Mosaico de cultivos

Los mosaicos de cultivos tradicionales son una pieza fundamental en el paisaje de la Reserva. Olivos, almendros y huertas tradicionales se funden en el entorno de los pueblos como transición hacia las laderas de bosques y matorrales.

La Reserva de la Biosfera de los Valles Leza, Jubera, Cidacos y Alhama es un territorio humano y geográfico donde la gran diversidad de cultivos agrícolas y sus conservadores son los grandes protagonistas.

El paisaje agrario de los Valles Leza, Jubera, Cidacos y Alhama está impregnado de minúsculas y dispersas parcelas de olivos y almendros que hacen de él una verdadera delicia paisajística. En estos valles el cultivo del olivar fue introducido hace ya más de 2000 años por los romanos, quienes transmitieron los conocimientos del cultivo del olivar y, posteriormente los árabes serían quienes introdujeran y perfeccionaran la técnica de la extracción del zumo de la oliva, es decir, el llamado aceite de oliva virgen extra. Hace más de dos milenios, se cultivaba el olivo silvestre, el oleastro o acebuche para la producción de sus frutos, la oliva silvestre o acebuchina.

Hoy en día, las variedades de olivo como la negral, redondal, empeltre y machona imperan en este maravilloso mosaico agrario de la Reserva de la Biosfera. El almendro fue introducido también por los árabes en la Reserva de la Biosfera, siendo actualmente un elemento importante en la vertebración paisajística y agraria de la zona y, que supone una renta extra al hombre de la Reserva.

Hacia los Valles del Cidacos y Alhama, también aparece de una forma impetuosa el color de la vid en sus variedades Tempranillo y Garnacha y, de los cereales donde predomina el trigo y la cebada. En las vegas tenemos las pequeñas huertas tradicionales donde los habitantes de la Reserva cultivan sus frutas y hortalizas. El impresionante mosaico de cultivos agrarios de la Reserva es un punto y seguido…, donde la vid, el cereal, el olivo, el almendro y las pequeñas y ricas huertas contribuyen de una forma imprescindible a la vertebración paisajística y geográfica de la Reserva y, es un elemento fundamental para la fijación de población.


Mapa de la Reserva con señalización de los pueblos donde hay cultivos de interés



Lugares de mosaico de cultivos de interés:
Lagunilla del Jubera, Arnedillo, Préjano, Grávalos, Igea, Cervera del Río Alhama, Cabretón y Valverde.