22 de octubre de 2008

Ilmo. Sr. Alcalde de Arnedo, D. Juan Antonio Abad,

Excmo. Sr. Consejero de Industria, Innovación y Empleo, D. Javier Erro, Sr. Rector Magnífico de la Universidad de La Rioja, D. José María Martínez de Pisón, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria, D. José María Ruiz-Alejos, Presidente de Aiccor, D. José Antonio Sáenz de Tejada, Queridos amigos:

Es un placer inaugurar hoy en Arnedo este curso de verano que nos va a permitir dar un nuevo impulso a la competitividad de un sector tan determinante para el progreso y desarrollo de esta ciudad y de su comarca como es el calzado.

Por ello, quiero en primer lugar expresar mi agradecimiento y felicitación a los organizadores: a la Universidad de La Rioja y al Instituto Virgen de Vico, que simbolizan con esta iniciativa su firme vocación de servir, desde el estamento docente, a la dinamización de nuestro tejido industrial, generador de riqueza y de puestos de trabajo en nuestra tierra.

Quiero, igualmente, dar la bienvenida a las personas que van a tomar parte en este curso, a los empresarios muy fundamentalmente, pues su aportación va a ser de suma utilidad para consolidar el peso, la proyección y el prestigio del calzado de Arnedo, del calzado riojano, tanto en España como en el escenario internacional.

Hoy es un buen momento para felicitarnos por la extraordinaria trayectoria de este sector, por su fortaleza y por su inalterable crecimiento, fruto del trabajo conjunto del Gobierno de La Rioja y de nuestros empresarios.

Se trata, con más de 3.000 trabajadores y más de 300 empresas, de la tercera actividad industrial de La Rioja. El cuero y el calzado es el tercer producto industrial más vendido. Y su facturación fuera de nuestras fronteras supone el 12,72% del total del valor de las exportaciones riojanas, con una tendencia ascendente, como lo indica el dato de que, entre enero y junio de este año, las operaciones en el mercado internacional han arrojado un saldo de 78,6 millones de euros.

Múltiples, diferentes y convergentes son los factores que explican el buen momento por el que atraviesa este sector en La Rioja.

De una parte, la unión de fuerzas y de iniciativas de los empresarios, agrupados bajo el paraguas de Aiccor, que saben combinar tradición y modernidad, complaciendo los gustos de los consumidores en un mercado tremendamente cambiante.

De otro, la formación, tanto profesional como continua, de los trabajadores.

También, el decidido apoyo de la ADER, que ofrece a las empresas diferentes servicios para mejorar su competitividad a través de programas centrados en aportar valor añadido a los productos, en incrementar la formación de los empleados, en diversificar las empresas y en abrir nuevos mercados para exportar.

Y, finalmente, el Centro Tecnológico del Calzado de Arnedo, que, dotado con las tecnologías más avanzadas en los campos del diseño y la fabricación, está contribuyendo a cubrir las necesidades detectadas por el propio sector y a desarrollar aquellas actividades que son fundamentales y que, sin embargo, las empresas no están capacitadas para abordar de manera individual.

Consecuencia de todo ello es que Arnedo se ha convertido en un distrito industrial de primer orden, con prestigio y de referencia mundial.

Ahora bien, todos somos conscientes de los momentos por los que atraviesa nuestra economía. Y, muy especialmente, la actividad industrial que nos ocupa, caracterizados por la creciente globalización y por una cada vez mayor competencia, lo que nos obliga, desde la experiencia acumulada, a analizar las oportunidades y amenazas que se nos presentan para seguir avanzando por la senda de la competitividad.

A esta obligación trata de dar respuesta este curso de verano. Un curso que, a través de las múltiples actividades programadas (como mesas redondas o visitas a empresas) va a servir para concienciar a la sociedad, a los estudiantes, de la importancia del sector de calzado y para estimular a nuestros empresarios a continuar, de la mano del Gobierno de La Rioja, ahondando en estrategias que se han demostrado de éxito. Entre ellas, la innovación, el fortalecimiento de la marca, el diseño, la internacionalización y la formación del capital humano, introduciendo los cambios que sea preciso introducir para consolidar nuestra competitividad en el contexto en el que nos hallamos.

Con el convencimiento de que entre todos, como hasta ahora, vamos a ser capaces de dar un nuevo impulso a este sector, declaro inaugurado este curso de verano que, en buena medida, nos va a ayudar a avanzar en este objetivo.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja