ruido al perforar el suelo versus medio ambienteLa contaminación acústica constituye un elemento más de la degradación ambiental, de modo que es percibido por la población como una de las principales causas del deterioro de la calidad de vida en nuestras ciudades.

Los elementos que causan esta contaminación se asocian a los procesos derivados principalmente del transporte por carretera, tráfico ferroviario, tráfico aéreo, industria, obras de construcción y civiles, actividades recreativas y equipos de exterior, entre otros. El conjunto de todos estos aspectos conforma el ruido ambiental de un determinado espacio.

Las situaciones en las que los niveles de ruido ambiental son superiores a lo deseado pueden provocar efectos nocivos en la salud de los ciudadanos, como alteraciones del sueño, lesiones auditivas, ansiedad, estrés, irratibilidad, aumento del ritmo cardiaco, interferencias en la comunicación, etc.



Según estudios recientes de la Unión Europea, más de 80 millones de personas están expuestos a niveles superiores a 65 dB(A) durante el día y otros 170 millones están expuestos a niveles de ruido entre 55 y 65 dB(A).Por todo ello, desde el Quinto Programa de política y actuación medioambiental de 1993, titulado "Hacia un desarrollo sostenible", hasta la Directiva 2002/49/CE sobre evaluación y gestión del ruido ambiental, pasando por el Libro Verde del Ruido y el Sexto Programa de acción ambiental ,se impulsa la integración de las políticas ambientales en las demás políticas de acción, por lo que la prevención de la contaminación acústica tiene que ser un factor a tener en cuenta en la implantación de planes, programas y proyectos.Una de las mejores herramientas en la prevención de la contaminación acústica es la elaboración de los denominados mapas de ruido.

Podemos entenderlos como una fotografía del territorio o de la ciudad a estudiar, en la que mediante un código de colores se definen los niveles sonoros a los que está sometido ese espacio, con el fin de conocer las zonas con mayores niveles de presión sonora y cuáles son aquellas que hay que preservar para no deteriorar su estado.