fachada-palacioImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Comunidad Autónoma de la Rioja es propietaria del Palacio de Justicia de La Rioja, sito en la calle del Marqués de Murrieta, nº 45-47 de Logroño e incluido en el Inventario General de Bienes y Derechos con el nº 2.770

Es un edificio de 2.016, compuesto por dos cuerpos de edificación, que tienen una superficie total construida de 29.278,04 m2. y que ocupan los 10.761,55 m2 de la parcela en la que se ubican.

El primero de ellos, de carácter representativo, se sitúa al norte, dando fachada a la calle Marqués de Murrieta, y es el único resto del edificio del antiguo hospital militar que data de 1910 y ahora se ha reformado y rehabilitado. Constituye la fachada y la puerta del Palacio conformando, en un espacio único generado por el vaciado del volumen original, el gran vestíbulo de acceso, donde prima el carácter público de la justicia

El segundo, de carácter administrativo, se compone de cuatro edificios perpendiculares al principal, distribuidos en planta de sótano y tres plantas alzadas y separados entre sí por espacios libres que forman patios y que permiten su iluminación. Este cuerpo se ubica al sur del primero, se conecta a éste en planta baja mediante cuatro pasillos y se remata perimetralmente por una falsa fachada vegetal que configura su imagen externa. Funcionalmente se resuelven en él las necesidades administrativas de las competencias judiciales, con una graduación de espacios que va de lo más público, como son las salas de vistas, al norte, hasta lo más privado como son los órganos judiciales, al sur.

El Palacio de Justicia, por lo tanto, da respuesta tanto a sus necesidades funcionales como a las simbólicas y así se detalla en la memoria del proyecto: "El edificio que se propone plantea una doble situación, de un lado debe entenderse como una construcción útil, económica y exacta de acuerdo a unas condiciones restrictivas que dan respuesta a un programa muy preciso; de otro tiene que responder a su condición de "Palacio", con el compromiso que este tipo de edificios tiene con el ciudadano como representación de uno de los poderes públicos del Estado. En su interior debe regir la equidad, la responsabilidad y, en cierta medida, la verdad"

El Palacio de Justicia se ha construido según el proyecto redactado por el estudio de arquitectura Ulargui-Pesquera, que resultó ganador del concurso convocado al efecto.

BREVE HISTORIA

Con anterioridad a la construcción del Palacio de Justicia, el edificio ha tenido los usos de Hospital Militar y de sede de la XI Zona de la Guardia Civil.

El Ayuntamiento de Logroño cedió el solar, de unos 24.000 m2, al Ministerio de Defensa para la construcción del Hospital Militar. El proyecto se comenzó a redactar en 1.886, pero la primera piedra del edificio no fue colocada hasta diez años después, en 1896. Se invirtieron 700.000 pesetas en la construcción que fue inaugurada 14 años más tarde.

El edificio original responde al diseño del coronel de Ingenieros Manuel de las Rivas, que planteó el cuerpo principal, ahora rehabilitado, y diversos pabellones paralelos al anterior para las diversas especialidades médicas. Según detalla el historiador Francisco Bermejo "el Hospital Militar nació con una capacidad para 170 camas, extensible hasta 300, aunque en la apertura tan sólo se instalaron 80. Cada pabellón estaba destinado a una especialidad, siendo los más amplios los reservados a enfermedades eruptivas y tuberculosis."

El Hospital Militar se mantuvo en funcionamiento durante 71 años, hasta que en 1981 se cedió al Ministerio del Interior y mudó su uso para convertirse en la sede de la XI Zona de la Guardia Civil. Sirvió como cuartel durante un periodo de 27 años, hasta que en noviembre de 2001 fue cerrado definitivamente, permaneciendo sin usos ni actividad hasta su conversión en el Palacio de Justicia de La Rioja.