26 de septiembre de 2008

Presidente del Club Rotario de Logroño, D. Pablo Arrieta, Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, D. Víctor Pascual, Excmas. e Ilmas. Autoridades, Señoras y Señores:

Deseo expresar mi reconocimiento público, así como mi gratitud, a las bodegas que han presentado sus vinos a esta Cata, con una felicitación muy especial a la que, de acuerdo con el criterio del jurado, ha reunido los suficientes méritos como para alzarse ganadora.

Me consta que la pugna ha sido reñida porque todos los caldos concursantes, así como los del resto de bodegas de nuestra Denominación de Origen, son de una calidad excepcional y todos ellos sobrados de prestigio para representar a La Rioja en España y en el mundo con la dignidad que nos caracteriza.

Ahora que cumple su 80 aniversario de presencia en La Rioja, quiero también tener unas palabras de cariño, de agradecimiento y de estímulo para el Club Rotario de Logroño.En primer lugar, por lo que ha sido y está siendo su extraordinaria labor, en colaboración con el resto de Clubes Rotarios, en busca de la paz en el mundo y de la comprensión entre los pueblos a través de obras humanitarias y educativas.

En segundo, por la atención especial que, desde su afán de servicio, presta a La Rioja, con acciones a favor de nuestros jóvenes, de los colectivos de personas con especiales necesidades y también de nuestro patrimonio, colaborando en su restauración y en su puesta en valor.

Y en tercer lugar, por abrirnos las puertas a los riojanos para sumarnos a sus loables fines a través de nuestro mejor embajador: el vino de Rioja. Ese vino que condensa nuestras mejores virtudes, que es tradición y cultura. Ese vino que es optimismo, salud y una fuente de placer y de disfrute turístico. Y ese vino que, gracias a esta Cata que hoy hemos celebrado, va a extender por el mundo entero el compendio de valores que representa el Rioja, pero también algo muy importante: nuestra vocación solidaria, nuestros deseos de construir un mundo mejor, más justo y más humano.

Y por ello hay que dar las gracias, unas gracias sinceras, al Club Rotario de Logroño.

Gracias por ofrecernos la posibilidad de que, durante las próximas fiestas de Navidad, cientos y cientos de rotarios de todo el mundo brinden con un vino de Rioja.

Gracias por permitirnos colaborar en la financiación de obras altruistas mediante los beneficios obtenidos con la venta del vino ganador.

Y gracias por ayudarnos a dar un nuevo impulso a la proyección exterior de nuestra Denominación de Origen de la mano de los rotarios que van a consumir nuestros vinos, personas que son verdaderos líderes de opinión en su entorno profesional.

Hoy es un día para felicitarnos todos. Para felicitarnos porque estamos colocando un puntal más para que el vino de Rioja siga siendo en el futuro un motor de desarrollo social, cultural y económico de nuestra tierra, a través de una mayor proyección internacional. Y para que siga contribuyendo también a que otros países no tan afortunados como nosotros superen sus dificultades para mirar al horizonte con un mayor optimismo.

Por todo ello, gracias al Club Rotario de Logroño, a los viticultores y a las bodegas de Rioja.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja