Inventario Forestal Nacional

Inventario Forestal Nacional (IFN) es el proyecto que proporciona información a nivel nacional sobre los bosques y su evolución. Han pasado algo más de cuarenta y cinco años desde que comenzó la elaboración del primero de estos Inventarios, nacido para cubrir el escaso conocimiento estadístico que se tenía hasta entonces de este sector. Desde entonces se han sucedido con una periodicidad mínima de diez años.

A lo largo de los años la metodología de elaboración de estos inventarios ha evolucionado gracias a las nuevas tecnologías, especialmente a los sistemas de información geográfica, y también por la nueva percepción que se tiene de los montes, que ya no se conciben únicamente como fuente de bienes y servicios tradicionalmente forestales, como la madera y sus derivados, sino también como fuente de agua, alimentos, empleo, medicinas, combustibles, esparcimiento, hábitats, almacenes de carbono, diversidad biológica, protección del ambiente, etc... Por eso desde el III IFN ya se miden y procesan indicadores específicos de biodiversidad forestal y se realiza una valoración económica global de los sistemas forestales.

El IV Inventario Forestal de La Rioja, el más reciente, ofrece el panorama del sector forestal de nuestra región entre los años 2008 y 2013. Parte de los datos obtenidos en este trabajo, los más importantes, han sido recogidos recientemente por el Ministerio de Medio Ambiente.

El estudio viene a confirmar lo que ya apuntó el inventario de la pasada década: que nuestra masa forestal se encuentra en uno de los mejores momentos de los últimos años. En la actualidad, cerca de 311.000 hectáreas de la superficie regional son de uso forestal, cifra que representa un 62% de nuestro territorio, porcentaje siete puntos superior a la media estatal. Esto representa un incremento del 3% de la masa forestal respecto anterior inventario, incremento que se ha dado de manera especial en el monte arbolado.

Más significativo es aún que el 57% de toda la superficie forestal (176.826 hectáreas) corresponde a formaciones arboladas, lo que significa que más de una tercera parte de la superficie regional está cubierta de árboles. Echando la vista atrás, estas cifras revelan que pese a ser, a priori, una región predominantemente agraria, en los últimos cincuenta años la superficie arbolada de La Rioja ha ido ganando terreno de manera constante. Si comparamos los datos del primer Inventario Forestal Nacional, a finales de los sesenta, con el último inventario se constata cómo, en La Rioja, los bosques han pasado de representar poco más del 18% de la superficie regional (92.590 ha), a ocupar hoy en día el 35% de las tierras riojanas. En total, unas 84.000 hectáreas más de monte arbolado, procedentes de colonización natural y repoblaciones.

Desde el último inventario (1997-2006) hasta ahora, La Rioja ha seguido ganando bosques, concretamente 6.907 hectáreas, un 4% más.