12 de febrero de 2007

Excmo. Sr. Consejero de Agricultura y Desarrollo Económico,

Autoridades,

Representantes de la Cámara de Comercio, de la Federación de Empresarios y del Club de Marketing,

Empresarios,

Señoras y Señores:

Hoy nos reunimos aquí para realizar un reconocimiento público a todas aquellas empresas que han decidido seguir luchando por mejorar día a día, sin miedo a los retos que presenta un futuro cada vez más competitivo.

Y también para agradecer, de forma expresa, el papel que los principales organismos representativos de las distintas actividades económicas realizan para que todas las empresas riojanas cuenten con un escenario idóneo para desarrollar sus actividades de la forma más segura, rentable y solidaria.

Por ello, a todos los presentes hoy aquí, en mi nombre y en el de todo el Gobierno de La Rioja, me gustaría agradecerles su compromiso con esta región.

Venimos realizando un viaje apasionante que nos ha llevado, en los últimos doce años, desde una situación de atonía, casi de apatía, a un momento que sólo puede calificarse como de esperanzador.

Estamos resistiendo con solvencia los cambios que se vienen produciendo en el mercado en los últimos años.

Ni el fenómeno de la globalización, ni la reordenación de los procesos productivos de las grandes multinacionales, ni la pérdida de competitividad de la economía española, ni el deterioro progresivo de la balanza comercial han conseguido hacer mella en nuestra capacidad para mantener un desarrollo económico sostenido y sostenible.

A todo ello debemos sumar que, con un crecimiento acelerado como el que hemos tenido en los últimos años, sería normal que otras regiones que han tenido más dificultades ganasen terreno en términos comparativos.

Pues ni aún así nuestra economía se resiente ni presenta síntomas de agotamiento. Y obviamente, mucha de la responsabilidad es de los presentes hoy aquí.

Seguiremos creciendo este año por encima de la media nacional, con un incremento del Producto Interior Bruto del 3,8%, con un aumento del Valor Añadido Bruto del 3,5%, con una Renta Familiar Disponible que se verá incrementada en 3,5 puntos, con un Índice de Convergencia del 108%, y con una Tasa de Cobertura de nuestra Balanza Comercial superior al 132%.

Ni que decir tiene que esto nos permitirá seguir creando empleo, con tasas de paro que nos sitúan a la cabeza de las regiones españolas. Y, además, empleo estable y de calidad.

No son frases hechas. Una de las diferencias entre La Rioja y otras regiones españolas está en el compromiso de nuestros empresarios con su tierra. El importantísimo peso de la empresa familiar hace que la creación de riqueza se fije al territorio, y que los trabajadores gocen de una estabilidad fuera de lo normal.

Y, además, la apuesta decidida que los empresarios han realizado por la innovación o la clara vocación exportadora requieren que nuestros trabajadores estén cada día mejor formados, más motivados. El empleo de calidad no es sino una consecuencia lógica de la solidez de nuestro sistema económico.

Con esta materia prima es fácil progresar. Esta capacidad para generar riqueza y bienestar supone una gran oportunidad para un responsable político y, al mismo tiempo, una enorme responsabilidad.

Por ello, desde el Gobierno de La Rioja, estamos desarrollando, de forma continua, un conjunto de políticas activas que hacen posible que los empresarios sigan desarrollando su actividad en las mejores condiciones posibles que podemos proporcionar desde los poderes públicos.

Intentamos, además, que estas nuevas políticas surjan como consecuencia lógica del diálogo entre la iniciativa privada y la administración pública, para lo que hemos puesto en marcha distintas mesas sectoriales con ese objetivo: avanzar en un proyecto común desde el más amplio consenso.

Además, siempre estamos a disposición de los empresarios de La Rioja para abrir nuevos mercados, presentar nuestra oferta de productos y servicios en nuevos mercados, crear redes internacionales que acompañen a nuestros empresarios en su aventura exportadora.

Son múltiples los viajes institucionales que se realizan cada año de la mano de las organizaciones representativas de los empresarios, siempre acompañados de los representantes de los trabajadores, para mostrar por el mundo lo mejor de nosotros mismos.

De igual forma realizamos un enorme esfuerzo para poner a disposición de todas las empresas de La Rioja unas infraestructuras destinadas a fomentar la innovación y la investigación aplicada. Esta Red de Centros Tecnológicos de La Rioja es, sin duda, garantía de futuro.

Supone una inversión, tanto presupuestaria como humana, sumamente intensa, pero nos posiciona entre las regiones españolas mejor dotadas para poder desarrollar dinámicas innovadoras y garantiza nuestra capacidad para seguir modelando nuestro destino.

Este proyecto culmina en breves semanas con la apertura del Centro Tecnológico de La Rioja, piedra angular que permitirá potenciar nuevas empresas con base tecnológica, apostar por la cultura de la innovación, contribuir al avance de la pequeña y mediana empresa, hacer posible la transferencia transfronteriza de tecnología y, en definitiva, contar con un marco singular para que investigadores, empresarios, emprendedores, docentes y políticos nos demos la mano y diseñemos el futuro.

Decía Paulo Coelho que "Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él" . Eso es lo que continúan haciendo los empresarios riojanos. Eso es lo que están haciendo todos y cada uno de ustedes. Seguir las señales que les llevan a lograr sus sueños.

Ese es el camino de la excelencia. No podría encontrar mejor forma de explicarlo. Los procesos de mejora continua de la gestión empresarial son una condición indispensable para que nuestras empresas y, por tanto, nuestra región, continúe mirando al futuro con optimismo.

Por ello, desde el Gobierno de La Rioja y, de forma muy especial, desde la Agencia de Desarrollo Económico de la Rioja venimos apoyando de forma decidida todas aquellas propuestas que tengan como objetivo la búsqueda de la excelencia empresarial.

El Consejero de Agricultura y Desarrollo Económico y Presidente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, Javier Erro, ha pasado revista a los principales datos respecto a la aceptación que los procesos de búsqueda de la excelencia empresarial han tenido en nuestra región y a algunas de las nuevas posibilidades que en pocas semanas se abrirán.

Y es gratificante contar hoy aquí con todos ustedes. No es habitual reunir a empresas de este perfil, que constituyen un magnífico ejemplo demostrativo de las enormes posibilidades de mejora que tenemos como región.

De la misma forma que es justo reconocer, y por ello hoy nos acompañan aquí, el papel que desarrollan la Cámara de Comercio, la Federación de Empresarios y el Club de Marketing. No sólo asumen su responsabilidad con el futuro de la región, sino que se convierten en fabricantes de ilusión.

Es más, ustedes bien saben que en el Gobierno de La Rioja estamos claramente comprometidos con la búsqueda de la excelencia en la función pública, en el servicio al ciudadano.

Somos de las Comunidades Autónomas más activas y más exigentes a la hora de establecer continuas mejoras en los procesos de atención a nuestro cliente, a todos los riojanos.

Nuestra razón de ser es servir de forma, cada vez más eficaz, a nuestros conciudadanos. Hacerles la vida más fácil, proporcionarles más posibilidades. Crear escenarios para que la actividad económica florezca. Les recuerdo que dos de cada tres euros del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de La Rioja van destinados a políticas sociales. Tratamos de devolver con creces lo que recibimos de los ciudadanos.

Y tratamos de mejorar ese servicio innovando de forma permanente. Desarrollando nuevos canales de información. Apostando por la mejor tecnología disponible puesta al servicio de los ciudadanos. Como hemos hecho con el desarrollo de un modelo sanitario pensado para garantizar el futuro. Una espléndida realidad en nuestra región, ejemplo para otros muchos territorios.

Nunca olvidamos que lo principal para prestar un mejor servicio a los ciudadanos, la llave de la excelencia en la administración pública, está en manos de las personas, de los miles de funcionarios que componen el equipo humano que, con una marcada vocación de servicio, intentan ayudar a todos los riojanos. Y el equipo humano de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja es una buena muestra de ello.

No olviden ustedes que, en un entorno tan cambiante, es igual de importante saber cómo se hacen las cosas que para qué y para quién se hacen.

Por ello, les animo desde aquí a perseverar en la búsqueda de la excelencia. Vuélquense en sus clientes. Innoven día a día. Cuiden a su equipo humano. Y sepan siempre por qué y para quién hacen las cosas.

En el Gobierno de La Rioja no lo olvidamos. Lo hacemos por ustedes y por todos los riojanos. Y lo seguiremos haciendo en el futuro.

Muchas gracias.

Pedro Sanz - Presidente de la Comunidad de La Rioja