23 de febrero de 2007

Excmas. e Ilmas. Autoridades,

Representantes de la Asociación de Jóvenes Empresarios de La Rioja,

Premiados,

Señoras y Señores:

La Rioja necesita empresarios, empresarios jóvenes y con ideas nuevas, sin temor al riesgo y con confianza en sus posibilidades, jóvenes empresarios que apuesten por su tierra, por su progreso económico y su desarrollo social.

Por eso es un placer asistir hoy a la entrega de estos Premios que, en su cuarta edición, nos siguen descubriendo el vigoroso potencial de emprendedores con que contamos en La Rioja y que es garantía de futuro para todos nosotros.

Por tanto, mi agradecimiento, en primer lugar, a AJER, y, en segundo, mi felicitación más sincera a todos los que esta noche habéis visto reconocida lo que está siendo vuestra actitud de impulso a La Rioja desde la vertiente empresarial.

Sois jóvenes y sois empresarios. Dos factores de un gran valor estratégico para La Rioja que no estamos dispuestos a desaprovechar, sino todo lo contrario.

Vuestra vocación emprendedora nos garantiza no sólo el fortalecimiento de nuestro ya sólido entramado empresarial, sino también su diversificación.

Y vuestra juventud nos asegura que sois portadores de una cultura emprendedora que está en consonancia con el afán de superación de los retos a los que nos enfrentamos, marcados por la mundialización de los mercados y por el surgimiento de una competencia que, en muchas ocasiones, lucha con armas distintas a las de la calidad y el valor añadido que nos distinguen a los riojanos.

En este contexto, sabéis que las estrategias de éxito vienen de la mano de la apuesta por la I+D+i, el diseño, la imagen corporativa, la proyección exterior, la responsabilidad social… Estas son, precisamente, algunas de las categorías en las que se dividen los Premios que esta noche entrega AJER, que, al subrayarlas, tratan de ser una llamada de atención a los empresarios riojanos.

Mejor dicho: no una llamada de atención, sino un recordatorio, porque nuestros empresarios son conscientes de ello, muy conscientes. Tanto que los productos riojanos gozan de ese valor añadido que les está permitiendo conquistar nuevos mercados, lo que repercute muy directamente en la excelente salud de nuestra balanza comercial y en un crecimiento económico por encima de la media nacional.

Esta es nuestra realidad empresarial. Una realidad que invita a la satisfacción y al optimismo. Una realidad que se debe renovar constantemente, al ritmo trepidante que marca la nueva economía. Renovarse con la continua actualización de planteamientos por parte de nuestros empresarios, pero también con la incorporación de otros nuevos, de los jóvenes, que tomen el testigo de las empresas familiares o que materialicen nuevas ideas de negocio.

Los riojanos creemos en nuestros empresarios porque ellos creen en La Rioja. Y creemos en los jóvenes empresarios porque son no sólo el presente, sino también el futuro de La Rioja.

Por ello, estimulamos las vocaciones emprendedoras desde el ámbito universitario, cuando se están preparando en conocimientos, y cuando deciden dar el salto para crear una empresa les acompañamos desde el Gobierno de La Rioja con todos los medios a nuestro alcance, a través de la ADER: asesorándoles, orientándoles, prestándoles apoyo financiero y poniendo a su disposición las infraestructuras que hemos creado para fomentar la innovación y la investigación aplicada. No queremos que ninguna vocación empresarial se vea frustrada por la falta de respaldo, no queremos que una idea de negocio se vea malograda por no hallar cauces para su plasmación real.

En este empeño encontramos la complicidad de la Asociación de Jóvenes Empresarios de La Rioja, a la que deseo felicitar por la labor que desarrolla día a día. Y felicitarle también por estos Premios que suponen un estímulo para nuestros emprendedores, todos ellos imprescindibles en nuestro objetivo de conseguir un desarrollo sostenido y sostenible de La Rioja.

A todos ellos, mi bienvenida al mundo empresarial y mis mejores deseos de éxito en el horizonte que tienen por delante y que es el mismo horizonte de progreso que persigue La Rioja.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA