El registro electrónico recomienda que el tamaño de los archivos adjuntos no sea excesivo. Para ello le ofrecemos las siguientes recomendaciones:

Redimensionar y comprimir imágenes

La mejor recomendación es la de bajar la resolución de las imágenes para que no haya problemas en su envío.

Formas de redimensionar imágenes:

  • Utilizar un gestor de imágenes para editarlas. La mayoría de los sistemas operativos incluyen un gestor de imágenes y existen herramientas de gestión para descargar desde Internet de manera gratuita.
  • Las imágenes pueden disminuir de tamaño bajando sus dimensiones y disminuyendo la calidad de imagen. Una imagen para que se presente correctamente en pantalla basta con una resolución de 72 ppp (Píxeles por pulgada) mientras que para que una imagen se imprima correctamente basta con un mínimo de 150 ppp.
  • También baja de tamaño si se reduce la altura y la anchura de la imagen, cuanto más ancho y más alto más pesará la imagen.
  • El tipo de archivo también influye en el peso, un archivo .tiff es mucho más pesado que un .jpeg. Este último formato es el recomendado ya que la imagen está muy comprimida y sin apenas pérdida de calidad.
  • Los navegadores de internet también pueden ofrecer complementos gratuitos que redimensionan automática el tamaño de las imágenes.
  • En el sistema operativo Windows (el más utilizado por usuarios) puedes seleccionar el archivo deseado y seleccionar del menú "Enviar a" y elegir "Carpeta comprimida"

Comprimir PDF

Los documentos de texto no suelen ocupar mucho pero si incluyen alguna imagen esta sería conveniente que previamente se optimizase. Si no se optimiza se puede optimizar de manera conjunta texto e imagen dentro de un pdf.

Dependiendo del sistema operativo que usemos existen herramientas tanto en PC como en Mac que permiten comprimir el PDF. En Windows existe una opción llamada "imprimir en PDF" que crea una copia del documento con esta extensión y comprime el tamaño del documento. En Mac, su propio visualizador tiene una opción que se denomina "Reducir tamaño del documento" que puede resultar muy útil.

Como en el caso anterior de las imágenes también existe muchas y muy diversas herramientas tanto gratuitas como de pago para optimizar y reducir archivos .pdf (siempre que usemos programas online o descargables hay que estar atentos ya que muchos de ellos pueden contener virus ocultos).

El programa más utilizado es sin duda la aplicación oficial de Adobe Acrobat. Es el programa recomendado para crear documentos con esta extensión que destaca por su fiabilidad y gran amplitud de opciones en las que no solamente reduce el peso del archivo sino que también cambia la calidad de las fotos y su extensión entre otros parámetros para conseguir un archivo más ligero.

También se pueden crear PDFs desde el navegador. Lo mismo que puedes descargar app, Internet y sus navegadores tienen sus propias herramientas para minimizar el espacio que ocupa un archivo. Algunos ejemplos pueden ser SmallPDFEste enlace se abrirá en una ventana nueva o NeeviaPDFEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Ambos muy sencillos de utilizar y casi con las mismas opciones que Acrobat.

Comprimir (ZIP) los datos

Todo archivo puede bajar de peso comprimiéndose en un archivo ".zip", ya que este formato de compresión de datos es muy común. Cómo en casos anteriores existen muchas herramientas de compresión gratuitas para todos los sistemas operativos (se pueden también comprimir archivos de imágenes, aunque, por lo general, esta acción no reduce demasiado el tamaño del archivo, por lo tanto, comprimir una imagen en un formato .zip no es muy útil.

Una de las herramientas gratuitas más utilizadas es "7-zip".