1 de abril de 2008

Excmas. e Ilmas. Autoridades,

Representantes de la Asociación de Jóvenes Empresarios de La Rioja, Premiados, Señoras y Señores:

Los jóvenes son el futuro de La Rioja. Y los jóvenes emprendedores el futuro de nuestro modelo económico, un modelo que va a seguir, como hasta ahora, generando empleo, bienestar social y riqueza en nuestra tierra; es de desear que a un ritmo superior al actual.

Por ello es un placer asistir hoy a este acto en el que reconocemos la vocación innovadora de nuestros empresarios. Su capacidad para crear productos y servicios que no existen en el mercado y que, como tales, son únicos, lo que les garantiza unas altas dosis de rentabilidad económica y la posibilidad de competir con éxito ante otras ofertas menos desarrolladas desde el punto de vista innovador.

Por tanto, mi felicitación y agradecimiento a todos ellos. Y muy especialmente a las dos empresas que hoy reciben este merecido reconocimiento público por su ejemplaridad.

Felicitación a TIPSA y a su proyecto VinoTEC, una de las soluciones tecnológicas más avanzadas del mercado para la gestión integral de bodegas y empresas de bebidas y que, por su eficiencia, ha sido seleccionado por el Ministerio de Industria para implantarlo en todas las bodegas de España.

Y mi felicitación también a Inse10, una firma que, a través de un concepto novedoso, presta al sector empresarial e industrial una solución integral que resuelve, con un único proveedor, todas las necesidades presentes o futuras que tienen relación con los sistemas eléctricos.

Ambas son un ejemplo a seguir. Ambas nos están ayudando en nuestro afán de convertir la innovación en una seña de identidad de nuestro tejido productivo y en una herramienta para sortear con éxito los retos de la globalización y afrontar la amenaza de desaceleración económica que se cierne sobre el horizonte más cercano.

Somos conscientes de que en la medida en que, por la vía de la I+D+i, renovemos nuestros tradicionales sectores económicos, busquemos nuevos nichos de actividad y creemos empresas de base tecnológica estaremos fortaleciéndonos y, consecuentemente, ganando cotas de competitividad ante un mercado cada vez más exigente y selectivo.

De ahí los esfuerzos que en este sentido estamos desarrollando desde el Gobierno de La Rioja. Y de ahí los informes que nos sitúan como una de las Comunidades donde más crecen las inversiones anuales en I+D+i y la segunda más emprendedora de España, de acuerdo con el estudio GEM, que acaba de ver la luz recientemente.

Pero no nos detenemos. Ni nos podemos detener, ya que nuestros competidores, nuestro entorno, tampoco lo hace.

En tal sentido, me permito recordar que el impulso a nuestro tejido industrial y empresarial vendrá de la mano de nuestro nuevo Plan de I+D+i (2008-2011), un plan que se plantea como objetivos prioritarios alcanzar las 1.000 empresas innovadoras en La Rioja y también el reto de destinar el 2% de nuestro PIB a políticas innovadoras en 2010.

Son cifras sin duda ambiciosas. Cifras que no será posible alcanzar si detrás de ellas, impulsándolas, no se encuentra el esfuerzo de los riojanos, de nuestros jóvenes emprendedores, a los que en la noche de hoy, en este acto, quiero animar a que nos acompañen en esta tentadora aventura de futuro para nuestra tierra.

Os anuncio que, como hasta ahora, nos vais a tener a vuestro lado. A vuestro lado para ofreceros los conocimientos que necesitáis, a través de la Universidad de La Rioja y de otras instancias formativas. A vuestro lado, mediante la ADER, para prestaros servicios de asesoramiento, de tutelaje y de formación; para identificar para vosotros sectores emergentes y para habilitar líneas de financiación específicas a fin de que podáis materializar vuestros proyectos. Y a vuestro lado, finalmente, poniendo a vuestra disposición las infraestructuras que desde el Gobierno de La Rioja hemos creado para fomentar la innovación y la investigación aplicada.

No queremos que ninguna idea emprendedora se quede en el tintero por falta de apoyo. Os necesitamos para seguir creando un futuro competitivo para nuestra tierra. Y así lo testimoniamos en la noche de hoy, con el reconocimiento a dos empresas que queremos que actúen como revulsivo para los jóvenes riojanos con inquietudes empresariales.

Porque emprender es también aprender. Aprender de empresarios ejemplares. De empresarios tan modélicos como José María Ruiz-Alejos, al que AJER ha distinguido con su Premio Senior por ser “un empresario hecho a sí mismo, sincero, discreto, enérgico, amante de su tierra y con grandes dosis de sentido común”.

Yo ampliaría estos apelativos casi hasta el infinito, pero me quedo con el de que José María es un “amante de su tierra”. Ya que ha sido La Rioja, la búsqueda de su progreso, de su bienestar, de su pujanza y de su competitividad, el motor de su rica y enriquecedora trayectoria empresarial, desde que fundó la empresa Elastorsa hasta ahora que ocupa la Presidencia de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de La Rioja.

Es a José María a quien debemos buena parte del progreso y desarrollo de los que goza en la actualidad La Rioja. No sólo se ha ocupado y preocupado de sus empresas, sino de todas y cada una de las empresas riojanas, de las veteranas y de las recién nacidas, dejando su tiempo, su ilusión y su dedicación en tal empeño.

Gracias a él, la Cámara de Comercio ha sido un elemento clave en los últimos años, un fiel compañero de viaje del Gobierno de La Rioja en el objetivo compartido de impulsar nuestra tierra social y económicamente.

Juntos hemos luchado contra las vacaciones fiscales, juntos hemos firmado acuerdos por la productividad y el empleo, juntos hemos desarrollado, y con enorme éxito, el Plan de Internacionalización de La Rioja. Y juntos vamos a seguir trabajando para que La Rioja sea una tierra emprendedora, innovadora y competitiva. Una tierra donde las personas, personas de la generosidad, de la ambición y de la talla de José María, seguirán siendo nuestra principal fortaleza.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja