Usted está en:

09/08/2010

La quinta edición de ‘Las Noches de San Lorenzo’ reúne a más de 8.000 personas y consolida este evento como referencia del verano riojano

La quinta edición de la programación ‘Las Noches de San Lorenzo’ consiguió reunir a más de 8.000 personas en torno a los actos de este evento enoturístico celebrado el pasado fin de semana en Haro, San Asensio, Briones y San Vicente de la Sonsierra que refuerza la ruta del vino de La Rioja Alta como marca turística.

El elevado índice de asistencia consolida a esta iniciativa respaldada por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial como una de las citas de referencia del verano riojano y especialmente de La Rioja Alta.

Durante el sábado 7 de agosto, Haro y San Asensio y el domingo 8 de agosto, Briones y San Vicente de la Sonsierra abrieron las puertas de sus bodegas al público para dar a conocer los aspectos relacionados con la elaboración, crianza y cultura del vino, y se repartieron 2.400 copas, teniendo en cuenta que hubo un elevado número de personas que recorrieron con la misma copa las diferentes localidades, parejas que adquirieron una única copa, grupos numerosos que se hicieron con dos o tres copas o público que visitó las bodegas sin adquirir bonos.

Un total de 38 bodegas participaron en las degustaciones y las catas populares cosecharon un masivo éxito popular.

La programación incluyó, asimismo, espectáculos nocturnos con la iluminación de la Plaza de la Paz de Haro y el concierto de música tradicional popular ‘Candeal: 30 años de vino y coplas’, el concierto de la Banda Municipal de San Asensio en San Asensio, la representación del ballet ‘Filigranas’ del grupo ‘Antología’ en San Vicente de la Sonsierra y la música popular mejicana del grupo mariachi ‘Zacatecas’ en la plaza de España de Briones.

Con el fin de reforzar la idea de Haro como ciudad museo al aire libre, ‘Las Noches de San Lorenzo’ incluyeron la visita al grupo de esculturas de antiguos oficios del mundo del vino y a las pinturas murales en medianiles. Asimismo, los visitantes pudieron contemplar el trabajo y la realización de una escultura, dos copas que se saludan en un brindis, realizadas con materiales reciclados del mundo del vino (hierro y duelas de viejas barricas) por el escultor Roberto Pérez en el entorno del Museo del Torreón.
 

 
Imprimir página   Imprimir página