta a nuestras demandas, éstas son básicamente dos. De un lado, exigimos un marco normativo nacional que elimine los obstáculos para el desarrollo de nuestras empresas y que, a la vez, genere un foco atractivo de inversión para las empresas extranjeras. Y, de otra parte, exigimos ante los foros internacionales unas reglas de juego justas y leales para todos.

Estoy convencido de que, en la medida en que estas peticiones sean atendidas, se estará ayudando a garantizar el porvenir de las economías regionales, como la riojana.

Ese es el principal interés con el que La Rioja acoge este Encuentro, con el interés de que los debates que aquí se van a celebrar arrojen luz sobre el camino que las economías regionales debemos transitar para asegurarnos el lugar que nos corresponde en el mundo.

Con la certeza de que nuestros deseos se van a ver cumplidos, y reiterando mi gratitud y bienvenida a todos ustedes, declaro inaugurado el X Encuentro de Economía Aplicada.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA