tendidos eléctricos

[16 diciembre de 2011]

El Gobierno de La Rioja delimita 180.000 hectáreas como zonas de protección para evitar accidentes de aves amenazadas en tendidos eléctricos

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha dado a conocer las áreas de la geografía riojana que serán consideradas "zonas de protección" y en las que se aplicarán las medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión que establece la normativa estatal.

Esta norma (Real Decreto 1432/2008Este enlace se abrirá en una ventana nueva) instaba a las Comunidades Autónomas a delimitar los territorios en los que se exigirán una serie de requisitos comunes de protección a los tendidos, y que deben incluir todas las ZEPAS (Zonas de Especial Protección para las Aves), los lugares en los que se esté aplicando algún plan de recuperación de aves catalogadas como amenazadas tanto a nivel nacional como autonómico, y cualquier otra zona no incluida en las anteriores categorías que cada región designe como área prioritaria de reproducción, alimentación, dispersión y concentración de especies amenazadas. En este sentido, el Gobierno de La Rioja acaba de publicar una Resolución en la que se delimitan los territorios que tendrán consideración de "zonas de protección" y que ocupan una superficie total de 179.923 hectáreas. Aquí se incluyen, en primer lugar, las cinco ZEPAs designadas en La Rioja (las Sierras de la Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros; la Sierra de Alcarama y Valle del Alhama; los montes Obarenes-Sierra de Cantabria; las Peñas del Iregua, Leza y Jubera; y las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte y Peña Isasa).

También van a ser "zonas de protección" los lugares incluidos en el Plan de recuperación del águila-azor perdicera, especie catalogada en La Rioja como "en peligro de extinción": los Cortados de Quel y Autol y su entorno, los Cortados de Aradón y los Sotos de la Fresneda y Peñacasa.

Por último, la administración medioambiental riojana ha delimitado qué otros enclaves, al margen de los anteriores espacios, pueden considerarse como áreas prioritarias de reproducción, alimentación, dispersión y concentración de aves amenazadas. Se trata de algunas zonas agrarias con cultivos extensivos de cereal y barbechos de Murillo de Río Leza, Arnedo, El Villar de Arnedo, Pradejón, Tudelilla y Alfaro, que albergan poblaciones interesantes de aves esteparias, y que también resultan de importancia para las aves rapaces que las utilizan como área de dispersión al tener abundancia de alimento. También se añaden otro grupo de espacios formados por los principales sotos del río Ebro, importantes como lugar de reproducción e invernada de numerosas aves acuáticas, como el Soto de los Americanos y los Sotos del Ebro en Alfaro. En todos estos lugares, las nuevas líneas de alta tensión que se quieran instalar tendrán que cumplir los requisitos que establece el Real Decreto para minimizar los riesgos de mortalidad de aves por electrocución y colisión. En el resto del territorio riojano seguirá aplicándose la normativa autonómica sobre el tema, recogida en el Decreto 32/98 de 30 de abril.