18 de febrero de 2006

Sr. Presidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo, D. Germán Rodríguez,

Autoridades,

Premiados,

Señoras y Señores:

Hoy, un año más, un día más, la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo de Logroño nos ofrece la posibilidad de aplaudir a un grupo de riojanos admirados por todos nosotros, por el trabajo que día a día, de forma callada y responsable, desarrollan para impulsar esta tierra y para convertirla en un escenario de progreso y de prosperidad.

La virtud de estos premios que acabamos de entregar radica en que se trata de un reconocimiento de riojanos a riojanos. Nada más entrañable, auténtico y generoso, sin duda.

Son galardones que nacen del conocimiento directo de la labor que estos riojanos están llevando a cabo. Por tanto, no se entregan de oídas, sino que son personas y asociaciones de cuya actividad todos nos beneficiamos en alguna medida, beneficiándose al mismo tiempo La Rioja en su conjunto y la imagen de nuestra tierra en el exterior.

Quiero, por ello, felicitar, como un riojano más, como un riojano que sabe de su labor, a estos riojanos que esta noche han visto reconocido su esfuerzo a favor de esta tierra. Felicitar tanto a los candidatos como a los ganadores, pues todos ellos tienen el mérito de haber consagrado su esfuerzo a esta Comunidad Autónoma.

Felicitar al médico José Antonio Oteo, a la asociación Afammer y a Marisa Sánchez, alma mater del prestigioso restaurante Echaurren.

Ellos, desde su responsabilidad particular, están colaborando de una forma muy activa y eficaz en lo que son tres de nuestras principales prioridades: gozar de una sanidad de excelencia, dinamizar el medio rural, con un protagonismo activo del colectivo femenino, y convertir el turismo y la gastronomía en una fuente de riqueza para nosotros.

José Antonio Oteo acumula méritos y merecimientos. Es un auténtico privilegio contar con él, como jefe del Área de Enfermedades Infecciosas del Hospital San Millán, San Pedro y de La Rioja, dentro del Servicio Riojano de Salud. Gracias a él y a personas como él, alcanzaremos el objetivo los riojanos de gozar de un modelo sanitario a la altura de los mejores. Gracias a él, La Rioja se ha convertido en una referencia nacional en el estudio de nuevas enfermedades y agentes infecciosos, un campo de investigación que se verá impulsado en el marco del futuro Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación que se está construyendo en el recinto del nuevo Hospital San Pedro.

Por tanto, gracias por apostar por tu tierra y por apostar también por la salud de los riojanos.

Y, tras este agradecimiento, sincero y sentido, llega el turno de expresar mi agradecimiento a las mujeres, por su decisiva aportación a esta tierra.

Leía ayer mismo que, según un informe, las mujeres españolas sólo protagonizan una de cada cinco noticias que aparecen en los medios de comunicación.

El acto de hoy viene a corregir esta injusticia, porque esta noche estamos colocando en el centro de la noticia nada más y nada menos que a 4.000 mujeres, a las 4.000 mujeres que, desde la asociación Afammer, están desarrollando un papel impagable para impulsar nuestros pueblos, para dotarlos de vida y de actividad tanto social como cultural y económica.

Y al distinguir a Afammer, estamos distinguiendo a todas y cada una de las mujeres riojanas, pues todas ellas son imprescindibles, pues gracias a ellas La Rioja se escribe en femenino.

Mujeres como Marisa Sánchez, que, como todas las madres riojanas, han ensalzado la gastronomía riojana, la han conservado y la han transmitido a generaciones sucesivas. Con el mérito, en el caso de Marisa, de haber conseguido que nuestra cocina rebase fronteras hasta convertirse en una de nuestras más fieles señas de identidad y en un reclamo para el turismo.

Mujer también es la persona para la que hoy quiero tener un recuerdo muy especial, en este momento de alegría que no lo es en su totalidad por su desgraciada ausencia. Me refiero a Lorena Ojeda, tan excepcional deportista como persona. Nos ha dejado un vacío doloroso. Sé que sus compañeros del Voley Haro nunca la van a olvidar. Nosotros tampoco. Quiero, por tanto, que el acto de hoy sea también un acto en su memoria, un acto para reconocer a esos riojanos, a esas mujeres, que para alcanzar su sueño arriesgan muchas veces su propia vida.

Muchas gracias.

*Este texto puede ser variado u omitido total o parcialmente por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA