9 de abril de 2013

burgos

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha destacado "el cambio total de modelo" que plantea el nuevo Plan de Vivienda 2013-2016 gracias al impulso de las figuras del alquiler como vía de acceso a la vivienda y la rehabilitación como motor de la actividad económica del sector de la construcción.

Antonino Burgos ha subrayado que el Plan de Estatal de Fomento de Alquiler de Viviendas, Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016, aprobado el viernes 5 de abril por el Consejo de Ministros, "es innovador y congruente con la actual situación económica actual" ya que prioriza las líneas de actuación en el alquiler, la rehabilitación y la conservación de los edificios.

Tras su publicación en el BOEEste enlace se abrirá en una ventana nueva, el Ministerio de Fomento firmará con cada comunidad autónoma el correspondiente convenio de gestión, en el que se recogerá el número de ayudas por cada modalidad, ámbito territorial y su cuantificación económica.

Principales líneas del Plan de Vivienda 2013-2016

Se mantiene una línea específica de ayudas estatales a los inquilinos aunque se prioriza sobre las familias con mayores dificultades económicas (hasta 3 IPREM, 1.600 euros/mes, contabilizados todos los miembros). Se establece una ayuda del 40% del importe de la renta mensual para alquileres de hasta 600 euros y con un máximo anual de 2.400 euros. La ayuda será renovable por periodos anuales hasta que finalice el pla y tendrán preferencia familias afectadas por desahucios.

Fomento de un parque público de viviendas en alquiler. Se fomentará que las administraciones pongan a disposición suelo y fomenten la construcción de viviendas destinadas al alquiler, aportando ayudas que pueden alcanzar los 22.500 euros por vivienda construida. Estas viviendas podrán ser de dos tipos:

  • Alquiler en rotación: para familias con ingresos inferiores a 1,2 veces el IPREM (800 euros al mes) y con necesidad de atención y apoyo social. El precio de los alquileres no superará los 4,79 euros/m2/mes.
  • Alquiler protegido: para familias con ingresos entre 1,2 y 3 veces el IPREM (entre 800 y 1.600 euros al mes). El precio de los alquiles no superará los 6 euros/m2/mes.

En materia de rehabilitación, el plan se orienta hacia las ayudas a los edificios y comunidades de propietarios frente a los propietarios privados y las viviendas aisladas.Todo ello en inmuebles cuya antigüedad sea anterior a 1981. Las principales líneas son:

a) Rehabilitación y conservación de edificios: circunscrito a la remodelación de edificios anteriores a 1981 y con, al menos, el 70% de la superficie dedicada a domicilio habitual de las familias. Se concederán ayudas de hasta 4.000 euros por vivienda para conservación, 2.000 euros para mejorar la eficiencia energética y 4.000 si la obra aumenta la accesibilidad. En ningún caso se otorgará más del 35% del presupuesto (con un máximo de 11.000 euros por vivienda).

b) Regeneración y renovación urbana: se trata de un concepto nuevo que pretende rehabilitar edificios y viviendas, urbanizar espacios públicos y demoler edificios en mal estado para construir otros nuevos. Esta modalidad se aplicará en ámbitos de 100 viviendas y que en la mayor parte de los casos (60%) tenga uso residencial. Las ayudas oscilarán entre los 2.000 euros por vivienda para la urbanización hasta los 11.000 euros de máximo (en el caso de que haya que demoler el edificio, el máximo alcanzará los 30.000 euros por vivienda). En este caso se incluye una línea específica de ayudas para realojos.

c) Fomento de ciudades sostenibles. Pretende mejorar los barrios construidos entre 1940 y 1980, los centros y cascos históricos y las zonas con infraviviendas, además de impulsar la creación de ‘ecobarrios’ con viviendas que incluyan sistemas de ahorro energético y barrios en zonas turísticas. Las ayudas financiará un máximo del 40% de las obras.

d) Informe de evaluación de edificios. Obligatorio para los edificios de más de 50 años y aconsejable para los demás, se trata de un informe técnico específico en el que se precise el estado y actuaciones necesarias para para conocer el estado del inmueble en términos de conservación, eficiencia energética y accesibilidad.

Si te parece interesante, lo puedes TweetEste enlace se abrirá en una ventana nueva