31 de mayo de 2005

Excmo. Sr. Consejero de Educación, Cultura y Deporte, D. Luis Alegre,

Galardonado,

Autoridades,

Señoras y Señores:

La emoción de Luis Xubero esta noche es la misma que nosotros sentimos al hacerle entrega del Galardón de las Bellas Artes de La Rioja, la más alta distinción institucional con la que reconocemos la trayectoria de nuestros creadores más brillantes.

Una trayectoria, en este caso, dilatada, constante, sólida y fructífera, como lo ponen de manifiesto las más de 100 exposiciones que ha protagonizado y los reconocimientos de que ha sido objeto a lo largo de su carrera, y que lo señalan como uno de los pintores realistas más originales y destacados del panorama actual.

Luis es un referente de la cultura riojana de primer orden; uno de nuestros más distinguidos representantes y un embajador de lujo de La Rioja en el exterior.

Pero, ante todo, Luis es un riojano a carta cabal, un riojano con todas las letras, con letras mayúsculas, porque en su ejemplo palpita uno de nuestros rasgos diferenciales, la esencia misma de nuestra tierra: la autenticidad.

Luis es un hombre auténtico, como auténtica es La Rioja.

Este es el principal valor que define su sello particular; su sello personal y artístico, porque vida y obra se confunden en la figura de Luis, hermanadas ambas en la búsqueda permanente de esta autenticidad que ha marcado su trayectoria.

Alguien dijo que el arte es verdad y la verdad forma parte del conocimiento. Y a la búsqueda de la verdad, a la búsqueda del conocimiento, ha consagrado Luis su vida. Y también su obra, lo que le ha llevado a experimentar hasta decantarse por una figuración que convierte lo cotidiano en sublime, que eleva lo real a la categoría de realismo mágico.

Y siempre con la ética por bandera. Una ética que dota a la obra de Luis de un valor indudable y de una autoridad moral que nos alerta contra los oportunistas y los ventajistas que desgraciadamente existen en el mundo de la creación artística.

Por ello, al premiarle esta noche, estamos premiando al arte de verdad, a ese arte que emociona, que es fuente de reflexión y de conocimiento, a ese arte que Luis tan bien encarna.

Ortega y Gasset, uno de sus pensadores preferidos, dejó escrito que "en el arte el triunfo es cruel, y al conseguirlo una obra, aniquila automáticamente legiones de obras que antes gozaban de estimación".

No aspiramos a tanto esta noche, pero sí a dar un toque de atención sobre los falsos profetas, sobre esos visionarios de corto alcance, sobre las modas tramposas, sobre ese arte que responde meramente a intereses mercantilistas y que, por tanto, deslegitima la verdadera función del arte.

Luis representa todo lo contrario. Representa la verdad, la autenticidad, la coherencia y el talento.

Un talento innato que no le ha hecho olvidarse del trabajo y del oficio, sino todo lo contrario, pues, como bien razonaba Ortega y Gasset, "la vida nos ha sido dada, pero no nos ha sido dada hecha".

Por ello, su carrera ha sido una constante laboreo, un continuo ejercicio de superación y de búsqueda de la perfección que esta noche premiamos con el Galardón de las Bellas Artes de La Rioja.

Con esta distinción, queremos también expresarle nuestro agradecimiento por haber permanecido siempre en La Rioja, por recordarnos que La Rioja es un lugar idóneo para buscar la autenticidad y la verdad a través del trabajo personal.

"Triunfa en tu aldea y serás universal". Es una frase, Luis, que te gusta repetir.

Ya has triunfado tu tierra, Luis. Ya has triunfado en tu aldea.

Muchas gracias.

* Este texto puede ser variado, ampliado u omitido en parte por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA