Los pueblos


El Parque Natural comprende los municipios de Villoslada y Lumbreras de Cameros, con sus dos aldeas (San Andrés y El Horcajo). Son localidades de tradición ganadera, en las que se realizan también actividades forestales y, cada vez más, de turismo rural.

Villoslada de Cameros está situada en una ladera sobre el río Iregua, a 1.071 metros de altitud. Se encuentra a 50 kilómetros de Logroño y tiene una población de casi 400 habitantes. Su trazado conserva la estructura típica de un pueblo de la Sierra, con calles empedradas y de fuerte pendiente. Entre los elementos arquitectónicos más destacados figura el puente medieval sobre el río Iregua, recientemente restaurado.
El edificio del ayuntamiento conserva un curioso balcón en esquina, de influencias extremeñas. En la parte alta del pueblo se localiza la iglesia parroquial, dedicada a la Virgen del Sagrario o de la Peña.

Existen cuatro ermitas en la localidad: las de San Pedro, San Miguel, San Roque y la de la Virgen de Lomos de Orio . Esta última se encuentra a 9 kilómetros del pueblo, entre bosques de hayas y pinos.

Lumbreras está situada a 1.183 metros de altitud, en una soleada ladera sobre el río Piqueras. Cuenta en la actualidad con 173 habitantes y fue, en otros tiempos, una próspera población conocida como "la corte de la Sierra", en la que vivían trece ricos ganaderos.

Sus calles y casas conservan aún parte de la arquitectura tradicional y numerosos escudos. Cuenta con una iglesia del siglo XVI dedicada a San Bartolomé, en la que se conserva un valioso órgano. A las afueras del pueblo se encuentran las ermitas de San Martín y el Santo Cristo, y sobre una peña se asienta la de la Virgen de la Torre.

Lumbreras posee dos aldeas: El Horcajo, con la iglesia de San Juan Bautista, y San Andrés, junto al embalse de Pajares, que dispone de un museo etnográfico y un horno de pan rehabilitado. En su término municipal, subiendo al Puerto de Piqueras, se encuentra la Venta de Piqueras .