Desde el año 1998, fecha de entrada en vigor de la actual Ley de Residuos (la cual dedica un capítulo a los suelos contaminados), se han realizado diferentes actuaciones dirigidas a identificar, evaluar y recuperar el suelo riojano.

En total se han investigado 24 emplazamientos, de modo que se han identificado 4 zonas de uso industrial (industrias o ruinas industriales) y otras 4 en suelo destinado a otros usos (cuando se originó la contaminación) en los que se ha detectado presencia de contaminantes.

Aunque ninguno de ellos ha sido declarado como contaminado, se han realizado actuaciones de descontaminación en 4 de ellos y en otros 3 se están llevando a cabo diferentes intervenciones.