25 de abril de 2007

Excmo. Sr. Consejero de Salud, D. José Ignacio Nieto,

Ilmo. Sr. Alcalde de Logroño, D. Julio Revuelta,

Sr. Presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud, D. Luciano Sáez Ayerra,

Congresistas,

Señoras y Señores:

Para los riojanos, que nos hallamos en un momento de impulso sin precedentes de nuestra sanidad, como tendrán ocasión de comprobar cuando visiten el próximo viernes el nuevo Hospital San Pedro, es un verdadero honor acoger el V Congreso Nacional de Informática de Enfermería.

Por ello, mis primeras palabras tienen que ser de bienvenida a esta tierra a los que llegan de otras regiones. Y también de felicitación al Comité Científico, por el interesante programa que han confeccionado para este Congreso en el que van a tomar parte más de 20 ponentes, todos ellos de un reconocido prestigio nacional e internacional.

El interés de todos los aquí presentes radica en abordar y compartir experiencias y temas de actualidad sobre la enfermería y su vinculación con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, algo que va a ser posible gracias a los talleres, mesas redondas, trabajos y comunicaciones que se van a desarrollar a lo largo de este Congreso.

Los riojanos, se lo aseguro, vamos a estar muy pendientes a lo que aquí se diga. Y es que nuestro personal de enfermería, formado por 1.125 profesionales pertenecientes al Seris y 103 a la Fundación Hospital de Calahorra, es una pieza clave de nuestro sistema sanitario.

Así lo revela la favorable valoración que sobre este colectivo tienen los pacientes, que destacan, en encuestas y a través de otros indicadores, su buen hacer en los cuidados y atenciones que dispensan.

Ejemplar ha sido, también, su proceso de traslado e integración en el nuevo Hospital San Pedro, por lo que deseo reiterarles hoy, a todos los enfermeros y enfermeras, mi agradecimiento, pues la satisfacción que manifiestan los pacientes de este centro recién inaugurado en buena parte se debe a ellos.

El Gobierno de La Rioja, consciente de esta realidad, de su determinante aportación a nuestro sistema sanitario, ha adoptado medidas encaminadas a fortalecer la identidad de este colectivo, definiendo sus competencias y responsabilidades, y a poner a su disposición las herramientas necesarias para una óptima formación profesional y un también óptimo desarrollo de su actividad.

Una formación que aspiramos a que sea de excelencia, a lo que contribuirá la construcción de la futura Escuela Universitaria de Enfermería, un edificio que será pronto una realidad y donde se impulsará un modelo docente e investigador avanzado, comprometido con los retos actuales y con los desafíos venideros.

Por su parte, al mencionar los medios que hemos puesto en manos de nuestros profesionales de enfermería, tenemos que señalar, obligatoriamente, aquellos que tienen que ver con las tecnologías de la Información y la Comunicación, que nos ofrecen unas extraordinarias posibilidades para ofrecer la mejor atención posible a nuestros pacientes. La atención más profesional, rápida y efectiva.

En este sentido, me agrada recordar que La Rioja ha sido pionera en España en la gestión única de las historias clínicas. Una historia clínica electrónica de la que también se benefician los profesionales de enfermería, ya que tienen acceso a los cuidados de enfermería aplicados a cada paciente, con la ventaja de poder planificarlos mejor y disponer de los informes clínicos y las pruebas complementarias que se han realizado al enfermo. Esto mejora notablemente el servicio que se ofrece al ciudadano e incrementa la necesaria cooperación entre el personal sanitario.

El colectivo de enfermería riojano dispone también de un programa de logística informatizado que permite una distribución sistematizada del material sanitario a las distintas unidades de enfermería. Y, mediante el Sistema de Gestión de Personal, tiene acceso a través de internet a la planilla informatizada de turnos de trabajo.

Y, de cara al futuro, en La Rioja también vamos a aplicar programas de telemedicina en el ámbito de la enfermería, con el objetivo de evitar desplazamientos a determinados pacientes que, por ejemplo, reciben asistencia en su propio domicilio.

Son sólo unos breves apuntes para poner de relieve la importancia capital del colectivo de enfermería en nuestro sistema sanitario. Una importancia que requiere, por nuestra parte, facilitarles su labor, poniendo a su disposición, por ejemplo y de una manera muy especial, la amplia gama de soportes que nos ofrece la Sociedad del Conocimiento.

Sé que a ello nos va a ayudar este Congreso Nacional que ahora declaro inaugurado.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA