18 de junio de 2005

Excmo. Sr. Consejero de Salud, D. Pedro Soto,

Director del Área de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas de La Rioja, D. José Antonio Oteo,

Presidente de la Sociedad Americana de Rickettsiología, D. David Silverman,

Señoras y Señores:

Sean todos ustedes bienvenidos a La Rioja, a esta tierra conocida por sus extraordinarios vinos y por ser cuna del idioma español que les acoge para celebrar esta importantísima Conferencia Internacional.

Supone un profundo motivo de orgullo tenerles entre nosotros.

Proceden de 42 países de los cinco continentes y son los investigadores más prestigiosos en la materia que nos ocupa.

Nos hacen un honor, se lo aseguro.

Su decisión de elegir Logroño nos convierte a los riojanos en punto de atención mundial durante estos días en el campo sanitario, y en el futuro no se podrá hablar de los avances en la lucha contra las enfermedades provocadas por este grupo de bacterias sin hacer una referencia expresa a esta Conferencia que ahora inauguramos.

Enfermedades de unos efectos ciertamente devastadores, si tenemos en cuenta que las rickettsiosis han matado a lo largo de la historia a más personas que todas las guerras juntas. Si a ello añadimos que, en la actualidad, los desastres naturales, las guerras, la pobreza, el cambio climático y los movimientos poblacionales, entre otros, junto al potencial uso de los rickettsiales como armas biológicas, hacen que estas enfermedades sigan siendo un grave riesgo para la salud pública no cabe la menor duda de que les debemos prestar atención y apoyo institucional.

Toda nuestra atención y todo nuestro apoyo, para combatir estas enfermedades.

De ahí la enorme trascendencia de esta Conferencia y de ahí la satisfacción de los riojanos por el protagonismo que ustedes, con su presencia, nos conceden.

Como han podido contemplar en el vídeo que sobre La Rioja se acaba de proyectar, existen muchas excusas para acudir a esta tierra, pero para mí supone un motivo de especial orgullo que la decisión de celebrar este Congreso en Logroño tenga una motivación especial, cual es la de reconocer la labor de los investigadores del Área de Enfermedades Infecciosas del Hospital de La Rioja, a cuyo frente se encuentra el doctor Oteo.

Mi felicitación hacia él y hacia su equipo. Mi felicitación hacia ese equipo mutidisciplinar formado por clínicos, microbiólogos, vetenerinarios, biólogos y epidemiólogos que desde hace más de 15 años vienen trabajando en enfermedades transmitidas por artrópodos vectores y que han conseguido ser referencia nacional en Rickettsiosis y otras enfermedades afines.

Resulta difícil encontrar una publicación nacional o internacional en el campo de las enfermedades transmitidas por vectores en la que no se cite alguna de las aportaciones de este grupo. Son pioneros en la descripción de enfermedades no conocidas y/o no descritas en nuestro medio, así como en el aislamiento e implicación de nuevos microorganismos en patología humana.

A nivel de España, no existe ningún equipo con suficiente experiencia clínica y que además lidere un laboratorio con medios suficientes para un diagnóstico microbiológico exacto. Este equipo es capaz de realizar estudios de campo y desplazarse a cualquier punto del país; y desde hace años recibe consultas de otras Comunidades españolas y de otros centros del extranjero.

No me voy a extender en enumerar más méritos, de sobra conocidos por todos ustedes. Pero sí me gustaría subrayar que este equipo refleja a la perfección el interés de La Rioja por impulsar la investigación en el campo sanitario.

La innovación y la investigación médica aplicada es uno de los pilares básicos del modelo sanitario riojano. En este sentido, me permito anunciarles que próximamente el Gobierno regional va a adjudicar las obras de construcción el futuro Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de La Rioja (CIDIR), que estará incluido en el nuevo Hospital San Pedro.

Este centro, que comenzará a construirse a finales de julio y que tiene un plazo de ejecución de 18 meses, gestionará la alta tecnología para el diagnóstico y el tratamiento sanitario en La Rioja, desarrollará la política de investigación aplicada en Ciencias de la Salud de nuestra Comunidad y coordinará el desarrollo de lo sistemas de información sanitaria de La Rioja.

Será en este centro donde desarrollará su labor el Área de Enfermedades Infecciosas, contando con más medios y con una más moderna tecnología, lo que redundará, sin duda, en una mayor eficacia investigadora.

Nuestro propósito es que se considere el Área de Enfermedades Infecciosas como referencia nacional y que, en tal sentido, se colabore con el Gobierno de La Rioja en el desarrollo y financiación del CIDIR como centro de referencia nacional.

Los méritos para alcanzar tal consideración ya los he enumerado someramente con anterioridad. Todos ustedes los conocen. Y todos ustedes los avalan con la celebración de esta Conferencia que declaro inaugurada, y por lo que deseo reiterarles mi más sincero agradecimiento y mi bienvenida.

Muchas gracias.

* Este texto puede ser variado, ampliado u omitido en parte por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA